Cómo se zanjó en La Moneda la estrepitosa salida de Mayol

Luis Mayol convocó anoche a un punto de prensa para anunciar la renuncia a su cargo. Foto. Dedvi Missene

Decisión se concretó anoche en Palacio. Tras conversaciones del gobierno con la DC, el partido informó que no perseverará en impulsar una acusación constitucional.


Cerca de las 21 horas de ayer, La Moneda informó que el Presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia del intendente de La Araucanía, Luis Mayol (RN). Una definición que se concretó solo cinco horas después de que la DC anunciara la decisión de impulsar una acusación constitucional contra la autoridad regional, producto de su actuar frente a la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

El anuncio falangista había supuesto un duro golpe para la autoridad regional. Ayer en el gobierno y en el oficialismo aseguraban que al ser la DC la que lideraba la ofensiva opositora, se daba por descontado que el resto de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio se plegaría a ella, consiguiendo los votos necesarios para avanzar hacia la destitución del ahora exintendente, lo que, además, implica su inhabilidad por cinco años para ejercer cargos públicos.

Una acusación constitucional con opciones de éxito había remecido el tablero de la estrategia sostenida hasta ese momento por La Moneda. Según explicaron fuentes de Palacio, el escenario se tornaba complejo, porque el libelo era liderado por un partido con el que se ha mantenido una buena relación en el último tiempo y con el que se ha conseguido acuerdos en materias legislativas.

El análisis también pasaba por un dilema en los plazos: se consideraba que si Mayol salía pronto de su cargo, la ofensiva opositora podía recrudecer, alentándolos a pedir nuevas responsabilidades políticas en otras autoridades. En cambio, si decidían esperar, el conflicto podía mantenerse en primera línea comunicacional, sin forma de que el gobierno pudiera recobrar el control de la agenda.

La jornada ayer en La Moneda había empezado a primera hora. El Presidente Sebastián Piñera se reunió con el ministro del Interior, Andrés Chadwick; la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, y el subsecretario Rodrigo Ubilla. Esto, para coordinar las bajadas comunicacionales y hacer un recuento de los hechos en La Araucanía tras la muerte de Catrillanca. Tras eso, fue en Ubilla que se radicó la vocería, quien había defendido la permanencia de Mayol en el cargo. En La Moneda aseguraban que hasta ayer en la mañana no estaba en duda la continuidad de Mayol como intendente.

Ya por la tarde, sin embargo, los ministros Chadwick y Pérez se volvieron a reunir, según transmitieron algunas fuentes de Palacio, para analizar el nuevo escenario que abría la acusación constitucional liderada con la DC.

De hecho, en paralelo a esa reunión -en la que, aseguran en el Ejecutivo, se zanjó la salida de Mayol -, el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel , activó conversaciones con la DC en el Congreso para sondear cómo actuarían si el intendente dejaba su cargo.

En los contactos, la falange se habría comprometido a desistir de la acusación contra Mayol y también a no activar ofensivas contra Chadwick, quien podría enfrentar una interpelación impulsada por la oposición que se votará hoy en la Cámara.

“Claramente se cumplió el objetivo que tenía la presentación de una acusación constitucional, que era el ejercicio de la responsabilidad política del intendente Luis Mayol, por lo cual pierde sentido su presentación”, comentó, tras conocerse la dimisión, el jefe de la bancada de diputados de la DC, Matías Walker.

Durante la jornada, según señalaron en la DC, el respaldo del gobierno al intendente, explicitado ayer en la mañana por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, fue la gota que había rebasado el vaso y los había empujado a tomar la decisión de impulsar un libelo. Internamente, la determinación había sido vista como una buena oportunidad para tomar la batuta comunicacional, teniendo en cuenta que es la diputada Emilia Nuyado (PS) quien interpelará al ministro del Interior, Andrés Chadwick si esta se aprueba.

Anoche, la bancada del PPD emitió una declaración pública donde se señala que “la responsabilidad política no se extingue con la salida del intendente Mayol”.

“Es necesario asumir que las responsabilidades políticas deben ponerse sobre la mesa y cumplirse por parte de todos los estamentos del Estado (…) La interpelación al ministro Chadwick que hemos consensuado todas las bancadas de oposición, debe continuar, porque las responsabilidades que debe asumir del Ejecutivo son mayores”, dijo la jefa de la bancada PPD, Loreto Carvajal.

Desdel el PS, en tanto, tras conocer la baja en la Intendencia de La Araucanía, el timonel Álvaro Elizalde, señaló que “la situación de Mayol se hacía insostenible, dada su imprudencia e irresponsabilidad ante la muerte del comunero Camilo Catrillanca”.

Infructuosas gestiones de RN

“Es una lástima lo ocurrido con el intendente Mayol, lamentablemente volvemos a ver cómo ciertos sectores políticos están mucho más preocupados de sacar pequeñas ventajas políticas y destruir, más que buscar soluciones”, dijo anoche el senador de RN por La Araucanía, Francisco Chahuán.

Conscientes de que la oposición apuntaba sus críticas principalmente a Mayol y que, incluso, desde el oficialismo empezaban a deslizar que podría ser un “fusible” que quemar a la hora de hacer valer las responsabilidades políticas, desde su partido, Renovación Nacional, habían desplegado en los últimos días un fuerte lobby para defenderlo.

En ese contexto, el presidente de RN, Mario Desbordes, había expresado el respaldo partidario a Mayol. Fuentes del oficialismo dicen que el diputado había mantenido un contacto permanente con el ahora exjefe regional de La Araucanía, quien le había transmitido su interés por permanecer en el cargo. Así, el timonel RN -agregan en el sector- se había comunicado en diversas oportunidades con los ministros Chadwick y Pérez, y con el subsecretario Ubilla, respaldando su gestión. Además, fuentes oficialistas comentan que Desbordes había explicitado también a las autoridades de La Moneda su molestia por las críticas que, desde su propio sector, habían surgido en contra de la hoy exautoridad regional.

Anoche, en la tienda de calle Antonio Varas se lamentaban en privado de que se haya cedido a la “presión de la izquierda” y el gobierno terminara por dejar caer a Mayol.

En tanto, desde el gobierno, se informó que de manera interina reemplazará a Mayol en la Intendencia el gobernador de Cautín Mauricio Ojeda.

Seguir leyendo