Corfo ficha a Andrés Jana para arbitraje con Albemarle, que suspende ampliación en Chile

Estadounidense señaló que la medida obedece a cambios en las proyecciones sobre la demanda de litio en el mercado internacional.


El arbitraje internacional que a mediados de octubre anunció la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) en contra de la norteamericana Albemarle -por diferencias en la interpretación de una cláusula de un contrato que define que el 25% de su producción de litio será vendido a precio preferencial a productores que se establezcan en Chile- está tomando más fuerza.

Esto, luego que organismo estatal fichara, de forma directa, al abogado Andrés Jana para iniciar el proceso de demanda en contra de la firma norteamericana en la Cámara de Comercio Internacional (ICC).

“Corfo exigirá que se cumpla a cabalidad el contrato suscrito y que se aplique la cláusula”, indicó Jana al ser consultado sobre el caso, añadiendo que hasta el momento se han desarrollado una serie de reuniones con el organismo, en las que éste ha demostrado un “conocimiento cabal del caso y el entendimiento profundo del contrato”.

En ese sentido, indicó que la conformación del equipo legal aún se está definiendo y detalló que hasta ahora el trabajo y el desarrollo de la estrategia legal se está realizando con la fiscalía del organismo y su equipo técnico.

La contienda que se iniciaría en los próximos 30 días, no es la primera que unirá a Jana con la institución, ya que el abogado -que tiene una vasta experiencia como árbitro y experto internacional en la resolución de conflictos comerciales, de inversión y de derecho internacional- ya ha asesorado a la Corfo en otros conflictos judiciales, entre ellos los casos Inverlink y Thames Water.

En ese sentido, Jana actualmente presta asesoría en varios arbitrajes internacionales, entre los cuales está el caso Silala, la defensa a la autoridad del Canal de Panamá y en caso Quiborax.

Actualmente, Corfo y Jana se encuentran diseñando la estrategia legal para realizar dentro de un mes, la notificación de demanda ante la ICC, documento de entre 15 y 20 páginas en el que se expone la denuncia.

En esta instancia, en la que no se presentan pruebas, la Corfo podrá designar al arbitro que escogerá para el caso, para que posteriormente, en el plazo de un mes, Albemarle presente su respuesta y también designe a un árbitro.

Así, llegado este punto, los dos árbitros de cada una de las partes deberán nombrar a un tercero, que será el que presidirá la instancia, conformándose el tribunal

Suspende proyectos

Ayer, en tanto, el gerente general de la firma norteamericana, Luke Kissam, anunció que la compañía decidió frenar sus planes de expansión de producción en Chile, tras detener los trabajos de ingeniería para el proyecto de expansión de carbonato de litio.

En ese sentido explicó que la decisión se debe a que la compañía está evaluando los signos de la creciente demanda de hidróxido de litio, apostando por ello a un proyecto en Australia.

La licencia de Albemarle para vender litio de Chile no está siendo cuestionada, dijo Kissam. Además, detalló que las preocupaciones de la Comisión Chilena de Energía Nuclear sobre los planes de expansión de Albemarle “no son un gran problema”, publicó ayer Bloomberg.

En cuanto a la anunciada demanda de Corfo, en tanto, puso paños fríos, asegurando a analistas que por el momento aún no se concretaba.

Seguir leyendo