Fuad Chahin, presidente de la DC: “El Presidente Piñera hoy está rehén de la UDI”

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin.

El exdiputado y líder DC señala que es el gremialismo el que sostiene al subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, y acusa que La Moneda dinamitó la relación con su partido al nominar al médico en el Minsal.


“No queremos doblarle la mano al gobierno”, sostiene el presidente de la DC, Fuad Chahin, quien encabeza la ofensiva de su partido para remover al subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, que -según reafirma- ocultó información sobre la autopsia realizada al expresidente Eduardo Frei Montalva. Sin embargo, con el mismo ímpetu, advierte que la mantención del subsecretario implicará un “antes y un después” en la relación con el gobierno.

¿Cómo toma la defensa del gobierno a Castillo?

Nos parece incomprensible. Este no es un tema entre el gobierno y la DC o la oposición. Esto dice relación con ciertos estándares mínimos que debemos autoexigirnos como sociedad respecto de la integridad y la probidad de las autoridades públicas. No es aceptable que pueda ejercer un cargo como subsecretario alguien que ordenó ocultar información en el marco de una investigación respecto del homicidio de un Presidente de la República.

¿Qué acciones tomarán?

La disposición que ha demostrado la DC, a tener una oposición crítica, pero propositiva, es evidente que va a cambiar. Esto marca un antes y un después. Desde el punto de vista político es una enorme torpeza mantener al subsecretario y dinamitar una política que permitía en algunas áreas ir generando puntos de entendimiento entre gobierno y oposición a través del rol que podía jugar la DC. Lo que hace el gobierno es contribuir a un clima de polarización que no es bueno para nadie y la responsabilidad la tiene el gobierno al haber nombrado a Castillo y mantenerlo en el cargo.

¿En qué medidas concretas se va a traducir esta posición de la DC?

No las voy a anticipar. Los propios diputados y senadores sé que están elaborando algunas propuestas, algunas alternativas que conversaremos en el consejo nacional, las discutiremos ahí y las resolveremos como corresponde. Lo vamos a conversar en la mesa y en el consejo nacional (de mañana). Ahí vamos a definir medidas concretas. Lo que podemos anticipar es que es evidente que hay un antes y un después. No podemos seguir relacionándonos con el gobierno como si nada hubiese pasado a partir de esta afrenta, de este agravio, que ha generado el gobierno no solo con la familia de Eduardo Frei Montalva, sino que con la DC y la historia democrática republicana de nuestro país

¿El gobierno está dinamitando la relación con la DC?

He sido uno de los que han promovido tener un rol como DC con un sello propio en la oposición. Un rol que critica lo que hay que criticar, que fiscaliza, pero que siempre tenga una disposición al diálogo, y creo que esa oposición, que de alguna manera estaba siendo la mayoritaria, queda puesta en cuestión por lo de Castillo. El gobierno tiene en sus manos corregirlo (…). Creo que el gobierno le ha faltado el respeto a la DC y a la figura más relevante de la historia de nuestro partido, del expresidente Eduardo Frei Montalva.

¿Los votos de la DC ya no van a estar disponibles para algunos proyectos?

Lo que puedo anticipar es que el estado de ánimo y la disposición es totalmente distinta, porque se pierden las confianzas y creo que eso es fundamental para poder tener un diálogo constructivo desde roles distintos, nosotros desde la oposición y el gobierno desde el Ejecutivo. No queremos doblarle la mano al gobierno, simplemente queremos que se dé una señal clara en esta materia de la importancia que tienen los DD.HH., la importancia de fijar mínimos estándares de conducta a los funcionarios de gobierno y también el respeto no solo a la memoria de Frei Montalva. sino que a todas las víctimas de las violaciones a los DD.HH.

¿Hay una obstinación por parte del Presidente Piñera por mantener a Luis Castillo? ¿Es él el responsable de esta situación?

El Presidente Piñera hoy día está rehén de la UDI. La UDI lo que ha hecho es sostener a Castillo. Basta revisar el expediente de la causa del expresidente Frei y está claro, no es un hecho discutible: Castillo ordenó que se ocultara la información.

El Hospital Clínico de la Universidad Católica también respaldó a Luis Castillo. ¿Qué le pareció?

Tal como lo denunció el propio expresidente Frei, lo dijo al momento de declarar, la Universidad Católica está absolutamente en deuda. Durante todos estos años ha guardado un silencio cómplice, nunca colaboró, nunca entregó información. Aquí hay dos instituciones que están en deuda con la sociedad chilena y con la verdad, que son el Ejército y la Universidad Católica, que a través de su Hospital Clínico negó siempre la existencia de información.

En medio de la ofensiva de la DC por lo de Castillo, usted no logró alinear los votos de la bancada por salario mínimo. ¿Fue un error de los diputados votar a favor de la propuesta del gobierno?

Así lo dije: para algunos primó el que habían participado de las conversaciones previas con el gobierno. No hay hoy día mayor discrepancia respecto de aquello, es algo que está conversado con los parlamentarios, es una etapa superada.

Pero en una conversación privada usted calificó el hecho como una vergüenza.

Tal como lo he dicho, esa fue una conversación privada que lamentablemente apareció en los medios. No me voy a referir a conversaciones privadas, sí creo que es un tema que está y creo que la posición que hemos marcado como mesa ha tenido todo el respaldo de nuestro consejo nacional y de nuestra militancia.

En su primera entrevista como timonel, usted dijo que no se iba a sentar a conversar ni con el PC ni con el FA. ¿Mantiene esa línea?

Lo que hemos dicho es que no vamos a hablar de política de alianzas, este no es el momento. Lo importante es ver cómo cada uno de los partidos desarrolla una estrategia de posicionamiento político, electoral. Estamos preocupados de poder avanzar en inteligencia electoral, en la elaboración de contenidos. El diálogo va a seguir siendo bilateral, programático, sin complejos. Vamos a seguir conversando con los demás partidos para ver cómo desde la oposición vamos siendo capaces de ir planteando temas. Hay una agenda programática que vamos a ir sosteniendo desde la DC.

En esa línea, y considerando sus divergencias en materia de DD.HH., ¿qué le pareció el apoyo del PC por lo de Castillo?

Valoramos el apoyo de toda la oposición. Es una manera de dar cuenta de que cuando hay temas que nos unen, no hay complejos. A mí me gustaría que desde Chile Vamos, que son tan rápidos en reaccionar cuando se trata de Venezuela, Nicaragua o Cuba, y que los hemos acompañado en muchas ocasiones en esa materia, que no tengan un doble estándar. Los invitaría a que en esta materia sean capaces de solidarizar con la familia del Presidente asesinado, con el tema de los DD.HH., y dejen de brindarle apoyo a Luis Castillo. Fue el silencio de Castillo el que permitió que se mantuviese oculta durante mucho tiempo la autopsia, que es un elemento muy importante en el marco de la investigación, por eso es que aquí la señal tiene que ser muy clara y quiero invitar, sobre todo a Evópoli, a RN, al PRI, a que manifiesten su posición. Sabemos que la UDI en esta materia ha sido el guardián de los violadores de los DD.HH., pero el resto de los partidos me gustaría que dejaran de guardar silencio.

Partidos de oposición, como el PPD, han tomando distancia de la segunda vuelta municipal que ustedes proponen. ¿Cómo lo toma?

Tenemos que volver a conversar. Aquí no podemos seguir haciendo política ni con la calculadora ni con presiones corporativas. Siento que algunos alcaldes están muy preocupados y quisieran incluso, en lo posible, no tener competencia. Eso debilita la democracia y la participación. Los acuerdos copulares son un profundo error, no solo inconvenientes del punto de vista de que limita la participación, sino que, además, son ineficaces. Todos sabemos que los partidos, que muchas veces hablan de primarias a la hora de sentarse a conversar, las bloquean porque existe todavía el derecho a veto de cada presidente del partido para realizar o no primarias en una comuna, y eso ha sido una dificultad enorme a la hora de poder construir acuerdos. Entonces, si no quieren segunda vuelta, que la primaria sea universal y obligatoria y no que cada partido tenga que firmar si se realizan o no primarias en determinada comuna. Creo que esas son las dos alternativas que permitirían de alguna manera enfrentar de mejor forma la elección municipal.

¿Cómo sería en específico el criterio que usted pide en caso de que se dieran las primarias?

Hoy día tienen que firmar todos los presidentes que en esa comuna va a haber primarias legales, entonces en la práctica hay un derecho a veto, porque en las mesas de negociación (los partidos) dicen no acepto primarias, no firmo, y si no firma un partido no hay primarias. Por eso, que existiendo un pacto electoral, que tenga que haber primarias en todas las comunas para definir y que se inscriban todos los candidatos que quieran, y no dependa de la unanimidad de los partidos ver si se realizan primarias en una comuna.

¿El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, es uno de los que plantean que la mejor alternativa son las primarias ciudadanas.

Todas las primarias son ciudadanas, es una redundancia. A mí me parece que siempre es mejor la primera vuelta, porque sobre todo se genera una distorsión en las pequeñas comunas, cuando un solo bloque tiene primarias y el otro no, la tentación de influir en las primarias del otro es muy grande, y en comunas pequeñas, cien votos pueden marcar una diferencia, ese es el problema, y por eso que lo mejor es que la primera vuelta sea la gran primaria, eso es lo más democrático, lo más limpio, lo menos cuestionable, lo que promueve más la participación. Yo sigo creyendo que la primera vuelta es lejos la mejor alternativa, lo que pasa es que muchas veces los incumbentes le tienen miedo a esa posición, porque eso lo que hace es estimular que se potencien nuevos liderazgos.

#Tags


Seguir leyendo