EE.UU. anuncia liberación coordinada de petróleo, desafiando a la OPEP

El crudo West Texas Intermediate para entrega en enero caía un 1,5% a US$75,61 el barril.

Un funcionario de la Administración Biden dijo el martes a los periodistas que los barriles comenzarían a liberarse a mediados o fines de diciembre.




Estados Unidos liberará 50 millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas en coordinación con China, Japón, India y Corea del Sur. La medida, que representa un intento coordinado sin precedentes de tres de los mayores consumidores de petróleo del mundo por controlar los precios, podría provocar una reacción de la OPEP+.

Del total, 32 millones se liberaran de la Reserva Estratégica de Petróleo de EE.UU. como un intercambio en los próximos meses, mientras que 18 millones constituirán una liberación acelerada de la venta previamente autorizada, informó el martes la Casa Blanca en un comunicado.

Un funcionario de la Administración Biden dijo el martes a los periodistas que los barriles comenzarían a liberarse a mediados o fines de diciembre. La Casa Blanca señaló además que la Administración está preparada para tomar medidas no especificadas adicionales, si es necesario.

El crudo West Texas Intermediate para entrega en enero caía un 1,5% a US$75,61 el barril a las 7:19 a.m. en Nueva York.

La decisión de liberar colectivamente crudo de las reservas después de que los países de la OPEP+ rechazaran los llamamientos para aumentar significativamente la producción supone una victoria diplomática para EE.UU. y un desafío al control que Arabia Saudita, Rusia y otros productores de la OPEP+ ejercen sobre el mercado.

Los responsables de la OPEP+ han advertido que es probable que respondan cancelando los planes de aumentar su propia producción, lo que anularía la incorporación al mercado del petróleo almacenado. El enfrentamiento establece una lucha por el control del mercado energético mundial.

Joe-Biden-8431702.jpg
Joe Biden, presidente de EEUU.

La disputa amenaza con perturbar la geopolítica del petróleo. Lo que está en juego es el precio de la materia prima más importante del mundo, mientras los políticos y los bancos centrales se enfrentan al mayor aumento de la inflación en más de una década.

También está en juego la tensa relación entre Washington y Riad, tradicionalmente la piedra angular de las relaciones estadounidenses en Oriente Medio.

El presidente Joe Biden lleva semanas buscando una liberación conjunta, incluso durante una cumbre virtual con el presidente chino Xi Jinping. Finalmente, China fue uno de los países que aceptó la medida, que representa la mayor descarga privada de crudo almacenado de las principales economías.

Los anteriores esfuerzos mundiales de utilizar las reservas —como la liberación de 60 millones de barriles en 2011 tras los disturbios e interrupciones del suministro en Libia— fueron coordinados por la Agencia Internacional de Energía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.