Embajador de China ante frustrada licitación a Aisino: “Estamos sorprendidos por esta anulación”

El embajador de China en Chile, Niu Qingbao, durante una entrevista con La Tercera, en marzo. Foto: Mario Téllez / La Tercera

Ante la decisión del Registro Civil de declarar nulo el contrato con la empresa china para fabricación de las cédulas de identidad y pasaportes, Niu Qingbao dijo que su embajada “se está comunicando con la parte chilena al respecto, y esperamos que este asunto se resuelva de manera justa, abierta y equitativa, y que los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas afectadas estén efectivamente protegidos”.




En marzo, al asumir formalmente como embajador de China en Chile, Niu Qingbao dijo a La Tercera que las relaciones entre ambos países se encontraban “en el mejor momento de su historia”. “Confiamos que la parte chilena tratará al capital extranjero por igual, como siempre, y juzgará de manera objetiva y justa la adquisición de CGE por parte de State Grid, y dará un trato justo a estas prácticas comerciales normales”, comentó en esa oportunidad en alusión al debate generado en nuestro país sobre la presencia China en sectores estratégicos de la economía, en este caso la inversión en la compañía eléctrica CGE.

Nueve meses después de esas declaraciones, en la que fue su primera entrevista a un medio chileno desde su llegada al país, el representante diplomático chino sale al paso ahora de una nueva polémica: la anulación por parte del Registro Civil de la licitación adjudicada a la empresa china Aisino para la fabricación de las cédulas de identidad y pasaportes.

“Estamos sorprendidos por esta anulación”, aseguró ayer el embajador chino en una entrevista colectiva vía Zoom en la que participó La Tercera.

“El consorcio formado por Aisino y su socio alemán cumplió estrictamente los requisitos de la licitación chilena, y finalmente ganó la adjudicación a través de una justa competencia con otros licitadores. Adhiriendo a los principios de equidad y no discriminación, y basándose en las condiciones de la licitación y en las puntuaciones de cada licitador, la parte chilena adjudicó el contrato a Aisino UTP, lo que demuestra que Chile es un país con un sistema jurídico sólido y un buen entorno empresarial internacional”, destacó Niu Qingbao.

El diplomático chino aseguró que “es poco habitual que se anule una licitación que ya se ha adjudicado, y especialmente cuando el motivo de la anulación involucra la política de exención de visa de terceros países, lo cual indica que la parte chilena tomó esta decisión teniendo en cuenta factores de terceras partes”. “Si un proyecto adjudicado puede cancelarse por motivos de terceros, inevitablemente se generan dudas sobre la seriedad de la licitación y puede suscitar preocupaciones a la comunidad empresarial sobre el entorno empresarial internacional en Chile”, advirtió.

Luego de que el lunes el gobierno anulara la licitación que había sido adjudicada a Aisino, la Sección Prensa de la Embajada de Estados Unidos en Chile señaló que “cada país debe adoptar sus propias decisiones acerca de la seguridad nacional, pero los países y ciudadanos deben poder confiar en que sus documentos de identidad no estén sujetos a riesgos que amenacen la seguridad nacional, la privacidad o la seguridad de los datos”.

Cabe destacar que en el comunicado del Registro Civil, hubo un punto destinado al programa visa Waiver, y sostuvo que la adjudicación debía asegurar la continuidad del sistema de exención de visas que hoy está vigente y pidió a la Cancillería que informara sobre los impactos que podría tener este contrato para la elegibilidad del país en este programa.

Asimismo, a principios de este mes, una delegación estadounidense visitó nuestro país, con la finalidad de revisar la permanencia de Chile en este programa que está vigente desde 2014. Tras esa visita, la embajada de EE.UU. se refirió a la adjudicación de la licitación a Aisino y señaló que “el Departamento de Seguridad del Territorio Nacional (DHS) está evaluando cuidadosamente el impacto que las decisiones del Registro Civil puedan tener sobre la integridad de los datos de los documentos de identificación nacional chilenos, y determinará qué amenazas plantean aquellos riesgos a la seguridad nacional y regional de Estados Unidos, de modo de considerar las medidas necesarias para abordar dichas amenazas”.

Respecto de las medidas que se adoptarán tras la anulación de la licitación a Aisino, Niu Qingbao informó ayer que la embajada china “se está comunicando con la parte chilena al respecto, y esperamos que este asunto se resuelva de manera justa, abierta y equitativa, y que los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas afectadas están efectivamente protegidos”.

En la resolución que dejó sin efecto la adjudicación de un contrato por US$ 205 millones a 10 años plazo, el Registro Civil solicitó a Aisino “describir con detalle el contenido y alcance de la Ley de Seguridad de Datos de China, en lo referido a la información que, en virtud de esa ley, deba entregarse a terceros por parte de entidades que presten servicios fuera de este territorio”, en alusión a la normativa que entró en vigencia el 1 de septiembre en China y que está orientada a resguardar y regular la utilización de información por parte de los gigantes tecnológicos.

Al respecto, el embajador chino dijo ante una consulta de La Tercera que “no tenemos ninguna ley o regulación en China por las que las empresas chinas puedan enviar datos al gobierno chino. Al revés, el gobierno chino las obliga a cumplir las leyes locales”.

Al concluir su declaración sobre el caso de Aisino, el diplomático chino recordó que “en el desarrollo de su relación con China, Chile siempre ha estado a la vanguardia de los países latinoamericanos. China es el primer socio comercial de Chile, el primer mercado de su exportación y la primera fuente de importaciones, y Chile es el tercer socio comercial para China en América Latina”.

“La inversión bidireccional entre ambos países, especialmente la inversión de empresas chinas en Chile, ha crecido considerablemente en los últimos años. Las relaciones económicas y comerciales entre China y Chile, basadas en la cooperación igualitaria y el beneficio mutuo, han traído beneficios tangibles a los dos pueblos, y requieren esfuerzos y cuidados conjuntos de ambas partes”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.