¿Por qué nunca nadie ha visto un agujero negro?


Como bien lo dice su nombre, son negros, o sea, no emiten luz. Por lo tanto, si hay alguno por ahí dando vueltas perdido en el espacio, el cual es muy oscuro, será muy difícil verlo. Por otro lado, estos objetos no son muy grandes astronómicamente hablando. Tienen tamaños que van hasta unas decenas de veces el de nuestro Sol. Es por esto que, para poder identificarlos, necesitaríamos telescopios enormes, capaces de identificar una manzana en la Luna.

La única forma en la cual hemos podido inferir su existencia, es por medio del efecto que causan en los objetos que se encuentren a su alrededor. De esta manera, y después de años de estudios, hemos descubierto que, las estrellas ubicadas muy cerca del centro de nuestra galaxia, se mueven en torno a un objeto que no emite nada de luz. Usando el período orbital de dichas estrellas, es decir, el tiempo que demoran en dar una vuelta a dicho objeto, hemos calculado que su masa es de más de 4 millones de veces la masa del Sol. El único objeto celeste que puede tener tan enorme cantidad de masa y no emitir luz, es un agujero negro.

El próximo miércoles, el proyecto Telescopio de Horizonte de Evento, un esfuerzo a nivel mundial para poder observar directamente y por primera vez un agujero negro, del cual los telescopios ubicados en Chile forman parte, nos revelará sus primeros resultados.

* Luis Chavarría, director del Programa de Astronomía de Conicyt



Seguir leyendo