Renovables no convencionales desplazarán por primera vez al carbón como principal fuente de generación eléctrica a partir de este año

AES Andes suscribe millonario acuerdo para ingreso de socio estratégico a su negocio de energías renovables

Proyección del Coordinador Eléctrico supone que se cumpla con el plan de instalación de 2.450 MW solares, más otros 1.540 MW eólicos. Así, la suma de estos energéticos, las hidro ERNC, la geotermia y otros, superarán el aporte del carbón.




El carbón como fuente de generación eléctrica en Chile tiene fecha de vencimiento. Y mientras eso llega, son las energías renovables las que están tomando la posta.

Tanto así que a partir de este año se espera que el aporte de las fuentes renovables no convencionales -es decir, eólica, solar, geotermia, hidro ERNC y bio ERNC- supere al del carbón, que a pesar del retiro de varias unidades debido al plan de descarbonización, mantiene un aporte superior al 30% de la matriz.

Esto, según datos del Coordinador Eléctrico, organismo encargado del despacho de las centrales eléctricas y de, como lo dice su nombre, coordinar la operación del sistema. Según la proyección 2021 de este organismo, el aporte de las unidades ya nombradas, agrupadas como ERNC, alcanzará el 35,5% del sistema, versus el carbón que aportará el 31,6%.

Esto, siempre y cuando se cumplan los compromisos de instalación de nuevas nunidades eólicas y solares por casi 4.000 MW anunciadas para este año, de las cuales 2.450 MW son solares y 1.540 MW eólicos.

Por tecnología, la generación solar -principalmente fotovoltaica, pero también termosolar, de la que ya se inauguró una central en el país, que a la vez es la primera de su tipo en Sudamérica- será la de mayor aporte de entre las ERNC, llegando al 17,7% de participación en el sistema, con una generación anual esperada de 13.880 GWh. Esto la instala en el tercer lugar como fuente individual de producción eléctrica, por debajo del ya mencionado carbón y también de la hidroelectricidad convencional, que si bien es considerada energía renovable, no es reconocida en Chile como ERNC.

El aporte de estas centrales hidro convencionales, entre las que se cuentan embalses de mayor tamaño, como Ralco, Pangue o Angostura, alcanzará este año el 24,4% del total del sistema.

Le sigue la producción eólica, que este año explicará el 11% del total de generación de electricidad, con 8.670 GWh esperados, en cuarto lugar y superando al gas natural, que alcanzará el 7,2%.

Estos importantes cambios se explican, principalmente, por la mayor competitividad que han alcanzado las fuentes renovables en relación a sus competidores. De hecho, las principales generadoras eléctricas del país como Colbún, Enel, AES Andes o Engie se han volcado a desarrollar nuevas iniciativas eólicas y solares y en el horizonte, con la excepción de Alto Maipo, en su última fase de construcción, no se vislumbran nuevas iniciativas convencionales como a gas, carbón o grandes hidroeléctricas.

Nueva capacidad

Este mayor aporte ERNC se sustenta en la entrada de nuevas centrales. De acuerdo con el informe de abril de la consultora Systep, en los siguientes 12 meses se espera la entrada en operación de 5.939 MW de nueva capacidad, de los cuales 3.027 MW son solares, 1.779 MW son eólicos, 28 MW son geotérmicos, 563 MW hidráulicos y 541 MW térmicos. Por contrapartida, se considera el retiro de Ventanas II, de AES Andes -es AES Gener- para julio 2021, equivalente a 193,5 MW.

De hecho, ya en marzo de 2021 había un total de 142 proyectos ERNC declarados en construcción, con entrada en operaciones hasta febrero de 2023. A esto se suma que en ese mes el Servicio de Evaluación Ambiental dio inicio a la tramitación de 47 nuevas iniciativas, que equivalen a 2.903 MW adicionales a los declarados en construcción, con una inversión asociada de 4.395,8 MW. Además, se otorgó la RCA a iniciativas que suman otros 785 MW, equivalentes a 829,7 MW.

“Nos parece muy positivo que la penetración de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) esté resultando sostenidamente superior a los objetivos que se planteaban en la discusión de la ley. En ese entonces se pensaba en una meta de 20% al año 2025 y particularmente 13,5% al 2021.  Esto sin duda confirma que el objetivo de descarbonización al 2040 puede lograrse, considerando que más del 90% de los nuevos proyectos de generación ingresados en el Servicio de Evaluación Ambiental corresponden a proyectos fotovoltaicos y eólicos, y una generación total de ERNC de 22,2% en el año 2020″, destaca Pablo Demarco, gerente comercial de Plataforma Energía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.