Pleno de la Convención rechaza crear un nuevo Consejo Nacional de Comunicaciones

Los convencionales descartaron el artículo que buscaba implementar un órgano encargado de "proteger y promover el derecho a la comunicación social, la libertad de prensa, el pluralismo de los medios de comunicación y la diversidad de información". Tras ser cuestionado desde el gremio de las comunicaciones y distintos constituyentes, la instancia plenaria decidió no dar los votos para alcanzar los 2/3 y desechar por completo la propuesta por considerarla una "amenaza para la libertad de expresión".




Durante la tarde de este jueves el pleno de la Convención Constitucional sometió a votación el último informe de la comisión de Sistema de Conocimientos, donde se deliberó sobre normas relacionadas al derecho a la comunicación, derechos digitales, derechos laborales y de seguridad de los trabajadores de las culturas y libertad de prensa.

Una de las propuestas más discutidas durante la jornada fue el artículo 4, que buscaba la creación de un Consejo Nacional de Comunicaciones. En concreto, la norma establecía que este órgano gozaría de autonomía, tendría personalidad jurídica y patrimonio propio, y sería el encargado de “proteger y promover el derecho a la comunicación social, la libertad de prensa, el pluralismo de los medios de comunicación y la diversidad de información, en los distintos soportes tecnológicos existentes”.

Con 94 votos a favor, 32 en contra y 20 abstenciones, la norma terminó siendo desechada del borrador de la nueva Constitución ante las críticas que recibió desde el gremio de las comunicaciones y diversos integrantes de la Convención.

En la discusión previa, los convencionales adelantaron sus votos en contra de la creación del órgano, definiéndolo como una “amenaza para la libertad de expresión”.

Dentro de su intervención, la convencional Patricia Politzer (Independientes No Neutrales), sostuvo que si bien los objetivos del Consejo eran bien intencionados, la propuesta le parecía “no solo innecesaria, sino que, lo que es más grave, me parece peligroso”.

“Considerando la experiencia histórica y la legislación comparada en materia de libertad de expresión, quisiera una Constitución lo más minimalista posible, con artículos muy precisos, sin consejos que en alguna coyuntura futura pudieran debilitar nuestra plena libertad de expresión. Por esto, no apoyaré el artículo 4″, concluyó la periodista.

En ese mismo sentido, la también comunicadora social Pollyana Rivera (Unidos por Chile) advirtió durante el debate previo que la norma en cuestión buscaba “transformar al Estado en una suerte de Gran Hermano que quiere controlar y fiscalizar con riguroso celo a los medios de comunicación”, a la vez que adelantaba su voto en contra de la norma que finalmente fue descartada por el pleno.

Nuevo Consejo Nacional de Bioética

Por otro lado y entre aplausos, la instancia plenaria celebró la aprobación de un Consejo Nacional de Bioética, órgano “independiente, pluralista y transdisciplinario” que deberá asesorar a los organismos del Estado en asuntos bioéticos “que puedan afectar a la vida humana, animal, la naturaleza y la biodiversidad, recomendando la dictación, modificación y supresión de normas que regulen dichas materias”.

Asimismo, los convencionales visaron el artículo sobre el rol del Estado en la investigación, que deberá promover, estimular y fortalecer el desarrollo de la investigación científica y tecnológica en todas las áreas de conocimiento para contribuir “al enriquecimiento sociocultural del país y al mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes”.

Además, la propuesta aprobada determina que el Estado deberá generar las condiciones necesarias para el desarrollo de la investigación científica transdisciplinaria, en materias relevantes para el desarrollo y calidad de vida de la población y el equilibrio ecosistémico.

En tanto, el pleno también visó artículos relacionados con la protección de datos. En concreto, se aprobó la creación de una Agencia Nacional de Protección de Datos, la que deberá velar por la promoción y protección de los datos personales y gozará de facultades para fiscalizar, investigar y sancionar a entidades públicas y privadas a través de facultades que determine la ley.

Al cierre de esta nota el pleno continuaba la votación del informe y había rechazado artículos relacionados con los comunes digitales, de los medios de comunicación comunitarios; entidades para el desarrollo de la ciencia, tecnología, conocimientos e innovación; la agencia nacional de seguridad informática y Principio de educación en los sistemas de conocimientos.

Los artículos que no obtuvieron el quórum de 103 votos serán desechados para siempre del debate constituyente, mientras que las normas aprobadas pasarán a formar parte de la propuesta de nueva Constitución.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.