Contra la once: cinco alternativas para comer en las noches

Un par de panes con cualquier tipo de cecina, más un café o un té, no le hacen bien a nadie. Son, además, una triste forma de terminar un día de trabajo. Acá, algunas recomendaciones fáciles, livianas y ricas para cerrar la jornada.



En más del 60% de los hogares chilenos, según algunos estudios, la última comida del día corresponde a lo que solemos llamar “la once”, y no a una cena propiamente tal. Aunque el término “once” es bastante amplio para nosotros, hay consenso en que en esta comida tan chilena lo que nunca falla es el pan, los embutidos y el queso, además de otras cosas para hundir en las migas, como mantequilla o margarina, huevos, palta o mermelada.

Es decir, comida altamente calórica, llena de grasas y azúcar, justamente lo que cualquier médico recomienda no comer en exceso y menos en la noche. Ahora bien, se entiende que mucha gente opte por terminar su jornada con una once en vez de un plato de comida, porque resulta infinitamente más barato. Sin embargo, cuando hablamos de más de la mitad de las familias tomando esta modalidad, podemos inferir que no se trata de una opción solamente dada por el tema presupuestario, sino que también hay mucho de comodidad y costumbre.

Como sea, no hay médico que no diga que, antes de irse a la cama, es mejor un plato de comida antes que un té o café más uno o dos —o incluso tres— panes con algo encima. ¿Entonces? Hay que tratar de cocinar un poco; pero claro, cosas fáciles.

Tortilla de verduras

Se puede preparar con prácticamente cualquier verdura que tengamos en la cocina más huevos, obviamente. Si usan hojas verdes, como acelga o espinaca, solo hay que pasarlas por agua hirviendo con sal por cinco minutos, luego dejarlas enfriar y finalmente incorporarlas a la mezcla de huevo batido. Si se opta por zanahorias, basta con rayarlas para luego mezclarlas con el huevo. Ahora bien, se puede optar por verduras picadas y luego salteadas, que le darán más sabor a la preparación.

Ingredientes

—4 huevos

—1 cebolla pelada y cortada en pluma

—1 zapallo italiano cortado en rodajas finas

—1 taza de champiñones cortados en láminas finas

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En un sartén de superficie antiadherente rehogar la cebolla con el zapallito italiano más los champiñones en aceite de oliva, todo con un poco de sal y pimienta. Ir revolviendo para que la mezcla tome color, pero sin dorarse demasiado. Mientras tanto, romper los cuatro huevos en un bol, batirlos vigorosamente y reservar. Una vez listas las verduras, retirar el sartén del fuego y dejar entibiar. Agregar las verduras al bol, revolver bien y a continuación calentar el mismo sartén, agregar un poco más de aceite de oliva y verter ahí toda la mezcla. Cocinar por unos tres a cuatro minutos, dar vuelta con la ayuda de un plato, cocinar tres minutos por el otro lado y listo.

Sartén Tefal Easy Cook 30 cm


Roast beef

Una manera fácil y rápida de comer carne es preparando esta receta que luego puede ser consumida fría, tibia o caliente. No toma más de media hora y se hace prácticamente sola. Una vez listo, la idea es cortarlo en lonjas lo más finas posible, para lo que se necesita un muy buen cuchillo. Se recomienda acompañar con mostaza o alguna otra salsa fuerte a elección.

Ingredientes

—1 kilo de asiento entero, sin grasa

—1 1/2 cucharada de mostaza fuerte

—Sal, pimienta y aceite de oliva

En un bol grande, poner la mostaza más un poco de sal y pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Revolver bien y luego meter el trozo de asiento para dejarlo marinando —girándolo y moviéndolo de tanto en tanto— por media hora. Luego, llevarlo al horno a fuego fuerte por 25 minutos. Tras esto, sacarlo y dejar enfriar a temperatura ambiente. Cortar en láminas bien finas.

Cuchillo para carne Tramontina 20,3 cm


Crema de zapallo

Para noches más bien frías, como las que ya estamos comenzando a tener, siempre vendrá bien una crema de verduras. Lo cierto es que se puede hacer una crema casi con cualquier verdura, pero con zapallo, aparte de quedar muy bien, es tremendamente fácil.

Si quieren trabajar aún menos, tal vez podrían analizar comprar una máquina para hacer crema de verduras, que lo hace todo en muy poco tiempo y requiere un mínimo esfuerzo de parte del circunstancial cocinero.

Ingredientes

—1 zapallo butternut

—2 dientes de ajo

—2 ramas de apio

—Sal, pimienta y aceite de oliva

—Ciboulette recién picado

Cortar el zapallo a lo largo por la mitad. Con una cuchara, sacarle las semillas y, en esa misma cavidad, ponerle a cada mitad un diente de ajo más una rama de apio encima. Aliñar con sal y pimienta, agregar un chorro de aceite de oliva y envolver cada trozo en papel de aluminio. Llevar al horno fuerte por media hora.

Después, cuidando de no quemarse, sacar con una cuchara la carne del zapallo, más el apio y los ajos. Ponerlo todo en una licuadora, con un poco de agua tibia, y procesar hasta obtener la consistencia deseada. De ser necesario, agregar más agua. Servir y decorar cada plato con ciboulette encima.

Máquina de sopas Easy Soup Moulinex


Coliflor asada

¿Quieren comer algo liviano pero que no los deje con hambre antes de irse a la cama? Una buena idea es asar una coliflor entera en el horno. Sí, tal como lo leen. Nada de ollas ni olores ni consistencias blandas, porque con esta receta la coliflor queda firme y dorada, ideal para comerla sola o untada en salsa tártara, por ejemplo.

Ingredientes

—1 coliflor entera, sin hojas y bien lavada

—3 dientes de ajo pelados

—½ taza de cilantro

—½ taza de salsa de soya

—Sal, pimienta y aceite de oliva

Precalentar el horno. Sin romper la coliflor, sacarle su tallo grueso de abajo y luego ponerla en una fuente para horno. A continuación, procesar en la minipimer los ajos con el cilantro, la soya, una pizca de sal y pimienta y un generoso chorro de aceite de oliva, hasta obtener una salsa uniforme y levemente espesa. Con ella pintaremos, con la ayuda de una brocha, toda la clorifor. Después, meterla al horno caliente por unos cuarenta minutos, o hasta que ya esté dorada pero no quemada. Sacarla, trocearla con un cuchillo y acompañar con un poco de salsa tártara.

Salsa tártara Don Juan 250 g


Al wok

Otro clásico para comer por las noches son las verduras al wok, que también pueden llevar carne de vacuno, pollo o incluso pescado o camarones. Se trata de una preparación muy rápida y también ideal para darle el bajo a ciertos ingredientes que nos van quedando en el refrigerador y que podrían estropearse pronto. Así, en un máximo de media hora uno puede tener un muy buen plato, muy sano y muy rico. Pero ojo, es más que recomendable tener aceite de sésamo para darle ese toque exótico de sabor que distingue a una buena preparación al wok.

Ingredientes

—1 pechuga de pollo cortada en cubos

—1 bandeja de champiñones cortados fino

—2 zanahorias cortadas en bastones

—3 cebollines cortados rodajas anchas

—2 dientes de ajo machacados con el cuchillo y picados bien pequeños

—1 cucharada de jengibre fresco rallado

—Sal, salsa de soya, aceite de maravilla y aceite de sésamo

Calentar bien el wok hasta que comience a humear. En este momento, agregar un poco de aceite de maravilla, los cubos de pollo y las zanahorias, más una pizca de sal. Ir moviendo el wok para que se vayan dorando los ingredientes. Unos minutos más tarde, agregar los cebollines y los champiñones y apenas un poco más de sal. Seguir moviendo por unos minutos y luego incorporar el ajo y el jengibre. Cocinar por unos minutos más para luego agregar un toque de aceite de sésamo más un generoso chorro de salsa de soya. Mezclar bien, cocinar un par de minutos más y servir.

Para obtener un buen resultado hay que calcular que desde que se pone el pollo en el wok hasta que se apaga el fuego tienen que pasar unos diez minutos. De esta forma, el pollo quedará bien cocido y las verduras aún con cierta resistencia.

Aceite 100% sésamo Lee Kum Kee 207 ml


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 18 de mayo de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.