¿Pensando en refinanciar crédito? La portabilidad financiera está lista para ser ley y en septiembre ya podría estar operativa

Bancos han aprobado un 81% de las solicitudes que cumplen con los requisitos para acceder a los créditos Covid-Fogape

Esta iniciativa permitirá reducir los trámites y los costos cuando las personas decidan trasladar sus créditos a otras instituciones, por ejemplo.




Tras varias votaciones, finalmente la Cámara de Diputados aprobó todos los cambios introducidos por el Senado al proyecto de portabilidad financiera, el cual queda en condiciones de convertirse en Ley.

Con esta norma, las personas y las empresas podrán cambiarse de banco sin grandes costos para trasladar distintos productos como cuentas corrientes, tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, de consumo y automotrices.

El articulado contempla un tiempo de vacancia para empezar a operar. Es así que una vez publicada la ley, los Ministerios de Hacienda y Economía tendrán 45 días para dictar el reglamento; y 90 días después los clientes podrán optar a este proceso.

Cabe recordar que en general, hoy cuando las personas solicitan un crédito hipotecario a una institución financiera deben contratar otros productos ligados como cuenta corriente, línea y tarjetas de crédito. Esta ley creará un formato estándar de presentación de estos productos, lo que permitirá a las personas comparar la totalidad de costos, en intereses y comisiones por la totalidad de los mismos.

Además, cuando la persona desee cambiarse de banco, debe realizar por sí mismo todos los trámites, lo cual cambiará con esta iniciativa ya que “será el nuevo proveedor quien realice la totalidad de las gestiones a nombre del cliente, tal como ocurre con la portabilidad en telefonía móvil” señala una minuta elaborada por el Ministerio de Hacienda.

Facilitar refinanciamiento

Este proyecto busca facilitar el refinanciamiento, reduciendo los tiempos de trámites y también los costos asociados a los cambios incluyendo a distintas instituciones: bancos; compañías de seguros; agentes administradores de mutuos hipotecarios; cooperativas de ahorro y crédito; cajas de compensación; emisores de tarjetas, entre otros.

El gobierno espera beneficiar a toda la población considerando que el 97% de la población adulta, más de 13 millones, cuenta con algún producto financiero: 4,9 millones con cuentas corrientes; 2,6 millones tiene créditos de consumo; 1 millón, préstamos hipotecarios.

"La promulgación de la ley de portabilidad financiera es una buena noticia para los consumidores y el fortalecimiento de la competencia en el mercado financiero. Esta ley empoderará a las personas con más información, con simplificación de trámites y menores costos asociados. Los deudores podrán evaluar con mucho más facilidad las distintas opciones que tienen para refinanciar sus deudas y acceder a mejores condiciones”, dijo Claudio Ortiz, Vicepresidente Ejecutivo de Retail Financiero.

“Aplaudimos esta importante iniciativa del Gobierno para generar mayor competencia, menores tarifas y mejores servicios financieros”, agregó Ángel Sierra, director ejecutivo de la Asociación de Fintech.

Comenta