Científicos descubren espeluznante y misteriosa planta carnívora que acecha bajo tierra

Imagen de la planta recién descubierta. Foto: Martin Dančák

La especie atrapa a sus presas gracias a sus hojas que tienen jugos digestivos. Revisa el video de su descubrimiento.




Lo que pensábamos que sabíamos sobre las plantas carnívoras se puso rápidamente en tela de juicio después de que los científicos descubrieran una nueva especie en la provincia indonesia de Kalimantan del Norte, en la isla de Borneo.

Bautizada Nepenthes pudica es lo que los científicos llaman una planta de jarra: tiene hojas modificadas conocidas como trampas de caída o jarras, donde captura a su presa. En una estrategia hasta ahora desconocida de cualquier otra especie de planta carnívora con trampas de caída: esta opera bajo tierra, atrapando a su presa en el suelo.

“Encontramos una planta de jarra que difiere notablemente de todas las demás especies conocidas”, dijo en un comunicado Martin Dančák de la Universidad de Palacký en Olomouc, República Checa, autor principal del estudio, publicado en la revista PhytoKeys, donde su equipo describió la nueva especie.

Un brote completamente enterrado con un montón de cántaros bien desarrollados descubiertos debajo de un cojín de musgo. Foto: Martin Dančák

“De hecho, esta especie coloca sus cántaros de hasta 11 cm de largo bajo tierra, donde se forman en cavidades o directamente en el suelo y atrapan animales que viven bajo tierra, normalmente hormigas, ácaros y escarabajos”, añadió.

Un sistema de captura único

Se sabe que solo otros tres grupos de plantas carnívoras atrapan presas subterráneas, pero todos usan mecanismos de captura muy diferentes y, a diferencia de Nepenthes pudica, solo pueden atrapar organismos minúsculos.

La planta forma brotes subterráneos especializados con hojas completamente blancas y libres de clorofila. Además de carecer de su pigmentación verde normal, las hojas que sostienen los cántaros se reducen a una fracción de su tamaño normal. Los cántaros, sin embargo, conservan su tamaño ya menudo también su color rojizo.

Un brote con hojas blancas reducidas y cántaros bien desarrollados extraído de una cavidad debajo de un árbol. Foto: Martin Dančák

“Curiosamente, encontramos numerosos organismos viviendo dentro de las jarras, incluidas larvas de mosquitos, nematodos y una especie de gusano que también se describió como una especie nueva”, explicó Václav Čermák de la Universidad Mendel en Brno, República Checa, quien también formó parte de el equipo de investigación

La especie recién descubierta crece en cumbres relativamente secas a una altura de 1100–1300 m. Según sus descubridores, esta podría ser la razón por la que evolucionó para mover sus trampas bajo tierra. “Nuestra hipótesis es que las cavidades subterráneas tienen condiciones ambientales más estables, incluida la humedad, y presumiblemente también hay más presas potenciales durante los períodos secos”, agrega Michal Golos de la Universidad de Bristol, Reino Unido, quien también trabajó en esta curiosa planta.

Una serie de eventos afortunados en 2012 llevaron al descubrimiento de la especie. Ľuboš Majeský de la Universidad Palacký Olomouc, parte del equipo de investigación, relató el momento clave: “Durante un viaje de varios días con nuestros colegas indonesios a una montaña previamente inexplorada, elegida al azar entre varios candidatos, notamos plantas que sin duda eran Nepenthes pero no producían jarras. Después de una búsqueda cuidadosa, encontramos un par de cántaros aéreos, algunos terrestres juveniles y un cántaro deformado que sobresalía del suelo”.

La zona boscosa de Indonesia, donde los científicos hicieron en descubrimiento. Foto: Martin Dančák

“Al principio, pensamos que era un cántaro enterrado accidentalmente y que las condiciones ambientales locales habían causado la falta de otros cántaros. Aún así, a medida que continuamos encontrando otras plantas sin jarra a lo largo del ascenso a la cumbre, nos preguntamos si una especie de planta de jarra podría haber evolucionado hacia la pérdida de carnivoría, como se ve en algunas otras plantas carnívoras. Pero luego, al tomar fotos, arranqué un cojín de musgo de la base de un árbol y descubrí un montón de cántaros de color granate que crecían de un brote corto con hojas reducidas que carecían por completo de clorofila”.

Luego, el grupo revisó las otras plantas encontradas y descubrió que todas tenían brotes subterráneos con cántaros, lo que confirma que esta especie se dirige específicamente al entorno subterráneo.

El nombre científico Nepenthes pudica apunta al curioso comportamiento de la planta: se deriva del adjetivo latino pudicus, que significa tímido y refleja el hecho de que sus cántaros inferiores permanecen ocultos a la vista.

Nepenthes pudica es endémica de Borneo. “Este descubrimiento es importante para la conservación de la naturaleza en el Borneo indonesio, ya que enfatiza su importancia como punto crítico de biodiversidad mundial. Esperamos que el descubrimiento de esta planta carnívora única pueda ayudar a proteger las selvas tropicales de Borneo, especialmente prevenir o al menos retrasar la conversión de bosques vírgenes en plantaciones de palma aceitera”, concluyó Wewin Tjiasmanto de Yayasan Konservasi Biota Lahan Basah, quien ayudó a descubrir la nueva especie.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.