Inflación en 2018 completa tres años bajo 3% y mercado ve bajas presiones hasta el primer trimestre

La caída del precio de las bencinas sumado al comportamiento de los alimentos, especialmente frutas y verduras permitió que la inflación cerrara 2018 en 2,6%. Para enero, el mercado espera un IPC de 0,1%.


La caída del precio de las bencinas sumado al comportamiento de los alimentos, especialmente frutas y verduras permitió que la inflación en 2018 finalizara en 2,6%, completando así tres años bajo la meta del Banco Central de 3%. Este es el segundo período más largo en que los precios terminan por debajo de la meta del Central superado sólo por el período 2001 -2004.

Detrás de los menores precios destacan el comportamiento de los precios de los alimentos, especialmente durante la segunda parte del año. De hecho, el IPC de frutas y verduras tuvo cinco meses con IPC negativos. Esto de acuerdo a los economistas se debe a que los factores climáticos fueron positivos sin grandes heladas o sequías que afectarán la producción.

Pero el elemento que sorprendió en el último trimestre fue la gasolina, ya que acumulan 11 semanas de bajas consecutivas lo que se tradujo en que el IPC de los combustible cayera en noviembre y diciembre 1,4% y 2,6% respectivamente.

En el detalle, los productos que más incidieron a la baja destaca automóvil nuevo, (-0,096pp), Electricidad (-0,081 pp). Al alza aportaron pasaje en bus (0,125 pp) y paquete turístico (0,108 pp).

Ahora, en cuanto a los productos con mayor variación negativa aparece naranja y equipo de sonido con -25,7 % y -23, 9% respectivamente. Al alza, estuvo presente limón (49,1%) y papa (37,6%).

En el mes

En diciembre, la caída del IPC de 0,1% se explica por la caída de seis de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC. Entre ellas destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,8%), con -0,156 puntos porcentuales (pp.), y vestuario y calzado (-1,5%), con -0,044 pp. Las restantes divisiones que influyeron negativamente incidieron -0,042 pp. en conjunto. Como contrapartida, entre las divisiones que consignaron alzas mensuales en sus precios destacó recreación y cultura (1,5%), que contribuyó con 0,090 pp. Las restantes divisiones con incidencias positivas sumaron 0,051 pp. Con el cierre en 2,6%, de Chile se ubicará en la segunda posición detrás de Perú dentro de los países de la región con mejores presiones inflacionarias.

Lo que viene

Las bajas presiones en los precios se mantendrán por lo menos durante el primer trimestre. Así por lo menos lo prevén los economistas quienes en promedio esperan un IPC de enero de 0,1%; febrero de 0,1% y marzo de 0,3%, con ello, el primer trimestre la inflación acumulará 0,5%, y una variación 12 meses de 2,4%. Felipe Alarcón, de Euroamerica justifica esta trayectoria principalmente por las bencinas.

“Hasta ahora estimamos bajas en precios de combustibles hasta por lo menos mediados de febrero”, indicó. Otro de los factores seguirán siendo los alimentos. “Las alzas serán moderadas y menores a las del año previo. Paltas y papas continuarán bajando de precio, pero habrá una cierta reversión de los tomates”, subrayó Gabriel Cestau, economista Banco Santander.

Pese a las menores presiones los economistas esperan que el BC suba la TPM en la próxima reunión de fines de mes. Esto justificado por el mejor crecimiento del Imacec de noviembre y para cumplir con su propio mensaje donde ha delineado una nueva alza.

Informe del Banco Central: Endeudamiento en máximo histórico

En el reporte de las Cuentas Nacionales, el Banco Central (BC) reveló que el endeudamiento en los hogares del país se mantuvo en máximos históricos al cierre del tercer trimestre de 2018, la que representa el 73,3% de los ingresos disponibles, aumentando un 0,9 puntos porcentuales respecto a junio.

Este mayor incremento se debe, según el BC, a una mayor participación de los créditos hipotecarios y de consumo en las finanzas domésticas.

En tanto, el ingreso bruto disponibles en los hogares se elevó 3,7 puntos porcentuales producto de lo salarios y otros ingresos; retiros de utilidades e intereses, entre otros.

“El gasto en consumo se expandió más que el crecimiento del ingreso disponible, lo que determinó que la tasa de ahorro del sector se redujera 10,2% del ingreso disponible”, informó el BC.

Seguir leyendo