Mario Desbordes: "Felipe Kast se paralizó en esta crisis y no entendía lo que pasaba"

El presidente de Renovación Nacional (RN), Mario Desbordes.

El presidente de Renovación Nacional (RN), Mario Desbordes.

El presidente de Renovación Nacional reaccionó molesto frente a unas declaraciones que efectuó el senador en entrevista con La Tercera, donde sostuvo que Evópoli ha tenido un rol "menos mediático y de mayor responsabilidad" en la crisis por su complicidad con el gobierno. "Me encantaría que diga lo que dijo los primeros días de la crisis (...) que diga yo no estaba de acuerdo en tocar la reforma tributaria", que "quería mantener la integración de las grandes empresas", replicó Desbordes.




Con molestia recibió el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, las declaraciones que realizó la semana pasada el senador y rostro presidencial de Evópoli, Felipe Kast, en una entrevista con La Tercera.

Ese día, y consultado por este medio por el "pefil más" bajo que ha tenido Evópoli en los diálogos políticos durante la crisis social, a diferencia de partidos como RN, Kast aseguró: "nos ha tocado jugar un rol menos mediático y de mayor responsabilidad por la complicidad que sentimos con nuestros ministros y con el gobierno. Nuestro rol como partido ha sido darle sustento al gobierno y viabilizar que esos acuerdos puedan llegar a puerto. Le agradezco a todos los parlamentarios de Evópoli; ninguno de ellos ha estado preocupado de los medios de comunicación, de sacar algún rédito político; tampoco los ministros, sino que han estado 100% abocados a colaborar para que nuestro país salga adelante. Eso habla de un partido que, en los momentos más complejos, ha estado a la altura y no mirando la calculadora electoral, sino mirando la responsabilidad que tiene sobre sus hombros".

Durante la entrevista, además, planteó que "es refácil ser leal cuando un Presidente tiene el 50% de aprobación; es bastante más difícil mantener esa lealtad cuando un Presidente tiene un 10%. Y no se trata solamente de una persona, se trata de la institucionalidad del Presidente de la República".

Desbordes, que ha sido reconocido transversalmente por su rol político tras el estallido social, no ocultó su malestar.

Consultado en Vía X por los dichos de Kast aseguró: "él dice este fin de semana en una entrevista, y le preguntan por lo que yo he hecho, y por lo que ha hecho Renovación, y él dice, de manera oblicua,... porque siempre son los ataques medio... yo estaba acostumbrado a que si pego un charchazo lo pego de frente, pero bueno. Mire es que Evópoli ha tenido la carga de ser partido de gobierno y hemos sido leales y no hay que dejar al gobierno solo en este minuto. Claro, la lealtad para nosotros es decirle las cosas al gobierno. Es un Presidente al que apoyo mucho y ha hecho grandes esfuerzos por salida de la crisis. Eso es ser leal".

En esa línea, Desbordes apuntó nuevamente al senador asegurando que "me encantaría que diga lo que dijo los primeros días de la crisis, que sea... que diga la firme, que cada uno se haga responsable de qué consejos le dio al Presidente de la República (...) Por último diga mire, yo no estaba de acuerdo en tocar la reforma tributaria, yo quería mantener la integración de las grandes empresas, yo dije en reuniones no toquemos la reforma previsional todavía, esperemos unas seis semanas. Que digan eso".

Minutos antes, mientras abordaba en el programa Stock Disponible su percepción de la crisis, Desbordes había aludido ya a Kast.

"El otro día le leí a alguno, no lo dicen derechamente... Felipe Kast, que ha sido de los que se paralizó en esta crisis y no entendía lo que pasaba. Yo entiendo que tengan una posición política o en lo económico que sean muy cercanos a lo que plantea Libertad y Desarrollo, está bien, es legítimo. Pero los que hemos planteado oye este modelo tiene problemas graves, que hay que corregirlo, cambiarlo, hemos planteado esto de manera muy leal, nos dice: es que nosotros hemos sido leales con el gobierno porque nos hemos quedado callados. No, lo que pasa es que algunos del día uno decían no hagamos nada. No movamos la reforma tributaria, no hagamos reforma a las pensiones, discutamos las pensiones más adelante; esperemos dos meses decía el mismo Felipe. Entonces uno dice: de qué 'estay' hablando, si no tienes dos meses, ni mes y medio, ni cuatro semanas, entonces a mí me molesta un poco", señaló.

Inmediatamente el diputado agregó: "me encantaría que desclasifiquemos lo que cada uno decía en las reuniones del 19 de octubre y quizás en las de septiembre. Para que no digamos mira la verdad es que en septiembre esta persona legítimamente no tenía por qué saber, no convive con gente que tiene problemas de pensión, no convive con gente que tiene problemas en su plan de salud, no convive con gente que está en Fonasa, o que va al Compin y lo pasa mal. Está bien, perfecto, pero del 19 de octubre para adelante en las reuniones me encantaría que desclasifiquemos lo que se habló, lo que cada uno propuso, porque en RN al menos hemos venido diciendo lo mismo desde el día uno".

El presidente de Renovación -quien aseguró que RN ha sido "el partido conectado más con la ciudadanía"- también planteó que en el sector de Kast "no han podido distinguir, separar, los dos millones de personas pacíficas que marcharon por todo Chile de los tres mil, cuatro mil violentos. No lo han podido separar, no han sido capaces de distinguir una cosa de la otra".

Con todo, sostuvo que no ve un problema de conducción de su par de Evópoli, Hernán Larraín Matte, de quien reconoció que "ha estado más cercano a las posiciones mías, pero no ha sido fácil".

"Lote" de José Antonio Kast: "Si son tan gallitos vamos a elecciones todos, compitamos"

Durante la casi media hora de programa, Desbordes también abordó su percepción de la crisis y lo que ha implicado en términos personales, graficando la "polarización" que ha visto estas semanas y las acusaciones que ha recibido desde la izquierda y la derecha por su rol en la búsqueda de acuerdos.

"Ha sido duro porque tenemos en mi sector un grupo que no quisiera hacer ningún cambio, otros que se quedaron medio paralizados. En la oposición, gente también que no quiere mover nada, (que dice) si no me dan todo no estoy dispuesto a llegar a acuerdo. Ha costado mucho mover esto, hemos reaccionado lento. Lo que en principio pudo haber permitido una buena salida en serio de esta crisis, acogiendo unas dos o tres peticiones más sentidas de la gente, hoy día yo no sé si alcanzan para salir de la crisis, no tengo claro de que alcancen. Entonces, da un poco de frustración, molestia. Por Dios que cuesta que se muevan algunos", dijo, agregando más adelante que "si no hacemos los cambios ahora, nosotros, en seis, siete meses más, va a haber dos millones de personas de nuevo en la calle".

Relató luego que "(para los) de mi lado, los de más a la derecha, uno es traidor, se vendió al marxismo internacional mundial, soy trotskista, leninista, maoísta y no sé cuántos 'istas' más. Para el lote de ahí de José Antonio Kast y compañía, que obviamente quisieran mantener la Constitución como está, y es legítimo, yo no tengo problema. Lo que me complica a mí es por qué lo hacen siempre amenazando al otro, acusando al otro, le tienen un susto tremendo a las elecciones. Si son tan gallitos, bueno: vamos a elecciones todos, compitamos". Para la izquierda más dura también. Uno es el defensor del fascismo, de los Carabineros, entonces los extremos a mí ya me tienen agotado. Twitter ni lo miro, evito mirarlo". 

Comenta