Minibodegas en auge durante la pandemia, de la mano del crecimiento del comercio electrónico

Firmas del rubro están a toda máquina levantando nuevos polos de espacios de almacenaje en Macul y en el sector oriente de la capital, además siguen buscando paños para futuros proyectos. Algunas ofrecen oficinas, cafés y wifi libre, muy similar a los espacios de cowork.




Distintos actores destacan que la actividad de minibodegas no se ha visto mermada durante la pandemia del Covid. De hecho ha crecido.

“Hemos tenido un alza en la demanda de aproximadamente un 24% en comparación al primer semestre 2019”, indica Julio Letelier, gerente comercial retail de Red Megacentro, firma ligada a la constructora EBCO, a la familia Angelini y otros inversionistas, quienes poseen 28 centros de bodegaje en Chile y tienen una participación de mercado de 25%, aproximadamente.

Lo anterior, explica Letelier, se debe “principalmente por el crecimiento del e-commerce. Están también los clientes que buscan mayor seguridad y resguardo de sus bienes, frente a posibles robos o saqueos que se vieron post crisis social”. Además, agrega que está el efecto en clientes que “a raíz de la crisis debieron achicarse o dejar oficinas, que buscan un lugar donde almacenar sus bienes hasta que la situación repunte”.

Alberto Ferreiro, socio de Espacio Total, analiza que “la gente se ha visto amenazada económicamente, por lo que algunos emprendedores, queriendo bajar sus costos mensuales, han decidido guardar sus negocios en vez de cerrarlos definitivamente. Ahí nos ha tocado prestarle apoyo “. Por lo anterior, detalla que en su firma han percibido “un incremento entre 15% y 40% en la demanda versus el mismo mes del año pasado”.

Desde Aki KB, firma del rubro que calcula tener un 24% del mercado, su fundador y CEO, Arie Rezepka, resalta que “cuando el e-commerce quiere estar más cerca de sus clientes y resolver el problema de la última milla, somos una solución, porque les resolvemos un problema logístico, dado que podemos ser su mini centro de distribución en Ciudad Empresarial o en La Reina, estamos cerca de sus clientes”.

En la misma línea, el gerente general y socio de BLT, Rafael Pérez, reconoce que desde la llegada del Covid al país han tenido “un leve aumento en la demanda y seguimos creciendo”, dado que “el e-commerce está necesitando más espacio para guardar bienes y las minibodegas ofrecen mayor flexibilidad en contratos mes a mes -sin gastos adicionales por seguridad o servicios asociados al bodegaje-, espacios variables y más acotados, además de buena ubicación y cercanía a los clientes finales”. De hecho, BLT le facilita a sus clientes montacargas, carros de arrastre y tienen espacios con resoluciones para alimentos no perecibles.

En Aki KB también han activado en esta época más promociones y convenios para las pymes y los emprendedores. “Nuestras instalaciones tienen wifi libre, estaciones de trabajo para co working, zonas de estar o lounge, coffee point y salas de reuniones. Nos ocupan como su centro de operaciones”, afirma Rezepka.

Ocupación y nuevos desarrollos

El porcentaje de espacios de minibodegas ocupados es robusto a nivel industria. En BLT indican que tienen un promedio de 85% de ocupación entre sus tres sucursales y advierten que ya están avanzando en lo que será su cuarta ubicación, ubicada en Macul, misma comuna donde tiene sus otras locaciones. “Se ha formado un núcleo o polo de mini bodegas en esta comuna”, dice Pérez, quien destaca que recientemente entró a la propiedad de la empresa Banchile AGF, firma que apoyará un plan de expansión a seis años con inversiones por unos US$ 60 millones.

Juan Francisco Kojakovic, director gerente de Urban Storage, remarca que su empresa ha tenido “una estabilidad importante, porque tenemos poca rotación de clientes. Con el Covid tuvimos una baja en la demanda al principio, pero fue leve. Nos recuperamos y estamos en los mismos niveles de ocupación que enero o febrero, sobre 70%”.

En cuanto a nuevos proyectos, Rezepka detalla que Aki KB tiene cinco desarrollos por levantar, algunos de ellos en construcción, en Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura y Ñuñoa.

“Seguimos buscando terrenos y propiedades para crecer. Hoy se nos están presentando más oportunidades, porque el mercado está dispuesto a vender activos a valores más accesibles”, asegura el fundador de Aki KB.

En Red Megacentro afirman que “seguimos adelante con los que ya están en construcción tales como Núcleo Los Trapenses, Los Carros en Concepción y algunas ampliaciones en sucursales ya operando. Los proyectos que se encontraban en fase de planificación están en pausa, pero eso no quita que siempre estamos buscando nuevos puntos estratégicos donde ubicarnos”.

Comenta