Gobierno alista nuevas ayudas en medio de presión por retiro de fondos de AFP

El 21 de junio Piñera promulgó el IFE. En oposición y oficialismo advierten que falta por ayudar a clases medias. Foto: AgenciaUno/Archivo

Ministro de Desarrollo Social informó ayer que dar créditos blandos es una de las alternativas. Idea es compartida en el oficialismo, pero en la oposición advierten que solución no debe ser endeudar a la clase media.




A una semana de que el Presidente Sebastián Piñera promulgara el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia, y en medio de las presiones de sectores de la oposición y el oficialismo por permitir el retiro anticipado de fondos de pensiones como una forma de enfrentar los efectos económicos de la pandemia, el ministro de Desarrollo Social, Cristián Monckeberg, informó hoy que el gobierno está preparando nuevas medidas para sectores de clase media que no han accedido a beneficios del Estado.

“El Presidente nos lo ha encargado y es lo que estamos haciendo. Vamos a tener una respuesta”, dijo Monckeberg entrevistado en T13.

Reiterando que para el gobierno la solución no pasa por el retiro de algún porcentaje de los ahorros previsionales (como el 10% planteado por el presidente de RN, Mario Desbordes), el secretario de Estado mencionó entre las opciones que se están estudiando un crédito blando y medidas para proteger las viviendas.

Monckeberg agregó que el gobierno está consciente de la premura del tiempo y destacó que en lo inmediato ya se encuentran trabajando en un mapeo de los sectores de clase media que se están viendo necesitados de ayuda.

“Se está haciendo una radiografía para ver (la situación), porque efectivamente hay familias a las que no les está llegando una ayuda del Estado (...); alternativas hay, no vamos a dejar sola a la gente”, dijo Monckeberg.

En La Moneda afirman que el Presidente Sebastián Piñera espera poder realizar un anuncio en los próximos días con nuevas medidas, ahora focalizadas en aquellos grupos de la población que no están recibiendo ayudas.

De hecho, en el gobierno aseguran que el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, ya está trabajando en una propuesta. Y que, dentro de las alternativas, se está pensando en créditos otorgados por el BancoEstado u otra entidad financiera con bajas tasas y con periodos de gracia.

Cualquiera sea el diseño final, en el Ejecutivo recalcan que la medida que se adopte deberá ajustarse al marco de gasto de 12 mil millones de dólares acordado con partidos de la oposición para el plan de emergencia.

Contener ofensivas

La apertura del gobierno a entregar nuevas ayudas económicas y, dentro de ellas, la opción de créditos blandos, entra en sintonía con propuestas que esta semana han hecho varias figuras y dirigentes de Chile Vamos. El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), por ejemplo, también planteó la opción de préstamos, y el propio timonel de RN se ha abierto a esa solución.

De hecho, el sábado, Desbordes sostuvo conversaciones con Monckeberg y el titular del Interior, Gonzalo Blumel, sobre esta materia. Y, hoy por la tarde, la bancada de esa colectividad acordó proponer un crédito sin interés, otorgado por el BancoEstado, pagadero en 48 cuotas y con periodos de gracia, entre otras fórmulas, para ayudar a la clase media.

“Junto con pedirle al gobierno que se abriera a la idea de estudiar el retiro de una parte de los fondos de pensiones, le pedí que se buscara alguna otra alternativa para ir en ayuda de la clase media. Una opción que he planteado pública y privadamente es un crédito en condiciones especiales desde el BancoEstado a las familias”, afirmó hoy Desbordes.

En el gobierno, en ese sentido, destacan que Monckeberg ha sostenido conversaciones con Desbordes con miras a que se vaya quedando atrás la propuesta de retirar el 10% de los ahorros previsionales, una alternativa que genera divisiones en la coalición oficialista.

Oposición con reparos

La opción de otorgar créditos blandos, sin embargo, no fue bien recibida en la oposición, donde prefieren transferencias directas.

El presidente del PS, Álvaro Elizalde, indicó que “no es una buena solución para familias que han perdido sus ingresos, porque simplemente no van a poder pagarlos. Tiene más sentido ampliar la cobertura del Ingreso Familiar de Emergencia”.

En la misma línea se manifestó el senador Felipe Harboe (PPD), quien sostuvo que “seguir endeudando a la clase media no es el camino”, mientras que el presidente de la DC, Fuad Chahin, señaló que habría que ver las condiciones del préstamo y quiénes califican para acceder a él, porque puede terminar siendo un “salvavidas de plomo”.

Comenta