El lote que Valle Nevado decidió ceder a sus acreedores

La totalidad de los ingresos netos que Valle Nevado obtenga por la venta de lote El Teñe debían ser destinados a amortizar el capital adeudado a los acreedores financieros no garantizados. Pero el proceso debía concluir el 30 noviembre, y el centro invernal no logró concretarlo dentro de ese plazo.


A mediados de noviembre Valle Nevado y sus acreedores llegaron a acuerdo, luego que estos últimos firmaron el acuerdo de reorganización del centro, que debió recurrir a la justicia en noviembre del año pasado para así evitar su quiebra.

El plan contempla que la totalidad de la deuda reorganizada de Valle Nevado sea pagada el día 30 de diciembre de 2025.

El centro invernal, -de propiedad de la familia Senerman y Ergas-, tenía pasivos por $35.222 millones, y entre sus mayores acreedores estaban Metlife Chile Seguros de Vida, Penta Vida Compañía Seguros de Vida y Principal Compañía de Seguros de Vida, que en conjunto sumaban el 44,73% de las acreencias.

La compañía ofreció a los acreedores financieros no garantizados constituir hipotecas sobre los bienes para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones dentro de los 15 días hábiles siguientes a que se hayan comprometido íntegramente los Aportes de Capital de Trabajo, además, la totalidad de los ingresos netos que Valle Nevado obtenga por la venta de lote El Teñe serán destinados a amortizar el capital adeudado a los acreedores financieros no garantizados.

En dicha categoría están Banco de Chile, Tanner Servicios Financieros, Banco Estado, Banco Santander, Banco Internacional y Latam Trade Capital.

Sobre dicho lote recayó el último de los inconvenientes. La fecha límite para venderlo vencía el 30 de noviembre, pero la administración de Valle Nevado decidió cederlo a los acreedores debido a los plazos estrechos que se manejaban

Según Ricardo es Margulis, gerente general del centro invernal, desde que se firmó el acuerdo en abril pasado lograron trabajar con un arquitecto y una consultora para determinar las posibilidades del lote y así es como lograron armar un anteproyecto.

El plan regulador indica que se puede construir un edificio de hasta 8 pisos, por lo que han estudiado departamentos grandes, pequeños y medianos. Así, edificio podría tener entre 16 y 32 departamentos.

Sin embargo, Margulis dice que trabajaron para tratar de venderlo dentro de los plazos, pero no alcanzaron a ponerlo en el mercado por lo que decidieron entregarlo a los acreedores. Y ahora el veedor, Patricio Jamarme junto a la comisión de acreedores deberá hacerse cargo de la iniciativa y ponerla en el mercado.

“En el plazo establecido por el acuerdo generamos las condiciones para que el terreno tuviera valor. Ese trabajo era parte del acuerdo y ahora les corresponde a ellos seguir con la venta”, cuenta Ricardo es Margulis.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.