¿Heller no se va del todo? OPA de Sartor podría dejar al dueño de Bethia como accionista minoritario en Azul Azul

Heller, en una de las conferencias que ha dado en el Centro Deportivo Azul.

Oferta pública de acciones, dada a conocer este lunes, está dirigida a todos los accionistas, pero sólo comprará hasta el 63,0715% de los papeles de Azul Azul. Es decir, si otros accionistas también ofrecen vender, Heller se diluiría, manteniendo parte minoritaria de la propiedad en la sociedad anónima.




A la espera del prospecto que entregue detalles de la oferta pública de acciones del fondo Tactical Sport, el anuncio de inicio de vigencia de la oferta ya fue dado a conocer y, con él, se conocieron algunos detalles de la propuesta.

Una de ellas es que con la OPA se ofrece comprar hasta el 63,0715% de las acciones de Azul Azul, es decir, 28.182.469 acciones de la sociedad anónima deportiva. Esto coincide exactamente con la participación que Carlos Heller, a través de Inversiones Alpes Limitada, tiene en la concesionaria deportiva.

Pero, al mismo tiempo, la oferta se declarará exitosa si se reciben aceptaciones por las mismas 28.182.469 de acciones. “El objetivo de la Oferta es adquirir hasta la cantidad de 28.182.469 acciones serie B de Azul Azul, representativas de aproximadamente un 63,0715% de las acciones serie B emitidas y con ello adquirir el control de Azul Azul”, señala el aviso de inicio de la OPA.

SIn embargo, la OPA está dirigida a todos los accionistas y, como tal, considera un mecanismo de prorrateo, por lo que si llegan más ofertas que ese 63,0715% de los papeles, Heller se diluiría y mantendría una participación, bastante inferior a la actual eso sí, en la sociedad.

“En el evento que el número de acciones comprendidas en las aceptaciones de la oferta exceda la cantidad máxima de acciones ofrecidas adquirir por el oferente, de conformidad a lo establecido en el artículo 208 de la Ley N° 18.045 de Mercado de Valores, el oferente comprará las acciones ofrecidas a prorrata a cada uno de los accionistas aceptantes, aplicando el factor de prorrateo que resulte de dividir el número de acciones ofrecidas adquirir por el número total de acciones que los accionistas de la sociedad acepten vender. La adquisición se efectuará sólo por el número entero de acciones que resulte de la fórmula antes descrita”, asegura el aviso de inicio de la OPA.

Consultados conocedores de la oferta, reconocen que existe tal posibilidad, aunque dado el mecanismo de prorrateo, la participación que mantendría Heller sería “muy minoritaria” en caso de mantenerse como accionista. Además, podría eventualmente vender sus papeles remanentes sin necesidad de una OPA.

¿Qué hará Schapira?

Este punto obliga a dirigir la vista hacia lo que hará el segundo mayor accionista de Azul Azul: DSE, sociedad perteneciente a la familia Schapira y que tiene 9.580.891 acciones, equivalentes al 21,44% de la propiedad de Azul Azul y que también tiene derecho a participar en la OPA. Si DSE decidiera vender la totalidad de sus acciones, Heller entonces podría vender menos papeles en la OPA, dado el mecanismo de prorrateo. No obstante, rigen algunas condiciones, lo cual podría dificultar que DSE participe de la oferta.

“Las acciones objeto de la aceptación de la oferta deberán encontrarse inscritas en el Registro de Accionistas de Azul Azul a nombre del accionista vendedor, o de su intermediario de valores, totalmente suscritas y pagadas, libres de gravámenes, prohibiciones, embargos, litigios, medidas precautorias, derechos preferentes de terceros, derechos reales o personales a favor de terceros oponibles al oferente y, en general, de cualquier otra circunstancia que impida o limite su libre cesión, transferencia o dominio”, señala la oferta, aunque este punto es común en los avisos de OPA.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.