Francisco Huenchumilla, senador DC: “Sería un suicidio político que la DC vaya con candidato propio a la primera vuelta”

FRANCISCO HUENCHUMILLA

Advierte que el escenario de 2017 demostró que sin coalición su partido no va a “llegar a ninguna parte”. Además, asegura que Jadue no sería “capaz de generar un acuerdo transversal de la centroizquierda”.




Una carta solicitándole ser el candidato presidencial de su partido recibió la semana pasada el senador de la DC, Francisco Huenchumilla. “Reconozco que tengo muchas peticiones, pero camino sereno por la vida”, dice el legislador, respecto de la misiva que le enviaron sus correligionarios de la región de La Araucanía. Sin embargo, el democratacristiano es cuidadoso con sus palabras y asegura que, si bien no es candidato “en este minuto”, no sabe “qué puede pasar en el futuro”.

Así, en esta entrevista, el senador -quien ha estado recluido en su casa cerca de Temuco durante la pandemia- señala que aunque aún existan matices y situaciones a resolver, la oposición tiene la posibilidad de lograr acercarse y buscar entendimientos conjuntos, incluso mirando a la carrera presidencial de 2021.

¿Qué falta para que la oposición alcance la unidad?

Tenemos que pasar de lo subjetivo, del deseo de tener unidad, a objetivar el proceso. Eso es tener un diagnóstico común respecto del sentido y significado del estallido social y de la pandemia. Después de eso entrar a aspectos ya más operativos como son los electorales y la elección presidencial.

¿Y en qué ha fallado la ex Nueva Mayoría?

La ex NM salió un poquito traumada de su paso por el gobierno. Primero tuvo los problemas de gestión política, desavenencias al interior de la coalición y con un programa que no fue debidamente respaldado. Después, el haber perdido nuevamente con la derecha y haberle entregado el poder. Le ha costado recuperarse de eso.

En muchas ocasiones se ha apuntado a la dirección de la DC como los responsables de la situación actual de la oposición. ¿Deben cambiar su línea para que haya unidad en la oposición?

La DC tuvo una estrategia equívoca hasta antes del estallido social, en la medida que te acercas a la derecha y al gobierno. Eso no da certeza al resto de la oposición, al país y ni al interior de la propia DC. Después del estallido la dirección hizo algunas correcciones y hoy está tratando de recuperar el tiempo perdido en orden a colocar sintonía con el proyecto de centroizquierda. Pero la DC tiene otro problema, que es aceptar la realidad de que ya no es el partido grande que fue en el pasado. Eso no se va a resolver mediante unas elecciones internas, sino que tiene que colocarse todo en orden para salvar al partido.

¿En qué sentido?

Durante 50 años la DC fue el principal partido de Chile, pero eso corresponde a un escenario distinto. Hoy somos un partido más bien chico y sin una coalición no vamos a llegar a ninguna parte, como quedó demostrado con el camino propio que se siguió en 2017. Eso es lo que hay que aceptar.

¿Sería un error, entonces, que la DC vaya directo a la primera vuelta en 2021?

Sería un suicidio político que la DC vaya con candidato propio a la primera vuelta. Absolutamente.

Pero la oposición igual los critica, a pesar de este giro. El Frente Amplio, por ejemplo, aún tiene aprensiones de una posible unidad. ¿Son justas esas dudas?

La confianza es una cuestión central en la vida, en la casa. Cuando la rompes por una estrategia equívoca, te cuesta recuperarla. Es natural que muchos duden de eso. La DC tiene que demostrar que tiene un diseño distinto.

¿Son justificadas, entonces?

Es comprensible por la estrategia equivocada que tuvo la DC antes del estallido.

Desde hace un tiempo el FA se empezó a abrir a conversar con la ex NM. ¿La DC debe hacer lo mismo con ellos?

Entiendo que la DC está haciendo ese giro, me parece bien. En consecuencia, noto un cambio de estilo. Me parece bien que se logre conversar y buscar propósitos comunes.

¿Ve factible primarias presidenciales de toda la oposición?

Eso no es fácil porque confluyen muchas cosas. Entiendo que el FA quiera tener su propio perfilamiento, porque es una fuerza nueva. Lo importante, si no se logra la unidad, sería que pudiera haber acuerdo para la segunda vuelta. En la primera vuelta va a ser difícil tener la convergencia en un solo candidato.

En el escenario presidencial ya se está posicionando a Daniel Jadue y Beatriz Sánchez. ¿Le preocupa la falta de liderazgos en la ex NM?

Preocupado no, porque no salgo de la serenidad con la que veo los procesos políticos. Efectivamente hoy no tenemos un liderazgo claro como tuvimos con la Presidenta Bachelet o Lagos, pero en definitiva en la recta final surge el liderazgo y ahí el problema se arregla. Debe haber alguien debajo de la alfombra esperando su momento.

¿Lo deben decidir pronto?

No hay que adelantarse. Son muchos los que se adelantaron y hoy no están en carrera.

¿Y usted, es un candidato “debajo de la alfombra”? En su partido varios le han pedido...

No estoy siendo candidato presidencial. No ando detrás de eso y, por lo tanto, no está en mi proyecto personal. Reconozco que tengo muchas peticiones dentro del partido, pero camino sereno por la vida. No me pone nervioso esa posibilidad.

¿No lo ha pensado?

No, no. No está en mis planes. Hay que resolver por ahí por marzo eso.

¿Lo descarta?

Algunos ya me nombran como precandidato y andan con cartas y cosas de apoyo. Hay otros liderazgos en la DC. No soy candidato en este minuto, pero no sé qué puede pasar en el futuro.

¿Y cómo ve usted la irrupción de Jadue?

Daniel es un buen representante del PC, él es un buen candidato para ese sector, pero no es fácil la tarea que tiene, porque la oposición es mucho más amplia que eso.

Algunos dicen que tensiona a la oposición. ¿Lo comparte?

No creo que tensione, él tiene perfectamente derecho a ser candidato. Pero no creo que él sea capaz, en el Chile de hoy, de generar un acuerdo transversal en la centroizquierda.

¿Estaría dispuesto a apoyarlo?

No puedo opinar sobre escenarios hipotéticos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.