Compagnon dice que fue "caricaturizada como la mala de la película" y afirma que Peñailillo no fue "leal" con Bachelet

compagnon

Imagen: TVN

En el programa Llegó tu hora, de TVN, la nuera de Michelle Bachelet dio su primera entrevista televisiva desde que estallara el caso Caval. Al ser consultada sobre cómo se encuentra su relación con la expresidenta y su círculo familiar, no quiso entrar en detalles; sin embargo, indicó que "estamos como cualquier familia que tiene una tremenda crisis, un tsunami, que obviamente te golpea".




"Como un tsunami". Así tildó Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Bachelet, todo lo que ocurrió tras el inicio del caso Caval.

En el programa Llegó tu hora, de TVN, la esposa de Sebastián Dávalos dio su primera entrevista televisiva, a más de cuatro años y medio de que se desencadenara la gran crisis del segundo gobierno de su suegra, Michelle Bachelet.

"Te agarra la ola, te da vuelta, te lleva al fondo, te tira para arriba de nuevo, arrasa con todo, con tus relaciones personales, con tus amistades, con tu familia, y cuando va en retirada, es muy poquito lo que queda. Tienes que empezar a reconstruir, a buscar el cómo va a seguir tu vida", afirmó Compagnon al inicio del espacio.

Al ser consultada por cómo están ahora las relaciones tanto con la expresidenta como con su círculo en general, dijo que "estamos como cualquier familia que tiene una tremenda crisis, un tsunami, que obviamente te golpea. Pero aquí lo fundamental es que somos una familia y lo importante son los niños, y todos jugamos para que los niños estén lo mejor posible".

Más adelante, al ser requerida nuevamente por su actual relación con la exjefa de Estado, Compagnon -quien reconoció que no se contactó con ella para su cumpleaños, el 29 de septiembre- recalcó que "obvio que son tiempos difíciles para la familia, pero siempre tratando de que las cosas anden bien, que esté tranquilo. Es difícil, porque ella está fuera del país, pero más detalles que eso tampoco los voy a dar, porque la verdad es que es nuestra vida privada, nosotros hemos sido súper cuidadosos y la verdad es que no me corresponde hablar de ella".

Compagnon dijo que se sintió "discriminada" por cómo se le trató por el caso Caval, y que se le midió "con una vara distinta (...), como cuando intenté salir del país, me pedían exigencias muy superiores a los que se le pedían a otras personas".

Además, sostuvo que fue "caricaturizada" por los medios de comunicación "como la mala de la película, como la villana (...) Hicieron del caso judicial una teleserie y, obviamente, eso lo sientes cuando sales a la calle en algunas ocasiones y la gente te mira".

Si asume algún tipo de culpabilidad sobre cómo actuó antes y después del estallido del caso, aseveró que "el mea culpa yo creo que todos lo hacemos, yo sí hice un mea culpa, pero no porque yo hubiera hecho algo que no correspondía. El negocio era un negocio limpio, era un negocio que pasó por todas las instituciones que tenía que pasar. Se visó completamente por todo.

Probablemente, ¿cuál es el mea culpa?: hay que tener ojo con la gente con quien uno se junta".

A Sebastián Dávalos, su esposo, lo calificó como una víctima de todo lo que se generó por el caso: "Sebastián de verdad que no estaba involucrado. Sebastián fue como que iba pasando por la calle, le llegó un paquete y se tuvo que hacer cargo del paquete".

Sobre el momento de la relación con su cónyuge, dijo que está "como cualquier relación después de todo lo que ha pasado" y que la causa les ha golpeado "como le puede afectar a cualquier persona, pero no más que eso".

Al ser consultada sobre su autopercepción, comentó: "Yo me veo como soy, me veo que soy mamá, que soy hija, que soy amiga, que tengo familia. Yo todavía me miro al espejo y no me doy asco (...) Yo sé lo que hice y se también lo que no hice, y yo con eso vivo tranquila (...) Sé las cosas que hice. (...) Hay mucha gente que se mira al espejo y no se resiste la mirada, cada uno sabe lo que ha hecho. Yo duermo tranquila".

Sobre cómo golpeó a todo su círculo el proceso judicial, Compagnon dio detalles sobre la situación de su madre, quien fue funcionaria de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), y acusó a que fue despedida tras el inicio de la segunda gestión del Presidente Piñera: "Mi mamá estuvo 12 años en la Junji, pasó por distintos gobiernos, siempre con muy buenas evaluaciones, siempre contenta con su trabajo, pero en este cambio de gobierno a mi mamá la echaron, y fue por orden del Ministerio de Educación que la echaron , porque ellos pidieron sacar a la consuegra de Michelle Bachelet. Entonces si eso no es que te afecte el caso, no se que otra cosa puede ser".

Peñailillo

Durante la entrevista, Natalia Compagnon también reiteró sus críticas a la actuación del entonces ministro del Interior y una de las autoridades más cercanas a la Presidenta Bachelet: Rodrigo Peñailillo.

"Hubo gente que no fue leal con Bachelet" afirmó Compagnon, afirmando que Peñailillo fue uno de ellos. Agregó que a su juicio siempre hubo una cierta rivalidad entre Sebastián Dávalos y exministro.

"Había un sentimiento, no sé si competencia, había algo que se confundió respecto de Sebastián, manipuló las situaciones…", afirmó.

"¿Había envidia?" le preguntaron directamente, a lo que Compagnon contestó: "Sí, claro".

"Si tienes al hijo de la presidenta trabajando dentro del gobierno, obviamente eso le generó un conflicto a Peñailillo", agregó.

Sobre el rol que le cupo a Peñailillo tras estallar el caso Caval, Compagnon insistió en responsabilizarlo de que el tema se saliera de control.  "Desde el día uno José Antonio Gómez (exministro de Justicia) dijo que éste era un problema entre privados y el que permitió que hubiera un descontrol fue Peñailillo".

"A lo mejor se mareo un poquito con el poder. Él era un ministro de Estado y creo que no cumplió su función", insistió.

Comenta