Este es el nivel de protección de mascarillas que se venden en Chile; Pfizer también muestra baja de su eficacia y prueban con éxito vacuna que se inhala: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

Foto: Reuters

Un análisis de la U.de Santiago determinó los rangos de efectividad de las principales mascarillas que se comercializan en el país y un estudio mostró, que al igual que la vacuna de Sinovac, la de Pfizer también ve reducida su poder con el paso del tiempo.




1. Esta es la protección de las mascarillas que se venden en Chile

No da lo mismo qué mascarilla usar si de evitar contagios se trata. Así lo dejó en claro esta semana en un artículo publicado por Qué Pasa sobre ¿Cuánto protegen de contagios las mascarillas que se venden en Chile? la Dra. Karina Bravo investigadora LICTEX-UdeSantiago laboratorio de validaciones de mascarillas, que desde el inicio de la pandemia prueba la eficacia de las mascarillas disponibles en el mercado formal e informal en reducir el riesgo de exposición.

¿Cuáles usar? ¿Sirven todas de igual forma para evitar contagios? ¿Cuál usar en cada circunstancia? La Dra. Bravo explicó que de las opciones disponibles hoy en el mercado y que han estudiado, están las mascarillas N95, KN95, las quirúrgicas para adultos y niños, y las llamadas mascarillas sociales o de tela común. “Todas las mascarillas son de tela, pero las sociales son de telas comunes”, aclaró.

Que proteja eficientemente de los contagios, sostuvo Bravo depende de tres elementos: ajuste, filtración y respirabilidad (si es confortable el inhalar y exhalar).

Muchas recomendaciones de cuáles usar, dijo la investigadora, están hechas en base a estudios internacionales. Pero no consideran las características propias de los rostros de la población en Chile. Señaló, por ejemplo, que las KN95 son promocionadas como las mejores, “pero de las disponibles no todas se ajustan bien a rostros más pequeños y quedan grandes”.

En un estudio de LICTEX-UdeSantiago a 28 marcas distintas de mascarillas obtenidas por comercio formal e informal, evaluadas con eficiencia de filtración bacteriana (con un rango de aerosoles y gotículas entre 0,7 - 7 um), Bravo explicó que los resultados muestran variados rangos de eficiencia (considerando nivel de filtración).

Es así como en las pruebas de laboratorio las mascarillas N95 muestran eficiencia de filtración que va desde el 70 a 99%. En las KN95, esos valores van desde 35 a 99%. Para el caso de las mascarillas quirúrgicas de tres pliegues de adultos, los porcentajes de eficiencia van desde 22 a 99%, en las de niños también con tres pliegues van desde 17% a 99%. Y finalmente las mascarillas sociales (tela común) de 20 a 99% (ver infografía).

De las 28 marcas distintas de mascarillas obtenidas por comercio formal e informal, la investigadora explicó que las disponibles, por ejemplo, en farmacias, “no se ve que sean mejores en su calidad”. Incluso, comenta, en algunas quirúrgicas adquiridas en la calle han detectado 90% de filtración.

Desde LICTEX-UdeSantiago recomendaron en qué contexto usar cada tipo de mascarillas. En el caso de las N95 y KN95, aconsejaron que sea en contextos médicos no quirúrgicos y en minería. Para las mascarillas quirúrgicas se indicó para contextos quirúrgicos, industria agroalimentaria, atención a público y en ambientes cerrados. Y las sociales están recomendadas para transporte con ventilación, trabajos en ambientes abiertos y no se aconsejan usar para atención a público.

Foto: Reuters

Si no se tiene a mano mascarillas certificadas, y dado que pueden presentar bajos valores de filtración, Bravo recomendó usar doble mascarilla “ya sea doble quirúrgica o doble quirúrgica con social”.

Tal cómo muestran las pruebas de LICTEX-UdeSantiago, por ejemplo, si las quirúrgicas infantiles pueden tener bajos porcentajes de filtración (17%) y lo mismo en el caso de las de adultos (22%), si se utiliza doble, el porcentaje de filtración llegaría a un 40%, indicó Bravo. “La certificación internacional recomienda 90%, por lo que sería mejor usar quirúrgica y tela para lograr una mejor filtración”.

También se debe considerar el ajuste, dijo Bravo, “porque las mascarillas no han sido elaboradas para el rostro de los y las chilenas, no consideran entonces variabilidad por género, edad y etnias”.

El ajuste o sello, es cómo se adapta la mascarilla al rostro de cada persona, y determina también la filtración. La mascarilla debe quedar de tal manera, indicó Bravo, que “no haya espacio libre entre la cara, especialmente en nariz, mejilla y mentón”.

En el caso de que tengan recubrimiento de nano partículas (cobre o plata), la especialista aclaró que solo se deben situar en la capa externa. Pero se debe comprobar la seguridad el uso de estas nanotecnologías respecto de la seguridad toxicológica, adviertió que “mientras los proveedores y fabricantes no demuestren la seguridad toxicológica haría un llamado a no ocuparlas”.

Las mascarillas que tienen válvulas de exhalación o conductos de ventilación se han convertido en un accesorio popular debido a su aparente alta tecnología. Pero su diseño permite que las partículas de virus escapen. Por las válvulas se expulsan gotitas respiratorias que pueden llegar a otras personas. No evitan que la persona que usa no transmita Covid-19 a otros.

2. Pfizer también muestra una baja de su eficacia

Varios estudios han demostrado en las últimas semanas, que la eficacia de las vacunas contra Covid-19 frente a las nuevas variantes, va disminuyendo desde el momento de la inoculación.

Ahora un estudio realizado en Israel con la vacuna Pfizer BioNTech mostró una disminución en la eficacia de la inyección para prevenir infecciones y enfermedades sintomáticas. Pese a ello, las autoridades sanitarias de este país, aseguraron que sigue siendo muy eficaz para prevenir enfermedades graves.

Sin embargo, la baja en la eficiencia coincidió con la propagación de la variante Delta detectada por primera vez en India en octubre del año pasado y el fin de las restricciones de distanciamiento social y uso de mascarillas en este país.

Un funcionario de salud prepara una dosis de la vacuna Pfizer durante una campaña de inoculación en Israel. Foto: AFP

Según el Ministerio de Salud israelí, la efectividad de la vacuna para prevenir infecciones y enfermedades sintomáticas cayó al 64% desde el 6 de junio, pero mantiene una protección del 93% en la prevención de hospitalizaciones y enfermedades graves por el coronavirus.

Resultados como estos, también se han obtenido con otras vacunas. En Chile, investigadores de la Universidad de Chile, revisaron el nivel de anticuerpos neutralizantes que generan las personas inoculadas con las dos dosis de la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinovac Biotech contra Covid-19 (la más utilizada en el país).

3. Prueban con éxito vacuna que se inhala

En un nuevo estudio publicado en la revista Science Advances que evaluó el potencial de una vacuna Covid-19 intranasal de dosis única, un equipo de la Universidad de Iowa y la Universidad de Georgia descubrió que la vacuna protege completamente a los ratones contra la infección letal por Covid-19. La vacuna también bloquea la transmisión del virus de animal a animal. Los hallazgos aparecen en la edición del 2 de julio de la

“Las vacunas disponibles actualmente contra Covid-19 son muy exitosas, pero la mayoría de la población mundial aún no está vacunada y existe una necesidad crítica de más vacunas que sean fáciles de usar y efectivas para detener la enfermedad y la transmisión”, dijo Paul McCray. MD, profesor de pediatría-medicina pulmonar y microbiología e inmunología en la Facultad de Medicina UI Carver, y coautor del estudio en un comunicado. “Si esta nueva vacuna Covid-19 resulta eficaz en las personas, puede ayudar a bloquear la transmisión del Sars-CoV-2 y ayudar a controlar la pandemia de Covid-19”.

A diferencia de las vacunas tradicionales que requieren una inyección, esta vacuna se administra a través de un aerosol nasal similar a los que se usan comúnmente para vacunar contra la influenza. La vacuna utilizada en el estudio solo requiere una dosis única y se puede almacenar a la temperatura normal del refrigerador hasta al menos tres meses. Debido a que se administra por vía intranasal, la vacuna también puede ser más fácil de administrar, especialmente para quienes tienen miedo a las agujas.

“Hemos estado desarrollando esta plataforma de vacunas durante más de 20 años y comenzamos a trabajar en nuevas formulaciones de vacunas para combatir el Covid-19 durante los primeros días de la pandemia”, dijo Biao He, PhD, profesor del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Georgia y coautor del estudio. “Nuestros datos preclínicos muestran que esta vacuna no solo protege contra la infección, sino que también reduce significativamente las posibilidades de transmisión”.

La vacuna experimental utiliza un virus de parainfluenza 5 (PIV5) inofensivo para administrar la proteína de pico Sars-CoV-2 en las células donde provoca una respuesta inmune que protege contra la infección por Covid-19. El PIV5 está relacionado con los virus del resfriado común e infecta fácilmente a diferentes mamíferos, incluidos los humanos, sin causar una enfermedad significativa. El equipo de investigación ha demostrado previamente que esta plataforma de vacunas puede proteger completamente a los animales de experimentación de otra peligrosa enfermedad por coronavirus llamada Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (Mers).

La vacuna fue probada en modelos animales, entre ellos, hurones, como el de la imagen.

La vacuna inhalada PIV5 desarrollada por el equipo se dirige a las células de la mucosa que recubren los conductos nasales y las vías respiratorias. Estas células son el principal punto de entrada para la mayoría de las infecciones por Sars-CoV-2 y el sitio de replicación temprana del virus. El virus producido en estas células puede invadir más profundamente los pulmones y otros órganos del cuerpo, lo que puede provocar una enfermedad más grave. Además, el virus producido en estas células se puede eliminar fácilmente mediante la exhalación, lo que permite la transmisión de una persona infectada a otras.

El estudio mostró que la vacuna producía una respuesta inmune localizada, que involucraba anticuerpos e inmunidad celular, que protegía completamente a los ratones de dosis fatales de SARS-CoV-2. La vacuna también previno infecciones y enfermedades en hurones y, lo que es más importante, pareció bloquear la transmisión de Covid-19 de hurones infectados a sus compañeros de jaula desprotegidos y no infectados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.