Moderna y la confirmación de su llegada a Chile: todo lo que sabemos de una de las vacunas más eficaces del mundo

Foto: Reuters

Al igual que Pfizer, se trata de una vacuna que utiliza ARNm, considerada la tecnología más avanzada para el desarrollo de inmunidad.




El 30 de abril de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó a la vacuna de la farmacéutica Moderna en la lista de vacunas que cuentan con autorización para uso en emergencias y en este caso específico, como protección frente al virus Sars-CoV-2, el coronavirus causante de Covid-19.

Ser parte de esta lista, implica que fue evaluada en su calidad, seguridad y eficacia, pasando todas esas pruebas. Además, es parte de las inyecciones que pertenece a COVAX, mecanismo mediante el cual podría llegar a nuestro país, luego de que sea aprobada por el Instituto de Salud Pública (ISP).

El pasado 29 de diciembre, el ministro de Salud, Enrique París, adelantó su probable llegada para el primer trimestre del próximo año para sumarse a las vacunas utilizadas en el país como refuerzo o cuarta dosis.

Un trabajador de la salud prepara una jeringa con la vacuna Moderna en un centro de salud de Manhattan en la ciudad de Nueva York. FOTO: REUTERS.

Y este lunes, durante el inicio de la vacunación de refuerzo con la cuarta dosis para el personal de salud, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, confirmó la llegada de la vacuna, después que se llegó a “un acuerdo con Moderna para la adquisición de dos millones de dosis adicionales, que nos van a permitir asegurar el proceso de vacunación”, para la población general.

La noticia la dio a conocer durante una visita al Centro de Vacunación El Rodeo en Lo Barnechea, donde se inició el proceso de vacunación con cuarta dosis contra el Covid-19 para funcionarios de la Salud.

“Hoy estamos en pleno proceso de la cuarta dosis. Afortunadamente Chile en materia de vacunación ha sido pionero, ha ido siempre adelante. Ya tenemos más de 16 millones de personas vacunadas con su dosis completa y más de 12 millones de personas que ya recibieron su dosis de refuerzo”, destacó. Es decir, indicó, esto representa más del 90% y más del 70% de la población chilena.

“La vacuna protege, pero con el tiempo la protección empieza a debilitarse, y cuando surgen nuevas variantes como Ómicron, es prudente dar un refuerzo adicional para mejorar la protección de la salud y la vida de nuestros compatriotas, esto estamos haciendo hoy día con la cuarta dosis”, añadió.

Es así, destacó, para continuar con este proceso, el país llegó a un acuerdo para la compra de más vacunas con un nuevo laboratorio.

“Tenemos hoy una buena noticia: hemos hecho adquisiciones adiciones y anuncio hoy que llegamos a un acuerdo con Moderna, otra vacuna de origen americano, para la adquisición de 2 millones de dosis adicionales que nos va  a permitir asegurar el proceso de vacunación”, destacó.

Una nueva tecnología

¿Cómo funciona? Respecto de su tecnología, esta es una vacuna basada en ARN mensajero (ARNm) en su formulación, al igual que la vacuna de Pfizer. En términos sencillos, se trata de una vacuna que lleva información genética del coronavirus (mensaje), información que emula la señal que utiliza el virus para producir la proteína S o Spike y la infección. La vacuna, produce una proteína similar, pero que en lugar de contagiar, estimula al sistema inmune para producir anticuerpos contra el Sars-CoV-2. No trabaja con el virus completo, sino solo con una parte de la información genética de él, por lo que tampoco puede causar la enfermedad, ni siquiera en forma atenuada.

La infectóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Jeannette Dabanch, indica que la vacuna moderna comparte la misma plataforma que vacuna Pfizer, es decir son basadas en RNA mensajero y por lo tanto tienen un mecanismo de estimular al sistema de defensa similar. “Ha sido utilizada en esquemas primarios y como booster en varios países como Estados Unidos, Singapur, Reino Unido, Francia y otros países europeos. Los estudios de eficacia, es decir protección individual para enfermedad, hospitalización y muerte son similares a los de Pfizer”.

El doctor Carlos Pérez, infectólogo Clínica Universidad de los Andes y decano Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián señala que “corresponde a las llamadas vacunas genéticas, similar a la de la compañía Pfizer-BioNTech y está basada en ARNm que contiene información que codifica la vacuna S (Spike) del Sars-CoV-2″, es decir, produce una respuesta inmune contra ese virus.

Respecto de la eficacia, el infectólogo destaca que para prevenir el contagio y la enfermedad tiene una eficacia de 93% y de 98%, para la enfermedad grave. “Eso con el virus original. También ha demostrado tener protección frente a la variante Delta y hay estudios en marcha para determinar el nivel de protección contra la variante Ómicron, pero probablemente algún grado de protección va a conferir”, dice Pérez.

Estas son las dos únicas vacunas de ARNm contra Covid-19. FOTO: Ilustración REUTERS

Para Vivian Luchsinger, viróloga, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Universidad de Chile, Moderna, al igual Pfizer posee una alta efectividad, cuestión que es su principal ventaja. “Lo que se ha visto es que en estos esquemas mezclado, de personas que recibieron Sinovac en esquema completo y que son revacunadas con dosis de refuerzo Pfizer, tienen una muy buena respuesta inmune, así es que la misma aplicación tendría la vacuna de Moderna”.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Dirección de Postgrados de la Facultad de Medicina de la U. de Santiago, cree que cualquier incorporación de vacunas contra Covid para nuestro país es positiva, sobre todo cuando han sido muy bien evaluadas en otros países. “La de Moderna es una de las primeras con tecnología RNA mensajero que se desarrollaron en el mundo y junto con Pfizer, hasta ahora, son las únicas. Ha sido utilizada ampliamente en Estados Unidos, con muy buenos resultados y de pocos estudios comparativos que se han hecho entre ambas, la vacuna de Moderna ha mostrado una efectividad un poco superior”.

Las vacunas de ARNm, como Moderna también están siendo exploradas como tratamiento contra el cáncer, la gripe, insuficiencia cardíaca, fibrosis quística, un patógeno común llamado citomegalovirus y quizás el mayor desafío de todos: el VIH.

Presentación en ISP

Hasta ahora, no se han presentado antecedentes para obtener autorización en Chile. Como no hay representación de esta farmacéutica en el país, la solicitud debe hacerla Cenabast.

Sin embargo, al estar en la lista de vacunas aprobadas por la OMS y ser parte de las vacunas del convenio Covax, su aprobación en Chile no debiera representar dificultades.

Instituto de Salud Pública (ISP)
Instituto de Salud Pública de Chile.

A gran escala, dice Silva, ha demostrado ser segura y eficaz, pasando todas las etapas de certificación internacional. “Se ha visto, en los pocos estudios disponibles, que los refuerzos con este tipo de vacunas dan mejores resultados que con otras plataformas”, dice el infectólogo. Respecto de una cuarta dosis, agrega que todavía falta evidencia para avalar su necesidad.

Moderna tiene sus oficinas centrales en Cambridge, Massachusetts (EE.UU.). La empresa fue fundada en el año 2010 por Derrick Rossi, un biólogo canadiense especialista en células madre y profesor el Departamento de Células Madre y Biología Regenerativa de la Facultad de Medicina de Harvard. Hoy, es presidida por Stephen Hoge.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.