Fondo verde de BTG espera multiplicar su tamaño y advierten boom en renta variable local para 2021

pablo-bello-y-andres-navarrete0684

Andrés Navarrete, portfolio manager de BTG Pactual Chile Asset Management, y Pablo Bello, gerente de renta variable de la institución.

El fondo mutuo accionario chileno ESG de la firma de capitales brasileños ha rentado 1% sobre el IPSA desde que se creó hace tres años. Sus gestores aseguran que podría pasar de un tamaño actual de unos $1.600 millones a $20 mil millones en cinco años.




Hace algunos años que se viene murmurando en el mercado de capitales acerca de reportes de sustentabilidad, descarbonización de la matriz energética, inversiones de impacto y aminorar riesgos reputacionales.

Esos conceptos que llevan hacia una corriente de inversiones más verdes o consientes del entorno, BTG Pactual Chile Asset Management la captó y la materializó en la creación de un fondo mutuo que invierte en acciones chilenas ESG (sigla en inglés del enfoque en gobernanza ambiental, social y corporativa).

A tres años del lanzamiento de este fondo que tiene un tamaño de unos $1.600 millones, en BTG decidieron pasar a una nueva etapa, donde esperan poder manejar $20 mil millones en un plazo de cinco años.

“Cada vez vemos más interés por invertir en estos fondos temáticos. El inversionista se está preocupando más y es más consciente de lo que significa ESG, por eso decidimos potenciar este fondo con una campaña más digital, con una comisión mucho más baja (1,2% más IVA) que el promedio de los fondos, sin comisiones de retención donde se exige un mínimo de 30 días permanencia, cosa que sea lo más fácil posible”, explica Pablo Bello, gerente de renta variable de la gestora local de capitales brasileños.

De esta manera, en BTG añadieron recientemente la serie B para este fondo, de manera de poder ampliar la base de esta estrategia considerada agresiva para clientes retail, que hoy alcanzan a representar alrededor del 20% del instrumento. El portfolio manager de la firma, Andrés Navarrete, agrega que al fondo ESG “le sacamos el monto mínimo para invertir, por lo que alguien puede invertir si quiere $5 mil, con cero papeleo”.

Rentabilidades y riesgos reputacionales

Si se mira el rendimiento de este fondo verde, Navarrete recalca que “este año ha estado un poco más abajo (N.d.A.: rentabilidad negativa en los últimos doce meses de 14,52% sin contar dividendos, versus IPSA negativo de 8,66% en el mismo lapso), pero si se mira desde su creación en 2018, este fondo está rentando 1% por sobre el IPSA después de comisiones. Esto hay que mirarlo a largo plazo y lo importante es que uno no deja plata en la mesa por preocuparse en la sustentabilidad de las inversiones del portfolio”.

Bello recalca que “este fondo no sacrifica rentabilidad, que ha sido muy parecida a la del IPSA, pero con la gracia que tiene menos volatilidad, porque tiene foco en acciones que traten de evitar o mitigar focos de ‘eventos’ en gobiernos corporativos o medioambientales”.

Respecto a la composición del fondo, un 18,04% está invertido en Enel Américas; 12,12% en Santander Chile; 11,41% en Enel Chile; 10,96% en SQM y 9,18% en Falabella, siendo estas las posiciones más relevantes.

¿Por qué si SQM tuvo fuertes impactos en su gobierno corporativo tiene una posición tan relevante en estas inversiones ESG? Navarrete explica que “las variables que miden la sustentabilidad son más de 40, donde está la relación con las comunidades o gasto energético.

Lo que generalmente eleva a Soquimich en todos los ranking es que la intensidad de uso energético y huella de carbono es muy baja, porque utilizan el sol para evaporar los salares, con lo que no hay grandes huellas de carbono versus otras mineras de hierro o cobre”.

En tanto Bello complementa que “Soquimich en gobiernos corporativos puede que haya tenido menos clasificación —pero ha ido mejorando—, pero tiene muy buenas clasificaciones en otros factores. Lo mismo pasa con Enel Chile, que pondera mucho en el índice, donde a medida que va descarbonizándose, su ranking sigue teniendo una evolución muy positiva”.

Perspectivas accionarias para 2021

Los grandes factores que incidirán en el desempeño de las acciones ESG son los mismos que impactarán a toda la renta variable local. En ese sentido, Pablo Bello analiza que “con el precio del cobre a estos niveles —si sigue sobre US$ 3 la libra, son muy buenas noticias para Chile—, más las vacunas, sumado al mayor apetito por riesgo y commodities, ha ido cambiando un flujo que está tendiendo a mercados emergentes, bolsas latinoamericanas y, entre ellas la chilena.

Hay un pequeño rally, con mayores volúmenes de transacciones, y creemos que esto durará por lo menos todo el 2021, porque está la tesis de que los emergentes van a tener mejor performance que los desarrollados”.

Ya en el componente local que incidirá el desempeño de la renta variable, Bello visualiza que las elecciones de constituyentes en abril será un hito “que podría abrir mayor incertidumbre, o aminorarla bastante, lo que dependerá de la composición de los 155 constituyentes”. Por lo anterior, augura que la bolsa local tendrá más calma hasta febrero, pero que subirá su volatilidad acercándose a abril.

Por otro lado, el gerente de renta variable de BTG avizora una recuperación en las utilidades de las empresas en 2021, debido “a que la pandemia golpeó muy fuerte, por lo que todas las compañías debiera tener un mejor año que 2020, al igual que la economía local que debiera crecer entre 4% y 5%.

Si las elecciones de abril no pegan tan fuerte, debiese haber un buen 2021 para las empresas”. Navarrete complementa que el bajo escenario de tasas de interés también debiese contribuir a los vientos a favor para una mejor valorización bursátil de las empresas y advierte que los sectores que tendrían más upside serán consumo, retail y banca.

En el fondo ESG los principales sectores que lo componen son energía y banca, aunque en BTG esperan que el forestal a futuro tenga un mayor protagonismo.

Con todo, Navarrete comenta que “hay muchos inversionistas tradicionales que están alejándose de papeles que tengan alta huella de carbono. Por eso creemos que estas estrategias van a generar Alpha para los inversionistas, porque hay compañías, como Enel Chile que están en etapa de cambios, donde en dos años más pretenden estar descarbonizados, lo que tendrá mayor generación de valor para sus accionistas”.

De esta forma, el portfolio manager expresa que “queremos que las empresas sean más sustentables y les estamos dando una oportunidad a los inversionistas institucionales y retail a que puedan mandar una señal a través del fondo. Una cosa es invertir en un mundo cambiante, pero este fondo ofrece invertir para cambiar al mundo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.