Siemens: “De ninguna manera ha cambiado nuestro interés en invertir en Chile”

Eduardo Gorchs, CEO de Siemens para Sudamérica excepto Brasil.

“El proceso de cambio de paradigma que se está viviendo en el país hay que mirarlo como una oportunidad de desarrollo”, asegura Eduardo Gorchs, CEO de Siemens Sudamérica, quien cree que Chile se recuperará más rápido que el resto del continente.




Como un una oportunidad describe Eduardo Gorchs, CEO de Siemens para Sudamérica (con excepción de Brasil), los cambios políticos y sociales que vienen ocurriendo en el país desde fines de 2019. Tal es así que, asegura, sus intenciones son seguir invirtiendo en Chile, por ejemplo, en el 5G.

“El proceso de cambio de paradigma que se está viviendo en el país hay que mirarlo como una oportunidad de desarrollo”, señala el ejecutivo quien, en entrevista con Pulso, prevé que Chile será el país que más rápido se recuperará de toda la región.

“Chile probablemente sea el país que más rápido retorne a niveles pre-pandemia. Y en términos relativos ya se nota respecto de países vecinos”, asegura.

¿Qué efectos ha tenido para la compañía esta pandemia?

Este último año la pandemia nos desafió, reconfigurando la manera en que vivimos, los paradigmas del trabajo y las cadenas de producción y logística. Nuestros colaboradores se han esforzado especialmente para mantener a la compañía operando de manera exitosa. En Chile, además del desafío sanitario, se dieron desafíos técnicos por la importación de productos de alta tecnología, los que empezaron a ser muy demandados localmente, en el ámbito de gestión remota de plantas, por ejemplo.

Otro aspecto ha sido la coordinación de equipos. En Chile tenemos 1.000 personas trabajando en terreno, en plantas eléctricas o mineras. La coordinación con clientes para diseñar estándares de prevención y seguridad en conjunto fue crítica. Además, se implementaron todos los EPP y protocolos con urgencia. Respecto a la modalidad de trabajo, nosotros venimos con un programa de trabajo móvil desde 2013, así que la habilitación tecnológica e informática fue inmediata el día que decidimos que toda la compañía hiciera teletrabajo. La clave fue siempre manejar la incertidumbre y tomar decisiones rápidas.

El mayor desafío que vemos hoy es el manejo del tiempo y el balance vida-laboral, porque todos tenemos que asumir múltiples tareas en el hogar y en el trabajo. Es por eso que hemos realizado charlas y programas de apoyo emocional, una línea telefónica de guía psicosocial y otras iniciativas de apoyo.

¿Qué áreas de negocio se ha visto más afectada?

Durante la pandemia definimos tres ejes a nivel mundial para encarar los desafíos: cuidar a todos los colaboradores, resguardar la continuidad operacional cumpliendo las responsabilidades con los clientes, fábricas y proveedores. Y tercero, proteger la liquidez financiera para seguir operando, lo que ha sido muy bien administrado. De hecho, hace un año nuestra acción estaba en 90 euros y hoy supera los 130 euros, demostrando la solidez financiera de la empresa y la tranquilidad que perciben nuestros accionistas.

Hoy estamos trabajando en conjunto con los clientes y la sociedad para redefinir el significado de productividad en base al Business to Society (B2S). La tecnología sobre cobra valor cuando está al servicio de la sociedad. Desde el punto de vista tecnológico, donde la transformación digital, la conectividad y la operatividad remota son críticas, como en el sector energético y todo sector industrial, especialmente sus cadenas de suministros básicos deben ser parte de la estrategia de crecimiento.

¿Cómo ha estado el negocio en Chile en relación con el resto del continente?

Chile probablemente sea el país que más rápido retorne a niveles pre-pandemia. Y en términos relativos ya se nota respecto de países vecinos, aunque esto no será necesariamente parejo en todas las industrias. Podría haber grandes inversiones en infraestructura, puesta al día de expansiones o mantenimientos postergados y nuevos proyectos en muchas áreas. Mientras otras tardaran más en recuperarse.

Algunas industrias muy afectadas, como el turismo, tardarán, pero se recuperarán. Otras industrias que ya traían una tendencia negativa, como la generación fósil o el petróleo, aceleraron su proceso. El país no debería verse afectado por estas últimas, dado el camino que ha emprendido hace ya tiempo hacia las energías renovables para flexibilizar la matriz energética.

¿Ven una mejora respecto del año pasado?

En casi todos los países de la región algunas industrias de consumo, principalmente masivo, están presentando resultados negativos dada la contingencia, pero están transformando radicalmente sus estrategias de venta y modelos de negocios para enfrentar la crisis. En el caso de Siemens, la mayoría de los proyectos de transformación digital a nivel industrial se desarrollan en un lapso de uno a tres años. Por otro lado, Siemens está adquiriendo nuevas empresas para diversificar la oferta de tecnologías digitales y los servicios asociados a ellas, con grandes perspectivas de crecimiento. Éstas incluyen, por ejemplo, Inteligencia Artificial, Edge-Computing, soluciones inteligentes en la nube y complementos al portafolio de media y baja tensión, críticos para lograr la eficiencia energética. Todo esto nos permite expandir nuestra posición de liderazgo en la región, como partner de preferencia de nuestros socios en el camino hacia la transformación digital.

¿En qué línea de negocio tienen más expectativa respecto de Chile hacia el futuro?

Chile ha declarado querer ser pionero en la región en la instalación del 5G. Esto va a significar que los elementos que incorporen IIoT (Internet Industrial de las Cosas) van a tener niveles muy altos en velocidad y volumen de transmisión, cinco veces mayor a lo actual. También en el campo de la Inteligencia Artificial que, tomando la información, la analiza, la interpreta y no sólo se la entrega al cliente también aprende y corrige.

Siemens promueve en Chile una mirada a las tecnologías como habilitadoras, con el propósito de servir a la sociedad, creando valor sustentable para todos nuestros grupos de interés: clientes, colaboradores, sociedad civil, gobiernos, proveedores. El foco será potenciar cada una de nuestras áreas: Smart Infrastructure; Digital Industries y Large Drive Applications, las cuales atienden mercados que están viviendo una radical transformación en términos de IIoT y la transición a sistemas de energía descentralizados.

Los cambios políticos que está experimentando Chile, ¿no cambian su interés en invertir en el país?

De ninguna manera ha cambiado nuestro interés en invertir en Chile. Las necesidades sociales al igual que la tecnología cambian día a día por lo que no es raro que cambios políticos se generen de un momento a otro. Es más, el proceso de cambio de paradigma que se está viviendo en el país hay que mirarlo como una oportunidad de desarrollo tecnológico, interconectarlo y transformarnos digitalmente con foco en que las tecnologías estén al servicio. Chile es un país con gran potencial en energías renovables y puede volverse un pulmón verde energético para el mundo.

Estoy convencido en la colaboración entre entes públicos, privados y el mundo académico. Todos debemos remar hacia un mismo lado y estamos dispuestos a acompañar al país en el proceso de desarrollo de nuestra economía y el funcionamiento de nuestras ciudades y su infraestructura crítica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.