Dirigentes UDI abren debate y plantean que Lavín y Matthei vayan a primaria de Chile Vamos

Timonel del partido, Jacqueline van Rysselberghe, había dicho que una elección previa entre ambos "sería un despropósito".




“Una primaria presidencial UDI sería un despropósito, hay que estar con quien tenga mejores opciones de ganar”. La frase de la líder gremialista, Jacqueline van Rysselberghe, dada ayer en una entrevista a La Tercera, abrió una discusión entre varios dirigentes de esa colectividad, considerando que el partido tiene a los alcaldes Joaquín Lavín y Evelyn Matthei como posibles candidatos a La Moneda.

En ese contexto, parlamentarios de la colectividad salieron, por un lado, a respaldar el criterio de Van Rysselberghe, mientras que otros cuestionaron que se adelantara una definición y plantearon, incluso, que se podría llevar a Lavín y a Matthei juntos a una primaria presidencial de Chile Vamos.

“Coincido en que una primaria podría terminar perjudicando o dividiendo en estos momentos a la UDI, cuando todo el mundo conoce y reconoce el liderazgo de Joaquín Lavín y las posibilidades que tiene de llegar a ser el próximo Presidente de Chile”, dijo el diputado Issa Kort, mientras que su par Juan Antonio Coloma sostuvo que “yo comparto que no tienen que haber preprimarias presidenciales al interior de la UDI, sino que nuestro abanderado tiene que definirse en las primarias de Chile Vamos, pero, en todo caso, nadie puede descartar que en esa primaria puedan competir tanto Joaquín Lavín como Evelyn Matthei”.

A esa idea se sumó el diputado Patricio Melero: “En un escenario de siete elecciones, sumar una primaria dentro de la UDI no tiene mucho sentido. Salvo que las opciones sean muy competitivas entre ellas y que sea difícil discernir por una encuesta u otro fórmula, prefiero que las opciones de la UDI vayan todas a la primaria presidencial de Chile Vamos”.

En la misma línea, el diputado Juan Manuel Fuenzalida -vicepresidente de la UDI- señaló que “la definición no es facultativa de la directiva, aquí hay un comité electoral y una comisión política que tienen que tomas las decisiones y hacer una propuesta al consejo general”. Y agregó: “Tenemos dos candidatos, Joaquín Lavín y Evelyn Matthei, con buenas posibilidades. Por lo tanto, el consejo general será el que tenga que decidir el mecanismo. Incluso, se podría llegar a la misma alternativa que utilizó RN en su oportunidad, que llevó a dos candidatos: el partido apoyó a Sebastián Piñera y también fue Manuel José Ossandón”. A su juicio, además, “lo primero es hablar con los dos candidatos para definir un mecanismo que permita seleccionar la mejor carta de la UDI, porque las opiniones de ellos son fundamentes y se les debe dar garantías a ambos”.

El senador Iván Moreira, en tanto, dijo que las declaraciones de Van Rysselberghe implican “ponerle una lápida anticipadamente a Matthei y a cualquier nuevo liderazgo” y que “la presidenta debe darle garantías a todos sin subestimar a nadie”. Así, recalcó que “yo no descartaría una primaria a priori” y que “bajo ninguna circunstancia las primarias son un despropósito, dado que nos tocó esperar décadas para un militante, un voto, en las elecciones internas de la UDI”.

Otra cosa planteó la jefa de la bancada de diputados del partido, María José Hoffmann, aspirante de la disidencia a Van Rysselberghe a la presidencia de la UDI en las elecciones internas de fin de año. “Es un error poner el énfasis en el mecanismo. Lo relevante es que la UDI tiene dos liderazgos y debe llevar al mejor de ellos a competir a primarias de Chile Vamos”, dijo, mientras que el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, advirtió: “Primarias o no primarias no es el tema. Más que el cómo, lo que importa es el para qué. Nadie ha dicho por qué quiere ser Presidente o Presidenta. Un tercer gobierno por walk over y sin convicciones sería fatal”.

Al debate también se sumó la exministra Isabel Plá, quien sostuvo que “no debe descartarse ningún mecanismo para definir la carta presidencial del partido” y que “si bien las primarias pueden generar tensión interna, la experiencia muestra ventajas: movilizan a las bases y al electorado, permiten articular equipos programáticos y despliegue territorial tempranamente, y son un espacio de participación cada vez más valorado por la ciudadanía y por el electorado de centroderecha”.

Según la exsecretaria de Estado, "puede ser una primaria con militantes o una gran convención a la que se sumen independientes, o puede definirse una gran primaria de Chile Vamos en la que participen los candidatos mejor posicionados, tal como fue la primaria de 2017”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.