Científicos cada vez más cerca de una cura para el ébola

ébola

Médicos Sin Fronteras en Mbandaka, República Democrática del Congo. Foto. EFE

Más de 1.800 personas murieron en el este de la República Democrática del Congo desde que estalló el ébola en agosto del año pasado. Investigación anuncia que dos tratamientos han mostrado resultados positivos al aumentar la probabilidad de supervivencia en pacientes infectados.




Los científicos están un paso más cerca de una cura para el ébola tras descubrirse que dos de cuatro medicamentos utilizados en un ensayo clínico aumentaron significativamente las tasas de supervivencia, indicaron hoy desde el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH, por su siglas en inglés) en un comunicado, organismo que cofinancia la investigación, y al que está adscrito el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), uno de los principales desarrolladores del trabajo.

El estudio comenzó en noviembre pasado en la República Democrática del Congo -foco de la enfermedad-, pero su fase actual será ahora detenida y todos los futuros pacientes serán cambiados a los dos tratamientos que han mostrado resultados positivos.

En esta investigación han trabajado, por el momento, 681 personas y se han utilizado cuatro medicamentos, REGN-EB3, mAb114, ZMapp y el Remdesivir. Los primeros resultados, señalan que aquellos que reciben REGN-EB3 o mAb114 tienen más posibilidades de sobrevivir en comparación con los pacientes que tomaban los otros dos medicamentos (ZMapp y Remdesivir)

"Los resultados preliminares en 499 participantes en el estudio indicaron que las personas que recibieron REGN-EB3 o mAb114 (ndlr, dos de los cuatro medicamentos) tenían una mayor probabilidad de supervivencia en comparación con los participantes en los otros dos", establece el comunicado.

Los pacientes que estaban recibiendo los dos medicamentos que están siendo descontinuados, Zmapp y remdesivir, ahora tendrán la opción, a discreción de su médico tratante, de recibir los tratamientos que han demostrado funcionamiento efectivo.

Los NIH agregaron que el análisis final de los datos se dará a fines de septiembre o principios de octubre, luego de lo cual los resultados completos se enviarán para su publicación en literatura médica revisada por pares.

Tanto los responsables estadounidenses, como las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo y la Organización Mundial de la Salud (OMS), elogiaron al "equipo extraordinario de personas que han trabajado en condiciones extremadamente difíciles para llevar a cabo este estudio", así como a los pacientes y sus familias.

"Es a través de este tipo de investigación rigurosa y de rápida implementación que podemos identificar rápida y definitivamente los mejores tratamientos e incorporarlos a la respuesta al brote de ébola", destacaron.

Más de 1.800 personas murieron en el este de la República Democrática del Congo desde que estalló el ébola en agosto del año pasado.

El virus se transmite a las personas por parte de animales salvajes, luego se propaga entre los humanos a través del contacto directo con la sangre u otras secreciones de personas infectadas o con superficies contaminadas con sus fluidos, según la OMS. La tasa de fatalidad promedio es de alrededor del 50%.

El director del NIAID, Anthony S. Fauci señaló que "significa que ahora tenemos lo que parecen ser dos tratamientos para una enfermedad para la que hace no mucho tiempo realmente no teníamos nada".

En la OMS, el jefe del programa de emergencias, Mike Ryan, destacó que las noticias son muy buenas, pero los fármacos no son suficientes para poner fin a la epidemia. "Las noticias de hoy son fantásticas. Nos da una nueva herramienta en nuestra lucha contra el ébola, pero en sí misma no lo detendrá".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.