Cynthia Perišić, gerenta general de la Asociación Logística de Chile: “Los procesos de digitalización en la logística se aceleraron tras el aumento del comercio electrónico”

Perišić agregó que "las restricciones de desplazamiento y las medidas para evitar contagios derivaron en profundos cambios en la operativa de los puertos, los centros de distribución y en las operaciones de distribución".




La logística en Chile ha sabido responder a los desafíos que le significó la llegada del coronavirus, pero también tuvo que acelerar la agenda tecnológica que llevaba este sector, según comenta la gerenta general de la Asociación Logística de Chile (Alog), Cynthia Perišić, en su balance tras ya varios meses desde la llegada de la pandemia.

La líder del gremio también apunta que la gestión de la cadena de suministro, tras superada la crisis sanitaria, ya no solo deberá considerar los costos como eje principal a la hora de la planificación. “Tomará un rol mucho más estratégico, balanceando ecuaciones de canales, costos, servicios y flexibilidad de cara al negocio de sus clientes y de los consumidores”, comenta.

¿Cómo los impactó la llegada de la pandemia a nivel local como sector?

-Las restricciones de desplazamiento y las medidas para evitar contagios derivaron en profundos cambios en la operativa de los puertos, los centros de distribución y en las operaciones de distribución. En este plano, la consigna fue y es hasta hoy, proteger la salud de los operarios a partir de la puesta en marcha de protocolos sanitarios y de seguridad para evitar contagios. En esa línea, la disminución de la fuerza laboral en la actividad logística dio como resultado un esperado retraso y letargo de algunas operaciones de abastecimiento a nivel país.

¿Creen que estaban preparados?

-Nadie estaba preparado para lo que ocurrió tras la llegada del Covid -19, tanto en el mundo como el país. No obstante, me atrevo a decir que, en materia de abastecimiento interno, los actores del rubro logístico que atienden a diversas industrias y comercios del país han sabido responder a los desafíos en la medida de lo posible. En este punto, contar con el respaldo de las autoridades que tempranamente declararon nuestra actividad como esencial, sin duda permitió que las tareas de abastecimiento no cesaran en los últimos meses.

¿La pandemia obligó a la logística a acelerar la implementación de más tecnología en Chile?

-A raíz de la pandemia, muchos de los procesos de digitalización en la logística se aceleraron tras el aumento del comercio electrónico, que ha obligado a los actores del sector logístico que atienden al rubro comercio a implementar tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Big Data para hacer eficiente la gestión de los inventarios y de los procesos de última milla.

¿Cómo ve que se seguirá desarrollando esta área en el sector?

-La digitalización de los procesos es el gran tema para abordar por aquellos actores del rubro minorista y de sus partners logísticos post Covid-19. Tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Big Data, la robótica y otras serán determinantes para alcanzar eficientemente los procesos intralogísticos y de distribución, sobre todo si consideramos que la penetración del e-commerce siga su curso ascendente en los próximos años.

¿Cuáles son otros desafíos?

-El aumento del comercio electrónico y la globalización ha provocado que el sector logístico crezca en importancia, convirtiéndose en las empresas que conectan a clientes, servicios y productos por tierra, mar y aire. Todo ello conlleva un mayor número de datos, lo que implica reforzar la seguridad de esos datos.

Respecto a la crisis económica provocada por el coronavirus ¿Cómo ven que ha impactado a su sector?

-El impacto ha sido variado. Para algunos actores del rubro logístico, la crisis ha generado una mayor demanda de sus servicios, no obstante, en todos los niveles de la sociedad, la incertidumbre económica es negativa. Por cierto, era imposible imaginar los efectos que tendría la propagación del virus a nivel mundial y, en ese sentido, el sector logístico también sufrió los efectos de esta incertidumbre, generada por esta pandemia.

Por otra parte, esta crisis también nos deja ver las oportunidades y deficiencias que tenemos en la cadena, por lo cual, no sólo tenemos la tarea de pensar en nuevos planes, sino también, en cómo nos ocupamos de las oportunidades básicas que aún existen.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.