Dueño de panadería y pastelería Paradiso tras cierre de siete locales en el centro de Santiago: “Es triste tener que irte de donde naciste”

Pasaron de tener 30 locales a 23. Los siete que cerraron estaban en la comuna de Santiago, y producto de la delincuencia y violencia que se ha vivido en el sector, sumado al efecto de la pandemia, decidieron bajar la cortina. Aldo Ramello, su también gerente general, cuenta lo difícil que ha sido.




Son más de 50 años de historia. Paradiso es una panadería y pastelería familiar que nació y creció en el centro de Santiago. Llegaron a tener 30 locales en la Región Metropolitana. Hoy cuentan con 23 y han debido reducir a la mitad sus trabajadores. La pandemia, la violencia y la delincuencia los llevaron a bajar las cortinas de siete locales.

Aldo Ramello, su gerente general y dueño, cuenta a Pulso cómo ha sido este proceso y cuáles son los planes a futuro.

“Hemos cerrado locales en el centro, más que nada. Hoy la venta no es más del 65% de lo que teníamos antes. Las oficinas se fueron. El fin de semana ya no hay venta como era antes, porque la gente ya no viene”, se lamenta Ramello.

Relata que “en los últimos 14 meses fuimos cerrando de a poco, porque no vendían. Los arrendatarios querían seguir cobrando el mismo arriendo y hoy nadie está pagando el mismo arriendo. El movimiento se fue. Si antes había 100 personas, hoy hay 60. Ya no hay el público del fin de semana, eso ya no existe. Además, se han achicado los horarios. Antes abría a las 7 de la mañana y cerraba a las 22:30, y hoy abrimos a las 7:30 y cerramos a las 19:30, porque es peligroso para los trabajadores”.

Paradiso llegó a tener 350 trabajadores y hoy han bajado a 180. El estallido social de octubre de 2019 y la pandemia marcaron un antes y un después para esta cadena. Su dueño dice además que no han recibido ayuda de nadie para poder hacer frente a estos tiempos más complejos. “Las instituciones cero ayuda. Hoy te atrasas en impuestos y vas como cualquier persona y son 12 cuotas, y es lo que hay”, detalla.

Otro problema que han debido enfrentar en estos meses es el comercio ilegal que abunda en el centro de Santiago.

“El tema del comercio ambulante es terrible. En la calle venden de todo, y a su vez el mismo inspector entra a tu local, te fiscaliza y lo que hay afuera no se toca. Hay un tema de injusticia muy marcado”, indica Ramello.

El 18 de octubre de 2019 fue el primer paso de una etapa compleja para esta empresa familiar. El escenario se puso adverso. Luego llegó la pandemia, que obligó a cerrar por meses golpeando los ingresos y los planes. Hoy enfrentan nuevas dificultades que no les han permitido reponerse, al menos no a lo que había antes del estallido social.

“Es difícil, porque fue siempre una empresa en crecimiento. Siempre fui de menos a más, nunca me achiqué. De un día para otro, con el estallido social, me cambió la vida. Llegué a tener 350 trabajadores y de un día para otro tienes la mitad, tienes que cerrar locales, tienes problemas con proveedores. Es difícil para los que no son empresarios entender esto. Yo llevo 30 años y tengo mi vida puesta aquí. De un día para otro esto cambió para mal”, sostiene.

Asimismo, señala que “siempre fue el centro nuestro foco fuerte. Con el tiempo, fuimos yéndonos a otras comunas. Hoy estamos replanteándonos, nos estamos yendo a otras comunas, pero es triste tener que irte de donde naciste”.

Si bien en los últimos 14 meses siete locales de Paradiso cerraron sus puertas, por ahora no hay planes de bajar la cortina de otros. “Tengo 3 o 4 locales que son buenos en el centro, pero hay un tema de todo el trabajo que hay entremedio, el empleo que uno da, que es un tema no menor”, indica el también gerente general.

Planes a futuro

Aldo Ramello es actualmente el único dueño de la empresa fundada por su padre y trabaja con una de sus hijas. Pese a todos los momentos complejos de los últimos meses, tiene planes para el futuro. No está en carpeta abrir locales en regiones, pero sí en otras comunas de la Región Metropolitana. Aún no definen, eso sí, en qué sectores exactamente se ubicará Paradiso hacia adelante.

Las ventas se han ido recuperando poco a poco con respecto a después del estallido social o la llegada del Covid-19 en 2020, pero aún no están en niveles prepandemia, cuenta Ramello. Hoy son a lo más el 70% de lo que eran antes del 18 de octubre de 2019.

“Estuvimos cinco meses cerrados. Comparado con eso las ventas han subido harto, pero aún no recuperamos los niveles de antes del estallido. Hay menos gente, pero estoy optimista y creo que vamos a llegar a eso”, manifiesta.

Los 23 locales que tiene Paradiso en la actualidad son arrendados, y según detalla su dueño no es conveniente comprarlos por los elevados precios de los mismos. Los arriendos son, además, a largo plazo.

Y si bien no se ha reunido aún con autoridades de gobierno, dice que estaría dispuesto a hacerlo si lo convocan.

“Si alguien te llama hay que ir, hay que conversar. Estamos todos por el bien del país y por mejorar esto, porque creo que todo el mundo sabe que el mayor problema es hoy la delincuencia”, indica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.