BancoEstado pide al gobierno nueva ley orgánica para poder cumplir mayores exigencias de capital

Andres Perez/ La Tercera

El vicepresidente de la estatal, Pablo Correa, explica que cuando se hizo la nueva Ley de Bancos, no se pensó en BancoEstado, pues les será difícil emitir bonos perpetuos. ¿La solución? Actualizar su ley orgánica que data de 1977. De lo contrario, el Estado tendría que inyectar más capital.


Obsoleta. Así se refiere el vicepresidente de BancoEstado, Pablo Correa, a la ley orgánica que tiene la estatal desde 1977, por lo que ya le manifestaron al Ministerio de Hacienda que es la hora de volver a pensarla.

“El mundo político está un poco al debe con BancoEstado en la discusión de su gobierno corporativo. Hemos visto que en su minuto se tomaron el tiempo de discutir una ley para Codelco, Enap, y TVN. BancoEstado también ha manifestado que es momento de revisar y actualizar su ley”, explica.

La razón por la cual deciden pedirle al gobierno modernizar su legislación, radica en que para la estatal será difícil cumplir las mayores exigencias de capital que pide la nueva Ley de Bancos.

Esta iniciativa aumenta el requisito mínimo de capital Tier 1 (capital -acciones y utilidades- de alta calidad). “Cuando se hizo la ley, efectivamente no se pensó en BancoEstado. Lamentablemente en el proceso legislativo se pensó que todos los bancos del sistema tenían la misma estructura accionaria”, detalla Correa.

El banco no puede emitir bonos convertibles en acciones para conseguir más capital, ya que no tiene acciones. La segunda herramienta que propone la ley, es la emisión de bonos perpetuos, pero éstos tienen una característica que complicaría que BancoEstado pueda tenerlos, cosa que no se había revelado hasta ahora.

“Un bono perpetuo, para ser considerado como tal por parte del mercado, debe tener una prelación de pago sobre los dividendos, y por lo tanto, cuando cualquier banco está en una situación complicada, puede detener el pago de dividendos para privilegiar el pago del cupón del bono perpetuo. Pero BancoEstado, como empresa, no puede definir cuál es el monto de dividendos, sino que esa es una decisión que toma el Presidente de la República”, puntualiza.

Lo anterior complica a la entidad, considerando que con Basilea III el banco ya no podrá computar los US$1.198 millones que tienen en bonos subordinados como patrimonio efectivo. ¿Cuándo se dieron cuenta que sería difícil emitir bonos perpetuos? “Yo solo te puedo hablar por parte de este Comité Ejecutivo, nosotros nos dimos cuenta tempranamente de ese problema”, detalla.

En los últimos 42 años, la ley orgánica de la estatal ha tenido cambios marginales. Algunos temas que establece, y que no estarían en línea con los nuevos tiempos, es que el banco tiene que ser un actor relevante que potencia el proceso de regionalización.

Además, le da poca flexibilidad incluso en temas estructurales, ya que, por ejemplo, no podrían unir su banca corporativa con tesorería, tal como han hecho otros bancos. Asimismo, éste es el único banco que tiene un impuesto del 40%.

En caso que no se actualice su ley, sería el Estado el que tendría que inyectarle el capital adicional que requiera la entidad, de lo contrario podrían tener que achicarse. En paralelo, la firma intenta aumentar el monto de sus utilidades para avanzar en esta línea.

Eso sí, aún no saben qué monto necesitarán de capital adicional para cumplir todos los requerimientos, pues han hecho 64 escenarios distintos dependiendo de las definiciones que tome el regulador.

Fraude con tarjetas: “Es una mala política pública”

Los bancos están alineados respecto al proyecto que responsabiliza a la banca frente a fraudes con tarjetas: podría ser inconstitucional. “Esta es una mala política, no compartimos el espíritu de la ley como otras autoridades de gobierno lo han establecido”, dice Correa.

En ese sentido, agrega que “el fraude claramente no siempre es responsabilidad del banco”, y que el proyecto puede traer dos problemas. Por un lado, la saturación del sistema judicial. Por otro, cuando hay fraudes que son por bajos montos, versus los altos costos que deberían pagar los bancos para ir a la Justicia, “te lo hace irrealista. Esto genera un escenario muy propicio para que haya autofraude”, advierte.

“Este proyecto no sólo está mal diseñado, no considera ciertas realidades propias del sistema financiero… También se genera un cambio conceptual que es lo que me parece más peligroso: que es dar toda la responsabilidad a un solo actor”, argumenta.

Compraquí busca llegar a 50.000 comercios a fin de año

La meta que tenía BancoEstado en un principio, era conseguir 40.000 comercios en su nueva red de adquirencia, Compraquí, para su primer año de funcionamiento. Sin embargo, les ha ido mejor de lo esperado, por lo que esperan llegar a los 50.000 hacia fin de año.

Sobre el modelo de cuatro partes, Correa dice que “es bueno que hasta el momento no se haya tomado una decisión de fijar en forma normativa las tasas, y creo que éste va a ser un mercado que enfrentará una competencia inusitada y un dinamismo que va a dejar de ser únicamente local. Van a haber fuerzas mayores que el dinamismo del mercado chileno, y en ese sentido, más allá de decir si hoy las tasas son altas o bajas, a nivel de los comercios lo que van a enfrentar es una gama de más posibilidades”.

Seguir leyendo