Científicos chilenos en la Antártica: las estrictas medidas para evitar que el coronavirus invada el único punto del planeta donde no ha llegado

Antartica

FOTO: Antarctica

Con 374.921 casos confirmados de contagio y 16.381 muertes, la pandemia se ha expandido por todo el mundo. Existe un solo lugar donde aún no hay registro del virus: la Antártica.


“Zarpamos el día viernes 13 de marzo desde Punta Arenas en el buque Aquiles de la Armada de Chile, llegando el día 17 de marzo a Bahía Fildes en la Antártica. Logramos hacer dos puntos de muestreo bastante complicados por las condiciones climáticas, después de eso nos informaron el día 18 de que la expedición se suspendió y nos desembarcaron el día 19 a la Base Escudero”.

Este es el relato de Juan Pablo Rodríguez, investigador de la Universidad de Magallanes del laboratorio de Ecosistemas Marinos Antárticos y Subantárticos (LEMAS), quien añade que nadie ha presentado síntomas respecto al coronavirus. Para hoy estaba programado el vuelo de regreso a Punta Arenas, pero debió suspenderse, ya que la pista estaba congelada.

A la fecha, la Antártica es el único continente que no registra casos de contagio. Estrictas medidas de seguridad y protocolo han permitido que el continente blanco aún no tenga noticias del virus.

En el Instituto Antártico Chileno (Inach), lo confirman. “No tenemos casos chilenos, ni hemos recibido notificaciones de otros países de casos de coronavirus”, señalan. Dispusieron importantes medidas precautorias para prevenir el avance de la pandemia, más aún considerando que las condiciones frías contribuyen a que el agente patógeno permanezca viable por más tiempo.

La Base Yelcho es uno de los puntos estratégicos para el desarrollo de ciencia antártica.

Un primer grupo de investigadores salió de la estación científica antártica Luis Risopatrón en febrero, luego durante la primera quincena de marzo, se dispuso el cierre de la base antártica Yelcho del INACH y de los laboratorios de Inach de la base naval Arturo Prat de la Armada de Chile.

La suspensión de la expedición científica del Buque Aquiles a bahía Margarita, significó el fin de la participación de la LVI Expedición Científica Antártica (ECA 56), una de las campañas científicas más extensas que Inach ha realizado en más de medio siglo.

El Doctor César Cardenas, investigador del departamento científico de Inach, quién además se encuentra como encargado científico a bordo del buque Aquiles, señala que la situación es tranquila en la Antártica, “más que nada existe la incertidumbre de cuando uno llegue al continente. Acá están todas las medidas de resguardo tomadas. Existe muy poco contacto con otras bases”.

En la Fuerza Aérea de Chile (FACh), se realizan vuelos logísticos antárticos de manera mensual, los cuales se siguen llevando a cabo debido a la planificación anual y a las necesidades que puedan existir en la Antártica. No registran ningún caso de contagio a la fecha.

Raúl Cordero, académico de la Universidad de Santiago y líder del grupo de investigación @AntarcticaCL, señala que si bien el programa antártico de Chile mueve cientos de personas, “es una fracción pequeña en comparación con los movimientos de cualquier aeropuerto comercial. La cantidad de gente expuesta es menor. La probabilidades están de nuestro lado. El riesgo de infectarse de coronavirus es probablemente menor que el de sufrir apendicitis".

inach antártica
La recomendación es suspender los desplazamientos de personal y transporte de carga, debido a los riesgos que implica el virus.

La recomendación es suspender los desplazamientos de personal y transporte de carga, debido a los riesgos que implica el virus. También se cerró el acceso de turistas a todas las dependencias del Programa Antártico Chileno y cualquier interacción con su personal, ya que podría originar un brote de pésimo pronóstico. Además, debido a las interacciones logísticas, se recomendó a los cruceros no desembarcar. Este año se esperaban 80.000 turistas.

Cordero añade que le parece prudente cerrar la temporada Antártica unos días antes, “que es lo que se ha hecho. Igual algunos proyectos se vieron afectados por este cierre, pero naturalmente se comprende. Ya que las bajas temperaturas favorecen la propagación del virus, es mejor cerrar la campaña antes que aumente el riesgo”.

El Centro IDEAL de la Universidad Austral también realiza labores en la Antártica, pero el último grupo de investigadores (25 en total) regresó la semana pasada y actualmente se encuentran en Punta Arenas sin ningún caso positivo de coronavirus.

Estas medidas también fueron tomadas por otras naciones con presencia en la Antártica. Es el caso de Estados Unidos, Argentina, España, Reino Unido, e incluso China, entre otros. Ninguno de ellos registra casos. Además de las estrictas medidas de seguridad que han adoptado los diferentes equipos antárticos, en Inach establecen que de todas formas la probabilidad de un caso grave es baja, debido a que la edad y condición física de los científicos, logísticos y militares, es apta.

Comenta