Proyecto Big Barrio: convertirán barrio Recreo de Viña del Mar en una Smart City

Barrio Recreo en Viña del Mar.

La iniciativa “Big Barrio” se enfocará en traducir los anhelos y necesidades de sus habitantes a requerimientos asociados al comercio, seguridad, educación y cultura, entre otros.




El Laboratorio U de la Escuela de Diseño de la Universidad Andrés Bello, liderado por los académicos René Perea y Hugo Rojas, se encuentra trabajando en un proyecto que promete revolucionar la Quinta Región.

Se trata una Smart City, trabajo en conjunto con la municipalidad de Viña del Mar, denominado “BIG Barrio”, en el barrio Recreo.

Éste desarrollará un modelo de Gestión de Barrio Inteligente, a través del diseño de una red de intereses relativos, habilitantes de servicios y prestaciones comunitarias de proximidad, disponibilizados a través de TI, emplazados en la escala barrial (ver gráfica a continuación).

Perea explica que “la ciudad siempre se ha mirado desde arriba y, desde la altura, la escala humana queda distante. Entonces, si uno acerca un poco la imagen, en un momento veremos a las personas que tienen comportamientos muy particulares, se comunican y opinan. Es ahí donde vamos a llegar a trabajar, con las agrupaciones de barrio, juntas de vecinos, de comerciantes, de tercera edad, entre otros”.

Rojas precisa que esto, más que Smart City es Smart Citizens, es decir, ciudadanos inteligentes. Se trabajará a escala barrial, y definirán un polígono de interés a intervenir en una primera fase.

En relación a lo anterior, “nosotros venimos trabajando desde fines de 2016, y en 2017 hicimos un convenio de cooperación pública académica con la ciudad de Viña del Mar, por eso estamos en este proyecto en Barrio Recreo”, señala Rojas.

Plan de trabajo del proyecto.

El proyecto prosigue con una consulta a las personas indagando en cuáles son sus deseos, anhelos y necesidades para que, a partir de ese capital territorial levantado, traducirlo a requerimientos que puedan ser accionables como servicios.

Esto les permitirá, por ejemplo, desarrollar cohesión social y generar prestaciones asociadas a la seguridad, al comercio local (como delivery), a la educación, al ocio, al patrimonio y al turismo.

Proyecto social, económico y ambiental

Estamos enfocado en el Barrio Recreo, “trabajando con juntas de vecinas, directivas de colegio, grupos de pymes, clubes deportivos. En esta primera etapa lo que estamos haciendo, es una vinculación con ellos para saber cuál es el barrio que sueñan”, explica Rojas.

Este proyecto tiene muchos impactos que son de carácter social, económico y ambiental. Por lo que, en el inicio, “activaremos una estrategia de inmersión y, junto a la comunidad organizada, levantaremos un mapa para orientar las prioridades de los diseños a desarrollar que serán articulados y disponibilizados desde una plataforma físico-digital”, añade Rojas.

El propio Rojas señala que básicamente la plataforma de barrio va a permitir articular servicios y prestaciones, “servicios de proximidad, en un entorno de dos kilómetros a la redonda y que se vinculan a distintos ámbitos ligados a la sustentabilidad, seguridad y comercio”.

Asimismo, Perea recalca que la diferencia radical en esta iniciativa es que por primera vez serán diseñadores quienes trabajarán como articuladores de esta área de desarrollo estratégico para el territorio, generalmente abordada desde la Ingeniería o la Arquitectura.

“Esto ocurría porque se miraba siempre desde la geografía, con una distancia, y nuestro trabajo es justamente romper ese velo y atravesar hacia la capa permeable que les permita a las personas decirnos cómo se imaginan su ciudad”, dice Perea.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.