¿Qué son los coronavirus y por qué se han transformado en una amenaza para el ser humano?

China Pneumonia

En aeropuertos y estaciones se instalaron puestos de salud que miden temperatura de los pasajeros. FOTO: AP

Hasta ahora, se conocen cerca de 40 coronavirus. De ellos, seis afectan al humano, los demas están presentes en animales como murciélagos, aves y cerdos.


En el año 2002 fue el Sars (China). Diez años más tarde el Mers (Arabia Saudí). Dos coronavirus que eran propios de los murciélagos, que luego pasaron a un pequeño felino y a los camellos (respectivamente) y a través de éstos, al hombre. ¿El resultado? Neumonía y afecciones respiratorias que han cobrado la vida de cientos de personas y han enfermado a miles, en todo el mundo.

Ahora es otro tipo de coronavirus el que tiene preocupado a las autoridades sanitarias de todo el mundo. Las -al menos- 60 personas contagiadas por una extraña neumonía en China serían parte de un brote causado por un nuevo tipo de coronavirus, similar al Sars y al Mers pero claramente menos letal, ya que a la fecha no se ha informado de ninguna persona fallecida.

Según las autoridades chinas, este nuevo virus puede causar enfermedades graves en algunos pacientes y no se transmite fácilmente entre las personas.

"Se detectaron un total de 15 resultados positivos del nuevo tipo de coronavirus", señaló Xu Jianguo, jefe del equipo de expertos que está estudiando la patología, en declaraciones a la agencia de noticias China Nueva.

Falta más información

Conocida esta identificación preliminar por parte de los investigadores chinos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló a través de un comunicado que la identificación preliminar de un nuevo virus en un corto período de tiempo es un logro notable y demuestra la mayor capacidad de China para manejar nuevos brotes.

En pruebas anteriores, las autoridades asiáticas ya habían descartado SARS-CoV, MERS-CoV, influenza, influenza aviar, adenovirus y otros patógenos respiratorios comunes.

Según la OMS, China tiene fuertes capacidades y recursos de salud pública para responder y manejar brotes de enfermedades respiratorias. También destacó que los pacientes afectados han sido aislados y atendidos en los centros de salud, mientras los funcionarios de salud pública siguen centrados en el seguimiento continuo de contactos y en evaluaciones ambientales de los mercados de venta de animales para identificar el patógeno que causa el brote.

La autoridad mundial de salud dijo que se requiere más información para comprender el estado actual de la situación, la epidemiología del brote y el cuadro clínico. "También se requieren investigaciones adicionales para determinar la fuente, los modos de transmisión, el alcance de la infección y las contramedidas implementadas. La OMS continúa monitoreando la situación de cerca y, junto con sus socios, está dispuesta a brindar asistencia técnica a China para investigar y responder a este brote", señala el documento..

En base a la información disponible, la OMS todavía no recomienda ninguna medida específica ni restricciones para los viajeros.

Cuarenta identificados

Los coronavirus reciben ese nombre porque al verlos a través del microscopio, pareciera que están recubiertos por una especie de corona. A la fecha se conocen alrededor de 40 coronavirus y de ellos, seis afectan al ser humano.

Pablo González, académico de la Universidad Católica y de Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (Imii), explica que la mayoría de los coronavirus infecta a animales, perros, gatos, roedores, murciélagos, cerdos, vacas y también aves salvajes, domésticas. "De los seis que afectan al ser humano, cuatro de ellos (229E, NL63, OC43 y HKU1) son bastante comunes y la mayoría las personas se infecta con ellos a lo largo de su vida, causan por ejemplo fiebre, tos, rinoreea, cuadros respiratorio y de resfrío común, pero son de baja letalidad", dice.

Los dos más conocidos son el Sars y el Mers, porque tienen una alta tasa de letalidad, agrega González.

Respecto del actual brote de la ciudad de Wuhan, el investigador de Imii dice que probablemente el virus no tenga ni alta letalidad ni transmisibilidad y se parezca más a los otros cuatro virus de esta familia que afectan al ser humano, lo que explicaría que las personas contagiadas se mantengan en 60.

Miguel O'Ryan, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, agrega que los virus, en general, están permanentemente cambiando, pero que los coronavirus no sufren tantas mutaciones.

Sars y Mers, pese a que son más nuevos y causan enfermedades más graves, siguen causando enfermedades de tracto respiratorio como los otros coronaviurs que afectan al hombre. "Lo que producen estos dos virus en el ser humano es una respuesta tan exagerada del sistema inmune que los trata de combatir que los pulmones de los afectados se inundan de agua", dice.

"Los coronavirus que producen resfrío común se alojan en la mucosa nasal. Para producir una enfermedad más grave debe llegar a tejidos más profundos. En el caso del virus de china, no cambia mucho lo que se tiene que hacer: identificación rápida, aislamiento, establecer una barrera de contacto con quienes están enfermos. A la fecha, ni para el Sars ni el Mers existe tratamiento específico ni vacuna", indica O'Ryan.

Zoonosis

La infectóloga del Hospital Clínico de la U. de Chile, Jeannette Dabanch, señala que en China los seres humanos establecen una relación muy directa con los animales domésticos y también salvajes. A eso se suma que en sus mercados es fácil encontrar animales de diferentes especies algunas vivas y otras que se faenan en el mismo lugar para la venta.

"La relación coronavirus-animal-humano es interesante. En el caso del Sars y el Mers, en ambas cadenas han estado presentes los murciélagos. Ellos eran el reservoreo de estos virus y lograron transmitirlo a animales de una especie distinta (gato civeta y camellos) y desde éstos hospederos intermedios, hicieron el salto al ser humano al encontrar un cerrojo en nuestras células nasofaríngeas y por esa vía entrar al sistema respiratorio", explica la especialista.

A juicio de González, "en la medida en que el humano avanza hacia ecosistemas con los que no había interactuado hay mayor posibilidad de encontrarse con virus que son propios de los animales y que pueden ser transmisibles al humano".

"De los coronavirus no se sabe tanto como de los virus influenza porque estos últimos generan brotes más masivos y mortales. Los coronavirus, han afectado a poblaciones más específicas del globo pero por muy locales que sean, tenemos que buscar una vacuna, un tratamiento. En general, los corona virus Mutan 10 veces menos que los virus influenza", dice González.

Los investigadores chinos, dice Dabanch, lograron secuenciar el virus en 15 pacientes afectados. Cuando lo logren hacer completamente, se podrá identificar el hospedero original y con esa información, saber de dónde provino. "La ventaja es que estos virus todavía no logran ser tan eficientes como para transmitirse fácilmente entre las personas. No han logrado adaptarse completamente al ser humano. En el caso del Sars, por ejemplo, se estableció que el mayor periodo de contagio era el momento en el que la persona tenía fiebre, por eso, con medidas de aislamiento y el uso de mascarillas y guantes como protección se logró controlar en ocho meses", recuerda.

Según la infectóloga, lo más probable es que sean las conductas del ser humano las que permiten y facilitan la transmisión de estos nuevos virus.

Comenta