Las apuestas de la aplicación Beat para el mercado del transporte en Chile

Además de la innovación, mantener su servicio sólo en algunas comunas de la Región Metropolitana para asegurar disponibilidad y fidelizar a sus conductores a través de las comisiones más bajas del mercado, serían parte de la estrategia de posicionamiento en la que está trabajando la empresa, según aseguró su nueva gerenta general, Patricia Jebsen.


Hace cinco años que la aplicación de movilización Beat llegó a Chile, con la apuesta de ser una nueva oferta en medio de un sector, que en aquel entonces, era emergente, pero que hoy tiene una oferta más variada y especializada. Ante esto, la empresa de origen griego, que se asentó principalmente en América Latina con más de 26 millones de usuarios registrados entre nuestro país, Argentina, Perú, México y Colombia, quiere dar un salto con el que buscan diferenciarse y liderar el rubro de las aplicaciones de transportes en el mercado chileno.

En esa línea, la electromovilidad es el centro del modelo que la nueva gerenta general de la empresa en el país, Patricia Jebsen, quiere impregnar en las operaciones de la firma en Chile.

Jebsen –quien también lleva la gerencia en Argentina y que tiene la experiencia de trabajar con Chile debido a su trayectoria en otras empresas como Cencosud, Falabella y MercadoLibre–, comentó que Beat Zero, el primer servicio en el territorio que utiliza vehículos 100% eléctricos, ya ha sido un éxito en México, donde ya lleva dos años, y que están viendo resultados similares en los cuatro meses que llevan en Chile.

Si bien con el servicio tradicional Perú se transformó en su principal mercado, la gerenta afirmó que, al no existir otra aplicación con una propuesta similar a Zero, Chile es una buena apuesta. “En todos los mercados en los que estamos nosotros trabajamos para liderar y ser grandes. El éxito en Perú tiene que ver con la cantidad de años que llevamos, hace 10 años que estamos allí, fue la primera aplicación que llegó a Lima, y obviamente eso ayuda”, aseguró.

En efecto, la aplicación ya registra más de 180 mil viajes desde el lanzamiento de esta modalidad en Chile a fines de junio, permitiendo que más de 50 mil personas accedan al servicio que hace uso de energía eléctrica. De acuerdo a sus expectativas, esperan superar los 400 mil viajes antes de que termine el año.

La implementación de este modelo comprometió la compra de una flota de 120 vehículos, lo que representa el 66% del total de los autos eléctricos vendidos en lo que va de 2022 en el país, y el trabajo junto a la empresa que presta el servicio, Viral Code.

Según planteó la gerenta general de Chile y Argentina de Beat, “no es lo mismo cuando tienes un marketplace en el que tú eres responsable de, a través de la tecnología, juntar la oferta y la demanda, que cuando a través de otra empresa –en este caso Viral Code–, manejar la flota. Nuestro foco en los primeros meses es estabilizar las operaciones y hacer el servicio lo más eficiente posible, porque es un modelo de negocios que es asset heavy”.

En detalle, Jebsen explicó que el nuevo modelo comercial destaca porque la empresa es propietaria de los activos que generan ingresos. Con esto, buscan diferenciarse de otras empresas que son más reconocidas por los pasajeros y conductores en el territorio dentro del servicio común. “El servicio viene funcionando muy bien y estamos alcanzando todos los planes que nos vamos proponiendo. Cuanto más lo hagamos eficiente, más viajes tendremos”, evaluó Jebsen sobre los años que lleva Beat en Chile.

Con el desafío que asumieron al optar por la electromovilidad, Beat busca generar un ahorro de más de 2 mil toneladas de CO2 por año, cifra equivalente a la absorción anual de 80 mil árboles.

Sin embargo, Beat no la tendrá fácil en su tarea de liderar el sector, ya que en el mercado nacional se enfrenta al gigante de Uber, a la china Didi y a la española Cabify, entre otros servicios similares y ante la posibilidad de que aumente la competencia.

Conductores privados

Dentro del modelo asset heavy con el que está trabajando Beat en Chile, su innovación pasa también por la vinculación que tienen con quienes trabajan manejando los autos. “Un gran diferencial que tiene este servicio es que tiene conductores que son contratados, entonces hay capacitación, hay un training que es diferente al que tiene un conductor de cualquier aplicación”, recalcó Patricia Jebsen.

Según explicó la gerenta general, en el servicio tradicional debido a la nueva Ley N°21.431, los conductores aceptan un contrato que fija normas mínimas de regulación entre los trabajadores y la aplicación, es decir, se mantiene la independencia del conductor; pero en Beat Zero, mediante Viral Code, los conductores son empleados.

Con esto, la nueva apuesta también instala exigencias para los conductores para garantizar la excelencia en sus servicios, como lo son los alrededor de 20 entrenamientos que deben recibir, y que van desde preparación en materia de experiencia al cliente, inteligencia emocional, hasta gestión y manejo de emergencias.

En esta línea, Jebsen reconoció que las aplicaciones del rubro están enfrentando un obstáculo sobre la conversión de conductores. Sobre su servicio tradicional, la gerenta indicó que “lo que estamos viendo es que si la rentabilidad no es buena, los conductores no vienen. Nosotros tenemos la mejor comisión del mercado, damos muy buenas ganancias, pero es un gran desafío el tema del recurso humano”.

Democratización del transporte

Otra parte de la estrategia con la que Beat pretende superar a su competencia es la entrega de una experiencia premium a sus pasajeros. Con la modalidad Zero, la empresa destaca las ventajas que brindan los autos eléctricos, tales como un viaje en silencio por el tipo de motor, la opción de cargar dispositivos móviles, poner su propia música, entre otros.

Según aseguró Jebsen, la idea de la empresa es poder proveer todas estas comodidades sin sacrificar otro de los intereses de los usuarios: el precio. Con el fin de impulsar la electromovilidad, la gerenta no sólo planteó que trabajan con tarifas que no varían durante el trayecto y que son informadas previo al inicio del viaje a los pasajeros, sino que también el servicio sería 10% más económico que uno premium de movilidad, partiendo de los $2.700.

Además, Beat apostó por mantener su espacio de circulación acotado, sólo manteniendo Zero en las comunas de Las Condes, Providencia, Ñuñoa, Peñalolén, Lo Barnechea, Vitacura y Santiago Centro. Esto, con el fin de mantener sus niveles de pick up rating, es decir, la relación entre los viajes solicitados y los ejecutados.

“En la medida en la que nosotros queramos adquirir más flota y crecer, obviamente podremos ir ampliándonos. El desafío ahí también es tener los conductores, porque tenemos que tener 24/7 personas disponibles. En principio, hoy nuestro foco está en las zonas que tenemos y allí dar calidad de servicio”, afirmó Patricia Jebsen.

A través de esta combinación de factores y su nuevo modelo, Beat busca que los 95 millones de viajes que se han realizado en su app desde su llegada en octubre de 2017 sigan aumentando, consiguiendo su meta de posicionamiento frente a pasajeros y conductores.

Sigue también en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.