El inesperado rol de India en el caso SQM

NEW DELHI, INDIA - DECEMBER 3, 2007: Autorickshaw at Chandi Chowk in Old Delhi Area on December 3, 2007 in New Delhi, India. (Photo by Dijeshwar Singh/Hindustan Times via Getty Images)

En los últimos día, Nutrien acudió a India para solicitar extender el plazo que tiene para vender las acciones de SQM. Esto, con el fin de resguardarse ante lo que pueda suceder mañana en el Tribunal Constitucional y también para evitar que el país que visó el acuerdo con Agrium contrate un “trust” para iniciar un nuevo proceso de venta de los papeles.


Su última carta está jugando la canadiense Nutrien para evitar que Julio Ponce le gane esta última partida e impida el ingreso de los chinos de Tianqi a la propiedad de SQM. La otrora socia de Pampa y accionista de la minera no metálica por casi dos décadas no esperó más tiempo y sumó a un nuevo actor al proceso donde busca concretar la venta del 24% de la propiedad de SQM. Se trata de India, país que cumplió un rol fundamental cuando la ex Potash se fusionó con Agrium y dieron vida al proveedor de fertilizantes más grande del mundo: Nutrien.

Hace unos días, altos ejecutivos de la matriz de la canadiense recurrieron a la Comisión de Competencia de India (CCI) para solicitar una extensión del plazo que el organismo fijó para concretar su salida de SQM, debido al conflicto de interés que se generaba en el mercado de los fertilizantes, donde la minera también participa.
Es que el plazo, que vence el 30 de abril de 2019, hoy está cada vez más encima, más ahora con la jugada de Julio Ponce, al interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional por considerar inconstitucional el acuerdo extrajudicial que Tianqi y la FNE pactaron y que fue visado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (ver nota relacionada).

Esto, porque si mañana el TC declara admisible el recurso que el Grupo Pampa interpuso, el proceso se podría extender por lo menos por unos seis a ocho meses más, evitando que Nutrien concrete la venta de las acciones serie A que pactó con Tianqi y gane los más de US$ 4.000 millones que los asiáticos están dispuestos a desembolsar por llegar como socios financieros a SQM.

Nueva cláusula de CCI

Y ese es el escenario que a toda costa Nutrien quiere evitar. Esto, porque existe una cláusula que les impuso el gobierno indio que perjudica económicamente a la compañía, ya que podrían perder más de US$ 1.000 millones si esta operación finalmente se realiza, pero sin Tianqi como comprador.

Se trata del punto 47 del acuerdo, donde se establece que si la venta de las acciones no se puede concretar, “la comisión designará una agencia de desinversión para vender los activos”, operación que se realizará “sin precio mínimo”, como el establecido entre Nutrien en Tianqi, donde se pactó la venta de 62 millones de los títulos de SQM de la serie A, a un valor de US$ 65. Hoy, la acción de SQM Serie A se transa en US$ 41,32.

Pero la canadiense se demoró en tomar este camino, ya que nunca se imaginó el rumbo que hoy está tomando el proceso en Chile, gracias a las jugadas que en los últimos días ha concretado Ponce. Es que para los canadienses en Chile no existía un problema vinculado con la libre competencia que pudiera atrasar o dificultar la millonaria operación, que es considerada en el país como una de las mayores del año.

Por eso, indican cercanos a Nutrien, en Canadá hay molestia, tanto así que la firma rompió su conocido “bajo perfil” y evidenció el malestar con la declaración pública emitida la semana pasada, donde calificaron a Julio Ponce de “hipócrita”, ya que él mismo había negociado con los chinos hace unos años. También en la carta que los altos ejecutivos de la firma enviaron a los directores de SQM, donde les advirtieron las consecuencias de insistir en acciones legales para detener o retrasar la transacción.

Es más, si la venta fracasa, Nutrien se irá con todo contra el Grupo Pampa, SQM y sus directores, tanto en Chile y Estados Unidos. En este último país podría invocar la figura de “tortious interference”, que es usada cuando un tercero interfiere intencionalmente en los negocios o contratos de otra causándole daño.

La inquietud de Tianqi

Ahora, Nutrien está a la espera del visto bueno de India, decisión que se espera para las próximas semanas y que se apuesta será favorable para la canadiense, pues, según fuentes del mercado, India está cómoda con la operación que les presentaron a inicios de año: ellos ya visaron a Tianqi como comprador de las acciones de Nutrien en SQM.

“Es bueno para India (esperar que el proceso se cierre con Tianqi), porque ellos ya tienen un proceso armado y ya existe un comprador que solo está esperando algunas aprobaciones. Y desde el punto de vista de Nutrien, está bastante demostrado que la compañía ha cumplido con todos los requisitos impuestos. Por eso, a India le debería convenir conceder el nuevo plazo”, señala una fuente que conoce las tratativas de la canadiense. Añade que si India tiene que iniciar un nuevo proceso, hay que volver a preguntarles si les gusta el nuevo comprador. “Por eso, lo más fácil para ellos es otorgar más plazos”, recalca la fuente.

Pero no solo Nutrien espera la venia de India. Tianqi también. Esto, porque si bien la también socia de Albemarle en Australia tiene hasta el 13 de diciembre de este año para comprar las acciones, plazo que también se puede negociar, la china tendría que compensar a Nutrien si finalmente no puede comprar las acciones pactadas en mayo.

Esta compensación es parte de una de las cláusulas que las compañías pactaron cuando se acordó la compra de las acciones, en mayo pasado. En él, además de establecer que vencido el plazo Nutrien puede desahuciar el contrato firmado con Tianqi y buscar un nuevo comprador, los asiáticos también deberían pagarles a los canadienses US$ 163 millones por no haber concretado la compra del 24% de SQM, aunque sea por razones ajenas a su voluntad.

Por eso, hoy todos los ojos están puestos en lo que responderá la CCI, organismo que durante el año ha sido un mero espectador del proceso que la canadiense tiene con la empresa asiática y que ahora tiene en sus manos el futuro ingreso de Tianqi a la propiedad de la minera no metálica.

Seguir leyendo