Jorge Burgos: “Mi decisión es incorporarme a Amarillos; la DC tendrá que buscar su ubicación en el mapa político”

Jorge-Burgos_RC_3059_pr-352049-1.jpg

El exministro del Interior y Defensa de Michelle Bachelet aborda su decisión de fichar por Amarillos x Chile -movimiento que estuvo por el Rechazo en el plebiscito y que este viernes firmará la escritura para constituirse en partido político-, y explica por qué no volvió a militar a la DC, colectividad que dejó en 2019.


En 2019, el exministro Jorge Burgos renunció al Partido Demócrata Cristiano (DC) para poder ingresar al Tricel. Según cuenta, a mediados de 2020 intentó reingresar al partido de forma online, pero -probablemente por responsabilidad de él, aclara- no quedó registrada su reincorporación. Por lo mismo, no tiene ningún impedimento para firmar la escritura de constitución de Amarillos x Chile como partido político. Eso hará, junto a otras 99 personas, a las 17 horas de este viernes, en el Hotel Neruda, en el centro de Santiago.

¿Qué lo hizo tomar la decisión de apostar por Amarillos?

Me integré desde el mismo día de su creación. Debo estar entre las personas que firmamos la carta original, porque creo que era -y es- un espacio importante para los efectos de entrar al tema constitucional y dar una señal de que para rechazar (en el plebiscito) no había que ser de derecha o centroderecha. Se podía ser de centro o centroizquierda. Ahí Amarillos jugó un rol importante. Cuando me comentaron que había una idea preliminar de pasar de un movimiento a un partido político, fijado en el centro-centroizquierda, a mí me pareció que era un buen lugar donde incorporarse a una actividad política más activa. Es un espacio para personas con pensamiento de centro, reformistas, con elementos que tienen que ver con la visión social cristiana y demócrata de la sociedad. Tiene que ver con elementos como la prudencia y la moderación en ese proceso ineludible de reformas, pero cuidando también la economía. Creo que hay un buen espacio. La DC, y sus conductores, ha elegido otro. Puede ser legítimo, pero no es el camino que a mí me representa.

¿No evaluaría sumarse al proyecto que planean algunos parlamentarios de la DC? Este jueves tuvieron una reunión con Carlos Maldonado para impulsar lo que podría ser un partido propio.

Mi decisión tomada es incorporarme al movimiento que nace de Amarillos. Personas de centro y centroizquierda descontentas de las conducciones de los partidos va a haber muchas. En consecuencia, si esto va a establecerse, me parece que es una buena noticia. Más adelante podemos converger en una cosa común.

¿Cómo ve el estado de reflexión en que están los senadores Rincón y Walker? De alguna forma, este podría ser el puntapié final del partido y la crisis que vive.

Me parece que es un discernimiento respetable. En su momento, lo hice con respecto a la decisión que tomé, aunque el mío es un discernimiento de menos importancia, porque yo soy un ciudadano de a pie, no tengo ninguna atribución ni responsabilidad. Pero, en el caso de los senadores, creo que es muy respetable, creo que responde a una realidad, donde la DC, su conducción, ha optado por un derrotero complejo, que es la gran causa de estas situaciones que estamos viviendo. Se me ocurre que deben presentarse los mismo dilemas de algunos que tomamos este camino. Dejar el partido no es fácil. Una parte importante de mis amigos y amigas de la vida, en más de 40 años de militancia, son de la DC. Espero seguir siendo amigo de ellos.

Si esto se transforma en una tendencia y los militantes decé que estuvieron por el Rechazo escapan del partido, ¿qué futuro le ve a la decé?

Ahí la DC tendrá que buscar su ubicación en el mapa político, aún más consignado hacia la izquierda. Yo me voy de la DC, pero en general le tengo cariño y respeto. Recibí muchos honores de la DC, probablemente recibí más de lo que di. Más allá de mi decisión, yo no le deseo el mal a la DC jamás.

¿Pero ve que el escape de algunas de sus figuras sea un puntapié final?

Yo lo veo muy complejo para la DC, muy complejo.

¿Cómo ve que dentro de la declaración de principios de Amarillos se quiera dar continuación a lo que fue la Concertación? ¿Es algo que le resulta cómodo?

A mí me parece muy atractivo. Yo nadé contracorriente estos últimos dos años, diciendo que la Concertación corresponde en muchos aspectos a la mejor época de la República, en materias económicas, culturales, en fin. Yo nadaba contracorriente, pero me parece que ahora empieza a haber más nadadores a contracorriente. Bienvenidos, porque pasó mucho tiempo en que hubo silencios inadmisibles respecto del significado de los 30 años. Me parece muy bien que en los principios se reivindique una obra política de magnitud.

¿Lamenta que la centroizquierda no haya podido conformar algo más unitario, que incorpore a todos los actores del sector que estuvieron por el Rechazo?

Yo creo que este es un primer paso y es un esquema que está abierto. Así lo leo. Es una invitación amplia al mundo de gente simpatizante de la DC, militantes de la DC, a gente que venga de los otros partidos que ha representado la centroizquierda, al movimiento que condujo Felipe Harboe, la Javiera Parada. Creo que la invitación es no solo a participar, sino que a tener responsabilidades importantes, está abierta. Creo que sería muy bueno. Y si no es ahora, será en el corto plazo, porque yo creo que este país necesita una alternativa de este mundo, del mundo del centro y la centroizquierda. Que no sobre nadie.

Dentro de Amarillos lo mencionan como una posible carta para integrar la directiva del partido. ¿Lo han conversado con usted?

No, primera noticia que tengo. Sinceramente, creo que hay que renovar las caras. Y no solo en edad, sino que de personas que no necesariamente vengan del mundo de la política. Yo estoy dispuesto a colaborar en un segundo o tercer plano, pero ojalá que la conducción esté en manos de personas que reflejen novedad. Yo tengo 65 años y llevo 45 en la política. De renovación tengo poco.

¿Quiénes más de la DC podían sumarse a Amarillos?

Yo me he dedicado a tomar mi decisión, pero no he gastado un minuto en tratar de convencer a otros democratacristianos. Esas son decisiones personales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.