En enero-marzo salida de fondos de APV desde las AFP alcanza récord para un primer trimestre

Recorridos-locales-AFP-7125721.jpg

Foto:JOSE ZU IGA/AGENCIAUNO

Las personas sacaron $141.983 millones a marzo, lo que significa un incremento de 136% respecto a igual período de 2021, y es el mayor nivel para un primer trimestre del que hay registro en la Superintendencia de Pensiones. Eso sí, en el neto sigue habiendo ingresos, pero también han ido a la baja: marcaron su segundo menor nivel.




Desde hace algún tiempo que ya se vienen observando altos retiros de los fondos del Ahorro Previsional Voluntario (APV) que administran las AFP. Y el cierre del primer trimestre de este año no fue la excepción. De hecho, hubo la mayor salida de la que hay registro para ese periodo enero-marzo, según las cifras que consolida la Superintendencia de Pensiones en su sitio web.

Así, las personas sacaron $141.983 millones a marzo, lo que significa un incremento de 136% respecto al primer trimestre de 2021, cuando hubo una salida por $60.191 millones.

Y los fondos que las personas sacaron puntualmente en marzo, constituyen la tercera mayor salida para un mes. El peak lo tiene noviembre de 2021, con $78.075 millones. Le sigue diciembre de 2021 con retiros por $62.863 millones. Y luego marzo recién pasado, cuando se sacaron $55.868 millones.

Antes de eso, el promedio mensual de salida de fondos en 2021 era de $26.900 millones y en 2020 fue de $21.000 millones. A su vez, el máximo histórico lo anotaba marzo de 2020, cuando se inició la pandemia, donde se retiraron $46.060 millones.

Pero así como han aumentado los retiros, también las personas han seguido aportando fondos a sus APV. De todos modos, lo cierto es que los ingresos netos se han estrechado. Esto, porque al ver la diferencia de depósitos que han hecho las personas al primer trimestre de cada año, versus la cantidad de dinero que han sacado en igual periodo, se obtiene que en 2020 por primera y única vez hubo un flujo mayor de salida de capital versus lo que ingresó, ya que en el neto se sacaron $16.723 millones. Esto ocurrió justo unos meses después del estallido social, y en medio de la llegada de la pandemia al país.

En segundo lugar se posicionó el primer trimestre de este año, cuando la cantidad de aportes menos retiros arrojó un flujo de ingreso neto por $1.341 millones. Esta es la cifra más baja para un primer trimestre, siendo superada solo por el registro anteriormente mencionado de 2020. Además, se compara con los ingresos netos por $43.963 millones que hubo en los primeros tres meses de 2021.

¿Por qué hubo tantos retiros al primer trimestre? La directora ejecutiva de la consultora previsional Brain Invest, María Eugenia Jiménez, dice que se debe principalmente a que la mayoría esta optando por planes de APV fuera de las AFP como una manera de protegerse por eventuales cambios que pueda haber en la industria de estas administradoras.

Jiménez explica que “la otra razón fundamental (de por qué suben los retiros de APV en AFP), es que existen planes que son más bien dolarizados, y por lo tanto, la gente optó por cambiar sus dineros a plataformas internacionales, como por ejemplo, pershing u otras, que las ofrecen algunas instituciones financieras. Al invertir a través de estas plataformas internacionales, llevas toda tu inversión a dólares, y con distintas opciones de inversión (...) y cada vez que reportfoleas tu inversión, es decir, vendes y compras algo, no estás obligado a vender los dólares”.

Entonces, la ejecutiva concluye que “la razón fundamental de por qué mucha gente ha transferido, o retirado, no necesariamente es porque la gente retiró su APV para el bolsillo, sino que ha optado por planes APV en otras instituciones financieras (...) Y también hay un porcentaje de gente que ha ido optando por retirar su plata como excedente, aunque tenga que pagar el global complementario”.

Por su parte, para la jefa de Estudios Previsionales de Alfredo Cruz y Cía, Bernardita Infante, “la salida de fondos desde las AFP hacia otras instituciones se debe principalmente a la incertidumbre que existe con respecto al destino que se le den a los fondos de pensiones (incluido el APV) en la nueva Constitución”.

La ejecutiva agrega que “existe el temor de que si los fondos son estatizados, los APV y Depósitos Convenidos queden también en la misma condición de administración estatal, esto es, dejando de ser parte del patrimonio personal”.

Es por esto, dice, “que muchas personas se han adelantado al resultado del plebiscito de salida, llevando sus fondos a otras instituciones distintas a las AFP, donde además pueden acceder a productos asociados a pólizas de seguro con rentabilidades aseguradas o a mercados más atractivos en cuanto a inversión y rentabilidad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.