Stratolaunch, el avión más grande del mundo, vuela por primera vez

Autor: Cinco Días

El modelo, que es diseñado para lanzar satélites, tiene la envergadura de un cancha de fútbol.


Stratolaunch, el avión más grande del mundo, ha volado este sábado por primera vez, según las imágenes difundidas en las redes sociales por testigos del despegue. Es un avión que lleva desarrollando durante años la compañía dedicada al lanzamiento de cohetes Stratolaunch Systems, impulsada por Paul Allen, el fallecido fundador de Microsoft.

El despegue ha tenido lugar en las instalaciones donde se ha desarrollado el aparato, en el desierto de Mojave, en California, al norte de Los Ángeles. El avión más grande del mundo tiene una envergadura de 117 metros, superior al largo de un campo de fútbol y mayor que la de cualquier otro avión, aunque la longitud de su doble fuselaje (del morro a la cola), 72 metros, es inferior a la de algunos aviones comerciales. Está equipado con seis grandes motores como los usados en los Boeing 747. Es tan grande que tiene dos cabinas, una en cada fuselaje, pero solo se usa una para pilotarlo.

El modelo está especialmente diseñado para el lanzamiento de satélites. Puede alcanzar una altura de 35.000 pies (algo más de 10,5 kilómetros) y desde ahí soltar cohetes que se enciendan y sitúen en órbita los satélites que transporte.

Decenas de fotógrafos, aficionados a la aeronáutica y especialistas han presenciado el primer despegue del aparato. El avión más grande del mundo está fabricado principalmente de fibra de carbono para ser a la vez ligero y resistente y tener una gran capacidad de carga.

El objetivo del Stratolaunch es ofrecer a los militares, a las empresas privadas e incluso a la propia NASA una forma más económica de entrar en el espacio.

“Cualquiera que sea la carga útil, cualquiera que sea la órbita, llevar su satélite al espacio pronto será tan fácil como reservar un vuelo de avión”, dijo el CEO de la compañía, Jean Floyd, en 2018.

“Es el avión más grande del mundo. Es tan grande que parece que no debería poder volar”, dijo a CNN el jueves Jack Beyer, fotógrafo aeroespacial y de lanzamiento de NASASpaceFlight.com.

“La gente está interesada en el primer vuelo de Stratolaunch porque quiere ver el futuro”, dijo Beyer. “Es la misma razón por la que la gente sintoniza cada año para ver las presentaciones de productos de Apple. La gente quiere estar al tanto de las novedades”.

Al parecer, la compañía ya ha firmado un contrato con un cliente, Northrop Grumman, que planea usar Stratolaunch para enviar su cohete Pegasus XL al espacio.

El vuelo de este sábado tiene lugar tres meses después de que la compañía despidiera a más de 50 empleados. Originalmente, la empresa había planeado construir toda una serie de cohetes, incluyendo un avión espacial. Se dice que el cambio de planes fue provocado por la muerte del cofundador de Microsoft Paul Allen, que creó Stratolaunch en 2011.

El camino hacia el lanzamiento de este sábado incluyó una serie de pruebas incrementales en los últimos años, incluyendo el lanzamiento inicial y una prueba del motor en 2017, y una serie de rodajes en la pista de aterrizaje de Mojave a varias velocidades.

Seguir leyendo