Convergencia Progresista presenta contrapropuesta de agenda social enfocada en nueva constitución y mejora de las pensiones

WhatsApp Image 2019-11-02 at 11.43.32

El bloque también insistió en poner fin a la reintegración tributaria, aumentar el sueldo mínimo y dar gratuidad de transporte público a los adultos mayores. El anuncio se realizó a un día de que venciera el plazo que el gobierno les dio el jueves pasado, para que enviaran sus ideas o modificaciones a las iniciativas impulsadas por el Ejecutivo.




Este sábado, en dependencias del ex Congreso Nacional, en Santiago, los partidos integrantes de Convergencia Progresista (PS, PPD y PR) dieron a conocer su contrapropuesta a la agenda social planteada por el gobierno.

Los timoneles de estos tres partidos, Álvaro Elizalde (PS), Heraldo Muñoz (PPD) y Carlos Maldonado (PR), realizaron el anuncio luego de que el pasado jueves acudieran a La Moneda a dialogar y escuchar las propuestas del Ejecutivo, las que consideraron como "insuficientes".

En esa cita, convocada y liderada por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, se les hizo entrega de una minuta de dos páginas con las medidas anunciadas por el Presidente Sebastián Piñera el pasado 22 de octubre, pidiéndoles que enviaran todas las ideas o modificaciones que tenían hasta este domingo.

Es así como este sábado Convergencia Progresista entregó una lista de siete propuestas que buscan entregar una solución rápida a parte de las demandas ciudadanas conocidas tras la crisis social que estalló en Chile a mediados de octubre.

Mejora de las pensiones, plebiscito para una nueva constitución, fijación de precios de medicamentos, salario mínimo, rebaja de dieta parlamentaria, transporte público gratuito para los adultos mayores y reforma tributaria son los siete principales ejes de la propuesta del bloque. 

"Tenemos contrapropuestas estructurales de cambio para Chile. Lo que el gobierno ha puesto sobre la mesa hasta ahora es insuficiente para dar cuenta de las protestas masivas de la ciudadanía. La agenda social del gobierno es insuficiente, tenemos que ir a lo fundamental", sostuvo Heraldo Muñoz. 

El timonel socialista, Álvaro Elizalde, agregó que "las propuestas que estamos formulando, son para una solución inmediata, que en alguna medida contribuya a mejorar la vida" y agregó que "aquí el gran obstáculo para que la crisis se resuelva con más democracia, está siendo el gobierno, que parece no entender la dimensión de lo que está pasando en el país".

Mientras que Carlos Maldonado, indicó que "el gobierno ha planteado una agenda social, no se ha abierto todavía a cambios políticos. El tema es que la agenda que ha planteado el gobierno es insuficiente, es timorata, es mezquina, uno no sabe si no han podido leer y entender lo que pide la ciudadanía y la profundidad del malestar ciudadano o están tratando de ganar tiempo".

Consultado el bloque respecto a si estas propuestas habían sido conversadas con la DC, Muñoz fue enfático en indicar que "no se le consultó a la DC, esta es una propuesta de estos tres partidos".

Las propuestas

Las propuestas específicas del bloque van apuntadas a ayudar a los adultos mayores y la clase media. Es así como proponen realizar un plebiscito para una nueva constitución. "Nos parece fundamental contar con una nueva constitución y que la ciudadanía se pronuncie, democráticamente. Queremos una salida democrática para la crisis que vive el país. Pero la constitución actual es un obstáculo", sostuvo Muñoz.

Mientras que Elizalde, complementó que "la gente se está expresando en las calles, la gente está manifestando su malestar, lo que corresponde, por tanto, es que se consulte a la ciudadanía, a través de un plebiscito para discutir respecto de una nueva constitución". 

En materia de pensiones el bloque plantea es separar el proyecto del gobierno y reajustar en un 50% el monto de las pensiones básicas solidarias y aumentar su cobertura al 80%. "Eso permite además, generar condiciones para que ninguna pensión en Chile esté bajo la línea de la pobreza", detalló el líder socialista.

Si bien durante la reunión con la oposición, el Ejecutivo se habría manifestado en contra de esta petición, según detallaron asistentes al encuentro, más tarde ese día la ministra del Trabajo, María José Zaldivar se abrió a analizar las propuestas de los partidos contrarios al gobierno.

Sobre la reforma tributaria, los líderes de estos tres partidos, insistieron en poner fin a la reintegración. En la reunión del jueves pasado, el gobierno se mostró abierto a revisar la medida. 

"En materia tributaria estamos proponiendo un impuesto al patrimonio de los más ricos, que contribuyan, que se metan la mano al bolsillo para efectos de financiar políticas sociales en beneficio de la clase media y los sectores más postergados. Y adicionalmente, la reintegración de tributos propuesta por el gobierno simplemente no puede ser aprobada, porque le baja los impuestos a los más ricos", dijo Elizalde.

A lo que el líder del PPD agregó que "la reintegración ya murió, y los 800 millones de dólares hay que dedicarlos justamente a estas nuevas prioridades sociales. Y tiene que haber un impuesto a los más ricos, a sus ingresos, al capital, también explorar impuestos al patrimonio de los más ricos".

Respecto del sueldo mínimo, Muñoz explicó que proponen "que debiéramos avanzar hacia no un ingreso mínimo garantizado, sino que un salario mínimo de $350 mil. No puede ser que la respuesta a la situación de los bajos salarios, sea simplemente que el Estado asuma la responsabilidad".

Se propone, además, que se fije el precio de los medicamentos, especialmente los más utilizados por los adultos mayores. Otra idea para este bloque etario es la gratuidad del transporte público. También, sugirieron una rebaja a la dieta parlamentaria, iniciativa que actualmente se tramita en el Congreso.

Comenta