Trump quiere que las ‘apps’ chinas “no seguras” se eliminen de las tiendas de aplicaciones estadounidenses

Tiktok

El Departamento de Estado trabajaría con el Departamento de Comercio y el Departamento de Defensa para limitar la capacidad de los proveedores de servicios en la nube chinos.




La administración de Donald Trump quiere eliminar las aplicaciones tecnológicas chinas “que no son seguras” como TikTok y WeChat de las tiendas de aplicaciones de EE UU. Así lo aseguró este miércoles por la noche el secretario de Estado Mike Pompeo, que detalló los planes del gobierno estadounidense para frenar los posibles riesgos de seguridad nacional bajo un programa que llamó “Red limpia”, que también afectará a compañías de telecomunicaciones chinas.

Pompeo señaló durante una rueda de prensa que las aplicaciones como TikTok y WeChat (propiedad del gigante chino Tencent) y otras con sede en China son “una amenaza significativa” para los datos personales de los ciudadanos estadounidenses, sin mencionar las herramientas para la censura de contenido del Partido Comunista Chino”.

Según recoge la CNBC, Pompeo también apuntó que el Departamento de Estado trabajaría con el Departamento de Comercio y el Departamento de Defensa para limitar la capacidad de los proveedores de servicios en la nube chinos para recopilar, almacenar y procesar datos en los EE UU.

Este anuncio se produce días después de que el presidente de EE UU amenace con prohibir TikTok en el país a partir del 15 de septiembre tras acusar a la red social de microvídeos de facilitar datos sobre sus usuarios al Gobierno chino. Un últimatum que ha llevado a TikTok a negociar la venta de sus operaciones en EE UU a Microsoft.

Dentro de las conversaciones de Microsoft para comprar el negocio estadounidense de TikTok
Periódico chino sostiene que China no aceptará el “robo” de TikTok
La Casa Blanca no tiene claro si recibirá una parte de la venta de TikTok

En una entrevista con la agencia estatal de noticias chinas Xinhua, el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, dijo que EE UU “no tiene derecho” a establecer ese programa de “Red limpia” y dijo que las acciones emprendidas por Washington son “un caso de libro de bullying”, según informa Reuters. “Cualquiera puede ver claramente que la intención de EE UU es proteger su posición de monopolio en tecnología y robar a otros países su derecho propio al desarrollo”, añadió Wang.

Múltiples voces creen que Bytedance como Huawei son víctimas de la guerra tecnológica que enfrenta a las dos potencias, EE UU y China, que viven uno de los momentos más tensos en décadas. También hay analistas que resaltan que mientras algunos titanes tecnológicos chinos se han expandido a nivel mundial tras copiar algunas plataformas occidentales y hacerse fuertes en China, el éxito de TikTok ha sido producto de su propia innovación. Y es ahora Facebook quien la copia, tras ver cómo más de 800 millones de personas se han convertido en fans de la aplicación.

Más allá

Las medidas anunciadas por Pompeo, con el visto bueno de Trump, no se quedan ahí. El secretario de Estado también ha anunciado que están trabajando para asegurarse que los fabricantes de teléfonos chinos “no confiables” como Huawei no puedan preinstalar aplicaciones seguras o las pongan a disposición para descargar a través de sus tiendas de aplicaciones y que los operadores chinos no estén conectados a las redes de telecomunicaciones de EE UU, lo que afectaría a China Telecom y otras telecos.

Pompeo también indicó que están trabajando para garantizar que China no pueda comprometer la información transportada por cables submarinos que conecten a EE UU con la internet global.

El Gobierno de EE UU se ha quejado durante mucho tiempo de que el robo de propiedad intelectual chino le ha costado a la economía miles de millones de dólares en ingresos y miles de puestos de trabajo y amenaza la seguridad nacional. Por ello, Pompeo indicó que están poniendo todo el esfuerzo posible para proteger los datos de los ciudadanos y la propiedad intelectual estadounidense, incluida la investigación de las vacunas contra el Covid-19, al impedir el acceso a sistemas basados en la nube administrados por empresas como Alibaba, Baidu, China Mobile, China Telecom y Tencent, añade Reuters.

La medida de la administración Trump, que llega también en pleno enfrentamiento entre EE UU y China por la pandemia del coronavirus, no parece que vaya a ayudar a suavizar la crispación. Pekín sigue asegurando que no ha participado en el robo de propiedad intelectual ni utiliza las citadas empresas para llevar a cabo acciones de espionaje.

Comenta