Boloñesa, putanesca o con hongos: nueve salsas de tomate para la pasta

Spaghetti with tomato sauce on a white plate.

También puede ser con carne, sola con ajo o en ragú con las sobras del asado. ¿Una opción rápida al sartén o mejor cocinada durante horas en una olla? Como sea, pero siempre con tomates, dejamos distintas alternativas para variar el menú semanal.




Un plato de pasta con salsa de tomate puede ser de verdad algo glorioso. Pero claro: además de cocinar bien la pasta hay que ponerle dedicación a la salsa.

Si solo abrimos uno de esos sobres baratos de salsa de tomate y lo ponemos encima de los fideos, estamos simplemente arruinando todo. Para evitar ese desperdicio, acá van algunas sugerencias para variados gustos y habilidades gastronómicas.

La clásica con carne molida

Es la que se prepara en millones de hogares chilenos con regularidad. Una mezcla de carne molida, ajo, tomates, cebolla y poco más. La clave está en sofreír y aliñar bien para que la salsa agarre buen sabor. ¿El resto? Que la pasta no se pase de cocción, obviamente.

Salsa de tomates con carne molida (para cuatro personas)

—250 g de carne molida (no muy magra, 7-10% de grasa)

—3 dientes de ajo picados bien pequeños

—½ cebolla picada

—1 botella de tomate triturado

—1 hoja de laurel

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En un sartén grande calentar un poco de aceite de oliva y sofreír ahí la cebolla con los ajos más una pizca de sal. Apenas comience a transparentarse la cebolla, agregar la carne molida y la hoja de laurel, más otra pizca de sal y un toque de pimienta. Revolver constantemente para que la carne se vaya cociendo y los ajos no se quemen. De ser necesario, agregar un poco más de aceite de oliva.

Una vez que la mezcla esté cocinada —cuando la carne se vuelva marrón—, agregar el tomate triturado y revolver todo muy bien, especialmente el fondo de la sartén y así levantar sabores que hayan quedado pegados. Finalmente, bajar el fuego al mínimo, poner un tostador debajo si es que la llama es muy grande, y cocinar por una media hora, revolviendo de tanto en tanto. La idea es que la salsa se vaya reduciendo poco a poco, pero sin llegar a quemarse. Por último, retirar del fuego, corregir de sal y utilizar junto a una pasta a elección.

Carne molida de vacuno El Buen Corte 10% de grasa 250 gr


Boloñesa de verdad

Si quieren comer pasta con la tradicional salsa boloñesa, no queda otra que trabajar un poco más. No porque se trate de una salsa con ingredientes extraños, sino porque exige algo más de pega. Toma su tiempo pero al final reconforta, como toda la buena comida.

Salsa boloñesa (para cuatro personas)

—300 grs de posta, asiento u otra carne magra de vacuno picada a cuchillo

—200 grs de carne molida de chancho (10% de grasa)

—½ cebolla cortada en cubos bien pequeños

—2 zanahorias ralladas

—3 dientes de ajo

—2 varas de apio picada en cubos bien pequeños

—1 tarro de tomates pelados

—1 vaso de vino blanco

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En una olla grande, saltear la cebolla con el apio y las zanahorias con una pizca de sal y pimienta. Luego, agregar los dientes de ajo más la carne y seguir salteando hasta que todo esté levemente dorado pero no quemado. Finalmente, añadir el vino blanco y revolver bien para despegar lo que pudiese haber quedado al fondo de la olla.

Incorporar el tarro de tomates completo y, de ser necesario, un poco de agua fría hasta que todo quede cubierto. Bajar el fuego al mínimo y cocinar tapado por una hora, revolviendo continuamente mientras con la cuchara de palo se muelen los tomates y los ajos. Una vez que reduzca bien, verter en la misma olla la pasta al dente que prefieran.

Tomates pelados Centauro 540 g


Un ragú de asado

Algo más trabajoso que una salsa boloñesa original puede ser un ragú. Es decir, un estofado de carne con verduras y tomate que puede quedar muy bien mezclado con alguna pasta. Sin embargo, el resultado es de verdad superior. Por lo mismo, vale la pena cocinarlo. Si les ha sobrado carne del asado del fin de semana, la cosa se simplifica un poco.

Ragú a la boloñesa (para cuatro personas)

—300 grs de carne de vacuno asada

—2 chorizos ya cocinados

—1 cebolla cortada en cuartos

—1 zanahoria trozada

—3 dientes de ajo pelados

—1 vara de apio picada gruesa

—1 hoja de laurel

—1 tarro de tomates perita en conserva

—¼ taza de concentrado de tomates

—1 taza de vino blanco

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En una olla grande, calentar un poco de aceite de oliva y sofreír ahí todas las verduras más la hoja de laurel. Agregar un poco de sal, otro de pimienta y cocinar, revolviendo regularmente hasta que la mezcla comience a tomar color (pero sin quemarse).

En ese momento, agregar la carne y los chorizos picados, sin tripa. Revolver bien y finalmente añadir el vino blanco para levantar todos los sabores, removiendo con una cuchara de palo lo que pueda haber quedado pegado al fondo (y que da mucho sabor). Finalmente, agregar los tomates en lata más el concentrado. Revolver bien, agregar dos tazas de agua, tapar la olla y cocinar a fuego alto hasta el primer hervor.

Cocinar a fuego bajo por dos horas o hasta que la carne esté tan blanda que se pueda desmechar con un tenedor. En ese momento, desmechar toda la carne y moler con el tenedor los restos de chorizo y verduras que puedan quedar aún enteros. Reintegrar todo a la olla y cocinar por unos minutos más a fuego fuerte con la olla destapada, para que la salsa espese. Ojo que se puede usar inmediatamente pero también congelar por semanas.

Doble concentrado de tomate Mutti 200 g


Más simple

Con tan solo tomate, ajo y algunos aliños también es posible hacer una buena y rápida salsa para acompañar la pasta. Tomen nota.

Salsa de tomate y ajo (para cuatro personas)

—1 botella de tomate triturado

—4 dientes de ajo

—Sal, pimienta y aceite de oliva

Picar los ajos lo más fino posible y saltearlos en aceite de oliva y una pizca de sal en un sartén grande. Apenas tomen algo de color agregar poco a poco el tomate triturado, también un poco de pimienta y cocinar por unos minutos hasta que la salsa tome consistencia. Y ya está lista.

Tomate triturado Tostani 690 g


Putanesca

Esta salsa clásica y originaria del centro de Italia se caracteriza por un sabor fuerte y levemente picante. Por lo mismo, no tiene una fanaticada tan grande como otras elaboradas en base a tomates. Sin embargo, para paladares más atrevidos es muy buena y vale la pena saber prepararla.

Salsa putanesca (para cuatro personas)

—2 dientes de ajo

—3 filetes de anchoa

—1 botella de tomate triturado

—1 taza de aceitunas verdes descarozadas

—½ taza de alcaparras

—Pimienta, perejil, pepperoncino y aceite de oliva

Picar los filetes de anchoa bien finos, casi formando una pasta, y también los dientes de ajo. En un sartén grande calentar un poco de aceite y saltearlos ahí. Una vez que comiencen a dorar, agregarles el tomate triturado. Condimentar con pimienta y pepperoncino a gusto.

Cocinar durante algunos minutos, revolviendo de tanto en tanto, hasta que la salsa tome consistencia. Finalmente añadir las aceitunas y las alcaparras y cocinar hasta que tomen temperatura. Retirar del fuego, agregar un poco de perejil recién picado y combinar con la pasta que deseen.

Anchoas en aceite de oliva Codesa Oro 48 gr


Con hongos

Si quieren una salsa en base a tomates, pero que además de rápida sea liviana, esta es la opción: una salsa con hongos y algunas hierbas.

Salsa de tomates y hongos (para 4 personas)

—1 taza de champiñones cortados en láminas

—1 taza de portobello cortados en láminas

—1 taza de callampas secas

—2 dientes de ajo picados bien fino

—1 bolsa de té negro

—1 tarro de tomates pelados

—2 dientes de ajo

—Orégano, eneldo y salvia

—Sal, pimienta, cilantro y aceite de oliva

Preparar una taza de té negro y en este líquido hidratar las callampas secas por media hora. Después escurrir. Luego, en un sartén grande calentar un poco de aceite de oliva y saltear ahí todos los hongos. Apenas comiencen a dorar, agregar el ajo más una pizca de sal y pimienta.

Sacar los tomates del tarro, cortarlos en trozos y añadirlos. Cocinar durante unos minutos para luego agregar el jugo de los tomates y dejar tomar consistencia. Retirar del fuego, corregir de sal si fuese necesario y terminar con un poco de cilantro recién picado por encima, más las hierbas secas a gusto. Mezclar con la pasta que prefieran.

Hongos secos Funghi Porcini 50 g


Con verduras

Otra salsa liviana y rápida se logra al mezclar la típica base de tomates y ajos con verduras más bien duras, como zapallos italianos, berenjenas y otras. Para quienes se quieren cuidar o no consumen carne pero tampoco quieren dejar de comer pasta: esta salsa les puede ayudar.

Tomates y verduras (para cuatro personas)

—1 botella de tomate triturado

—2 dientes de ajo picados bien finos

—1 zapallo italiano picado en bastones cortos

—1 berenjena picada en cubos medianos

—1 pimiento verde cortado en tiras cortas

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En un sartén grande con aceite de oliva, saltear el zapallo italiano, la berenjena y el pimiento con una pizca de sal y pimienta. Una vez que la mezcla tome color, agregar los ajos y cocinar por unos minutos más. Después, agregar el tomate triturado, revolver y cocinar hasta que la salsa tome consistencia. Mezcla con pasta a elección.

Con concentrado de tomate

Esta ya es una salsa de emergencia, porque se hace demasiado rápido y al revés. Me explico: se cocina la pasta según las indicaciones del fabricante, se escurre y se vuelve a poner en la olla, pero fuera del fuego. Luego, se agregan un par de cucharadas de concentrado de tomates más un poco de sal de ajo y abundante aceite de oliva. Se revuelve bien para que el concentrado se disuelva con el aceite y se mezcle con la pasta y listo: tenemos un plato.

Sal de ajo Badia 453 g


Salsa preparada

Bueno, si no les queda otra que usar salsa ya preparada, les recomiendo ir al supermercado y buscar con atención. Esto porque actualmente existe una buena selección de salsas de tomates con diversos ingredientes que —para situaciones de emergencia— no están tan mal. Es cosa de darse el tiempo de revisar bien el etiquetado y buscar la que más nos guste.

Salsa de tomate con albahaca y ajo Great Value 680 g


Más de cocina en Práctico

*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 19 de julio de 2022. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.