Oposición ingresa este jueves acusación a ministra Cubillos sin apoyos necesarios para su aprobación

Imagen A_UNO_1107408

El libelo contra la ministra de Educación será presentado a las 10.00 en la Cámara.

Gobierno necesita seis votos de la centroizquierda para que se rechace el libelo. Según un recuento inicial, el Ejecutivo contaría hasta ahora con esa cifra.




Con firmas desde la DC al Frente Amplio, la oposición ingresará este jueves, pasadas las 10.00, la acusación constitucional contra la ministra Marcela Cubillos.

En el libelo, que hasta esta noche tenía cinco capítulos, el sector acusa una serie de vulneraciones a la Constitución y las leyes por parte de la titular de Educación, entre ellas, al principio de probidad por falta de veracidad en la implementación del Sistema de Admisión Escolar (SAE).

Sin embargo, pese al arco transversal con que se impulsa la acción, en la centroizquierda no cuentan aún con los respaldos necesarios para que la acción se apruebe en la sala de la Cámara.

La oposición tiene hoy 83 parlamentarios, incluyendo a ocho independientes, mientras que Chile Vamos tiene 72. Por lo tanto, el Ejecutivo necesita conseguir seis respaldos en la centroizquierda para lograr la mayoría de la sala (78 votos) y evitar que el libelo acusatorio avance al Senado. Y, según fuentes consultadas por La Tercera, en el sector habría incluso un número mayor de parlamentarios que estaría por rechazar la acusación.

En la DC, por ejemplo, los diputados Miguel Ángel Calisto, Daniel Verdessi y Pablo Lorenzini aseguraron a este medio que no consideran que existan fundamentos jurídicos suficientes para acusar a Cubillos, mientras que hay otros, como Matías Walker, Iván Flores y Jorge Sabag, que afirmaron que analizarán "en su mérito" los argumentos para luego votar "en conciencia".

"Los antecedentes que tengo hoy no me parecen suficientes para respaldarla", dijo Verdessi, mientras que Lorenzini sostuvo que "en este minuto no estaría inclinado a aprobarla". Y Calisto aseguró que "tengo una posición contraria a la acusación".

Pese a ese escenario, en la DC aseguran que el hecho de que el jefe de bancada, Gabriel Ascencio, decidiera firmar el libelo -junto al integrante de la Comisión de Educación Mario Venegas- fue una señal clara de que se la jugará por cuadrar a su bancada. De hecho, según fuentes de esa colectividad, el legislador podría convencer a al menos 10 de sus 13 diputados.

"No es primera vez que tenemos en algún tema importante opiniones distintas (…), pero vamos a hacer los esfuerzos para que una vez presentada la acusación podamos tener los votos suficientes para que sea aprobada", dijo Ascencio.

En esa misma línea, en el almuerzo de bancada, el diputado Gabriel Silber -favorable a impulsar la acción contra la ministra- planteó que sería bueno que el Senado resolviera esta vez el destino del libelo en vista de que en varias ocasiones, según explicó, han sido los diputados los que han tenido que pagar costos políticos por sus definiciones, por ejemplo, en materia tributaria y previsional, donde han votado alineados con el Ejecutivo.

Pero no solo en la DC hay división. En el PR, por otro lado, si bien la bancada tomó la definición de respaldar la acción, el diputado Fernando Meza sostuvo que los argumentos que sustentan la acusación son "débiles" y que no está por aprobarla. "No veo que tenga real asidero esta acusación constitucional", sostuvo. Mientras que en la FRVS también hay dudas de algunos diputados, como Jaime Mulet.

Entre los independientes, por otro lado, ya han anunciado que votarán en contra el diputado Pedro Velásquez y René Alinco.

En tanto, y pese a que en un principio en el Frente Amplio habían anunciado que no firmarían el libelo acusatorio, finalmente hoy estamparon su rúbrica en la acusación tres diputados: Claudia Mix (Comunes), Natalia Castillo (RD) y Tomás Hirsch (PH).

Comenta