Menores cifras de producción y empleo debilitan expectativas y abren debate sobre el timing del Central para subir la tasa

Autor: Miriam Leiva

Los analistas esperan una Imacec con una variación entre 2% y 2,7% en el mes de septiembre.


A pesar de que el mercado tenía contemplado en sus proyecciones de crecimiento, la existencia de dos días hábiles menos durante septiembre, lo tomó por sorpresa los débiles resultados sectoriales provocando un ajuste en sus expectativas. Se abre debate sobre decisión del Central sobre timing en que subió la tasa.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que el Índice de Producción Industrial descendió un 3,2% en 12 meses incidido por el fuerte retroceso de 5,4% del Índice de Producción Manufacturera, y por las caídas de 1,3% en el Índice de Producción Minera y de -1,5% en el Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua.

“Los resultados fueron decepcionantes, los días hábiles pasaron la cuenta y probablemente suceda lo mismo en octubre. Dos días hábiles menos puede llegar a ser un punto de crecimiento”, indicó el académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores.

Dando cuenta de este debilitamiento tanto los informes especializados como los economistas  consultados ajustaron sus cifras proyectadas de Imacec (Índice Mensual de Actividad Económica) para septiembre que según la última encuesta de expectativas del Banco Central, la mayor parte apostaba por un resultado sobre 3%.

Banchile espera un 2% para el noveno mes del año, y ajustó su proyección anual: “la actividad está convergiendo a menores tasas de crecimiento y actualizamos nuestra estimación de crecimiento para este año a 4,1% desde el 4,2% previo”. Mientras que Scotia Economics mantuvo sus pronósticos de 2% para el mes en cuestión y de 3,9% este año.

“Aunque falta el dato de Comercio, creo que el Imacec estará en 2,7%, para cerrar el trimestre en 3,1% con un crecimiento anual de 4%”, acotó Flores. Por su parte, el analista de EuroAmerica, Felipe Alarcón estimó: “redujimos de 2,8% a 2,2% el resultado del mes ya que las cifras han sido bastante decepcionantes, y si bien muchos apostaban un tercer trimestre con un crecimiento en torno a 3,5% o 3,6%,nosotros creemos que con suerte llegue al 3%”.

Pese al consenso similar de la debilidad sectorial y del ajuste en las estimaciones, los economistas difieren sobre el impacto de este resultado en la trayectoria al alza de tasa de interés anunciada por el Banco Central (BC) en su última reunión cuando subió este instrumento de 2,5% a 2,75%.

“Estos resultados ponen en jaque lo señalado por el BC, ahora lo único que tiene sobre la mesa para seguir con el ciclo alcista es el tema cambiario. Lo lógico es que para delante haya una pausa bastante más prolongada entre alzas, que sea en forma más cautelosa”, opinó Alarcón.

Flores no coincidió con esa mirada: “el ritmo de crecimiento sigue estando en torno al 4% y así vamos a cerrar el año, por tanto los resultados sólo reafirman el escenario del Central, no lo ponen en jaque. Es cierto que  sorprendió con un alza en la última reunión, pero no creo que el calendario de alzas cambie mucho”.

Desempleo

En tanto por el lado del empleo las noticias tampoco fueron mejores ya que según el INE la tasa de desocupación nacional del trimestre julio-septiembre  alcanzó un 7,1%, 0,4 décimas más que en igual período del año pasado. El resultado dio cuenta de un incremento de la cesantía en ambos géneros: de 6,9% a 7,4% en doce meses para las mujeres, y de 6,6% a 6,8% en los hombres.

Este resultado se debió a que los ocupados crecieron 0,5%, menos que la expansión de la fuerza de trabajo de 0,9%, la cual no obstante mostró la menor variación desde febrero-abril de 2015.

“Aunque trimestralmente las cifras son buenas, lo que está detrás de la tasa no es positivo ya que no fue por mayor creación de empleo sino por el freno bien notable de la fuerza de trabajo, es decir una caída en los que buscan trabajo. Puede ser un efecto en las expectativas: se empieza a ver que la economía no está tan bien y la gente no está plenamente confiada en encontrar trabajo”, comentó Alarcón de Euroamerica.

Asimismo Flores indicó que la “creación de empleo se debilitó y sólo se crearon 43 mil puestos de trabajo, eso es más bajo que en los trimestres anteriores y consistente con una moderación de las expectativas de los consumidores de que se está debilitando el mercado laboral”.

Seguir leyendo