Cómo tus buenos hábitos pueden transformar el mundo

Levantarse media hora antes, elegir las escaleras antes que el ascensor, preferir tomar agua antes que bebida y ser conscientes de la postura de nuestra espalda. ¿En qué punto una acción se convierte en un hábito y cómo a través de estos podemos aportar a nuestro bienestar y por ende, al mundo?




El lunes comienzo la dieta. Tengo que tomar más agua. El 2021 meditaré todos los días.

Con frecuencia pensamos en metas que nos gustaría cumplir para llegar a nuestros objetivos, los que en muchas ocasiones se relacionan a mejorar nuestro bienestar.

Un hábito es un comportamiento inconsciente y constante. Se reiteran porque el cerebro busca atajos mentales para optimizar esfuerzo. De hecho, se ha demostrado que las conexiones neuronales se profundizan al repetir la misma acción. Entre el 40% y el 50% de nuestras acciones diarias se hacen por costumbre, desde las más mundanas como lavarse los dientes a otras más contemporáneas como leer WhatsApp. Nuestro bienestar se sustenta en la calidad de nuestros hábitos y por lo mismo es importante trabajar en ellos.

Según James Clear, autor del libro bestseller Atomic Habits, la reacción en cadena que gatilla un hábito tiene cuatro etapas: señal, deseo, respuesta y recompensa. Las señales del tiempo, lugar y que están a la vista son las más evidentes y reiteradas; otros sentidos también se pueden inducir como una canción que estimule la concentración o un olor que inspire seducción.

Se estima que si todos los días mejoras un 1% en alguna actividad, al final del año tu

evolución va a ser de un 37%. El progreso gradual es la suma de pequeñas victorias

diarias, las que irradian la sensación de control y felicidad. No es necesario ser

100% perfecto, lo fundamental es ser constante. Los costos de los malos hábitos, como los frutos de los buenos, se manifiestan a 2, 5 o 10 años.

Betterfly effect

Tal como en la película, un simple y reiterado movimiento puede producir una gran transformación en el tiempo: “el aleteo de una mariposa en Río de Janeiro puede desatar una tempestad en Nueva York” o, llevado a la realidad actual, la acción de una persona en China puede ser capaz de paralizar a la humanidad.

Entonces, así como sucede esa reacción en cadena, también existe la del Betterfly Effect -impulsado por la plataforma de beneficios de bienestar Betterfly-, una versión positiva del Efecto mariposa, en el que pequeños cambios generan grandes transformaciones en tu vida, la de tu familia y de tu comunidad. Así se construye, paso a paso y desde cada persona, un mundo mejor para vivir y trabajar, porque si todos nos enfocamos en convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, seremos mejores compañeros de trabajo, hijos, amigos, y mejores ciudadanos, creando así, un mundo mejor.

Podemos generar un impacto global a través de pequeños cambios y ese es el llamado de la plataforma Betterfly que transforma tus hábitos saludables en un seguro de vida dinámico cuya cobertura crece sin costo y en donación social.

Conoce más en www.Betterfly.cl.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.