Chadwick enfrenta un estrecho escenario ante acusación constitucional

Imagen de Andrés Chadwick. Ilustración: Luis Grañena.

Ilustración: Luis Grañena.

Acción se vota este jueves en la Cámara. Posible ausencia de diputados bajaría el quórum para aprobar libelo. Se han reforzado gestiones para conseguir votos.




Intensas gestiones encabezó este martes el jefe de bancada de la Democracia Cristiana, Gabriel Ascencio, para asegurar que la mayoría de sus 13 diputados aprueben este jueves, en la sala de la Cámara Baja, la acusación constitucional en contra del exministro del Interior Andrés Chadwick.

Como es usual, los votos de los democratacristianos serán clave para el desenlace de la acción que impulsa la centroizquierda en contra del exjefe de gabinete, libelo en que lo acusan de haber infringido la Constitución y las leyes; haber dejado estas sin ejecución al "omitir adoptar medidas para detener violaciones a los derechos humanos" y "haber comprometido gravemente el honor y la seguridad de la nación" en medio del conflicto social que vive el país desde el pasado 18 de octubre.

Y esos respaldos se han vuelto aún más cruciales en las últimas horas, luego de que se confirmaran inesperadas bajas de parlamentarios del sector para la sesión de sala en la que este jueves está previsto que se vote la acusación. Se trata de los diputados Fernando Meza (PR), quien se encuentra con licencia; de su par socialista Juan Santana, quien está con permiso especial por una situación familiar, y del independiente, quien ya había adelantado que votaría a favor y no podrá asistir, Pedro Velásquez.

Y si bien la ausencia de tres diputados opositores -a los que se sumaría la oficialista Aracely Leuquén (RN)- bajaría el quórum que se requiere para la aprobación del libelo, de 78 a 76 votos, también podría hacer más complejo a la centroizquierda asegurar los respaldos para que la acción avance hacia el Senado, configurando un escenario estrecho para el exjefe de gabinete.

Según un conteo realizado por este medio, la oposición contaría, hasta ahora y descontando a Meza, Santana y Velásquez, con 71 votos asegurados. En la DC, hasta la publicación de esta nota, eran seis los diputados que aseguraban que aprobarán el libelo: el mismo Ascencio, Gabriel Silber, Iván Flores, Víctor Torres, Joanna Pérez y Mario Venegas. Mientras que Matías Walker, Daniel Verdessi, Manuel Antonio Matta y José Miguel Ortiz sostuvieron que aún están en "reflexión", aunque fuentes de esa bancada señalaron que podrían inclinarse por aprobar. Más reacios a esa postura se encontraban este martes Miguel Ángel Calisto, Jorge Sabag y Pablo Lorenzini, quienes -según comentan en el partido- están evaluando entre abstenerse o derechamente rechazar.

A los seis votos decé se sumarían cinco radicales, siete PPD, nueve PC, tres FRVS, 17 PS, los 20 del Frente Amplio y los cuatro independientes -Pepe Auth, Patricio Rozas, Raúl Soto y Karim Bianchi-, mientras que René Saffirio y René Alinco sostuvieron que darán a conocer su posición solo el jueves en la sala.

Si esas cifras no varían, la centroizquierda debería asegurar, previo a la votación, cinco votos, los que -a juicio de varios parlamentarios del sector- podrían conseguirse entre los indecisos DC y Saffirio.

Pese al ajustado escenario que enfrentan, en la oposición sostienen que tras los últimos informes dados a conocer por organismos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch -en que se han constatado graves violaciones a los derechos humanos en el país- es casi imposible que el libelo fracase, al menos, en la Cámara de Diputados.

En ese contexto es que tanto autoridades del gobierno como el propio Chadwick -según confirmó el jefe de la bancada del Partido Radical, Alexis Sepúlveda- se han contactado con parlamentarios de la centroizquierda para evitar un resultado adverso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.