“Publicidad engañosa”: El duro intercambio entre senadores y el gobierno en la comisión de Medio Ambiente por el Acuerdo de Escazú

Esta tarde los ministros de RR.EE, Andrés Allamand y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, participaron en esa comisión para explicar los argumentos del gobierno para no haber firmado el pacto medioambiental de América Latina y el Caribe. En la ocasión, sin embargo, se produjeron distintos intercambios entre parlamentarios y también entre legisladores y secretarios de Estado.




A las 14.00 horas debía terminar la comisión de Medio Ambiente del Senado a la que fueron citados el canciller Andrés Allamand y la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt. Sin embargo -y pese a que comenzó solo con 10 minutos de retraso- la sesión se extendió por otros 40 minutos y terminó con el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores abandonando la instancia antes de que finalizara, tras esgrimir compromisos impostergables y previos.

¿El tema de discusión? El Acuerdo de Escazú. Aunque el gobierno, con los mismos dos secretarios de Estado, había explicado la semana pasada en la comisión de RR.EE. de la Cámara su decisión de no firmar el tratado medioambiental por no ser “conveniente para Chile”, hoy era el turno del Senado de escuchar los argumentos del Ejecutivo.

La instancia comenzó con la intervención de los ministros y posteriormente continuaron Paulina Astroza, profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Concepción y doctora en Ciencias Políticas y Sociales, y Valentina Durán, directora del Centro de Derecho Ambiental de la Universidad de Chile. En la ocasión, ambas académicas refutaron los puntos entregados por el gobierno para solventar su posición y expusieron acerca de la conveniencia, a su parecer, de adherir al pacto que busca garantizar el acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales.

Pasada las 14.00 fue el turno de intervenir del senador PPD Guido Girardi: “Esta reunión me parece que es muy grave lo que hemos escuchado. Aquí ha habido falta a la verdad, engaño, tergiversación y hay un problema de probidad de los entrecomillas expertos porque han señalado cosas que no son. Además, creo que este gobierno está, yo diría activamente, interesado en violar derechos humanos”, comenzó indicando el parlamentario, que agregó seguidamente que “considero lamentable que se trate a esta comisión como si fuéramos ignorantes, porque yo creo que hay que tener un rigor intelectual”.

“No se puede decir que se comparte todos los aspectos que están contenidos en el tratado y después de manera absolutamente frívola, sin fundamento, decir que no se va a firmar porque hay un problema de forma. No tenemos por qué aceptar ser insultados intelectualmente. Aquí hay un conjunto de argumentos que si fueran como lo ha planteado la Cancillería, Chile no podría haber adscrito ningún tratado (...) Yo pienso que la Cancillería está lejos del nivel que se requiere para enfrentar materias como ésta y yo valoro mucho lo señalado por Paulina Astroza porque creo que es una demolición, literalmente, de los argumentos falsos, falaces que ha tenido la Cancillería”, dijo.

Finalmente, Girardi añadió que “este gobierno va a pasar a la historia como el peor gobierno ambiental de estas décadas. Nunca había habido un gobierno que tuviera el nivel de liviandad y de aprovechamiento político en temas ambientales. Por último yo creo que hay que tener un poco de pudor, si uno no tiene ningún compromiso con el medio ambiente, lo que sí no corresponde es que al mundo entero se publicite que este gobierno tiene un liderazgo ambiental y que tiene un compromiso con el medio ambiente que es totalmente falso, es publicidad engañosa”.

Cuando el senador llevaba poco más de cinco minutos de intervención, fue interrumpido por uno de sus pares por la extensión de su exposición, mientras que el parlamentario José Miguel Durana (UDI) acusaba que “son inaceptables las declaraciones”. En ese momento comenzó en la instancia un amplio intercambio de acusaciones y discusiones.

El ministro Allamand solicitó la palabra. “Me parece verdaderamente impresentable que bajo su conducción se abra un espacio para los insultos y las diatribas. Las expresiones del señor Girardi, que habla de engaño, faltas a la verdad, argumentos falsos, toda esa diatriba ya la conocemos, es cuando las personas no tienen ningún argumento. (...) ¿Cómo vamos a continuar la sesión si esto se va a transformar en un intercambio de insultos? Nosotros no estamos dispuestos a eso, nosotros no hemos insultado a nadie y no tenemos por qué aceptar ser insultados”, manifestó al presidente de la instancia, el socialista Alfonso de Urresti.

“Les pediría a los colegas que se tomen un Armonyl”

El senador PS respondió asegurando que velarían “por el respeto de todos y cada uno de los invitados y senadores. Yo les pediría a los colegas que (se tomen) un ‘armonyl’, estén calmados, no interrumpan, la palabra se le va a otorgar a todos”.

El legislador Rodrigo Galilea (RN) añadió, por su parte, que “la incontinencia verbal del senador Girardi superó todos los límites de lo que yo había visto en el Senado”, mientras que su par Isabel Allende (PS) aseguraba: “lamento el clima porque yo creo que este es un tema demasiado relevante que ha suscitado un interés y crítica internacional”.

A las 14.30, el canciller volvió a señalar que tenía otros compromisos que cumplir por lo cual no podía continuar participando de la instancia. “La sesión estaba citada hasta las 2”, dijo. Ante eso de Urresti contestó: “Ministro con mucho respeto y la franqueza que uno tiene, no me venga con cosas. Ustedes la semana pasada no vinieron a la sesión citada por el Senado y ahora están con problemas de tiempo. Un mínimo de respeto”.

La ministra Schmidt, en tanto, expresó que es “tenemos una agenda ambiental tremendamente potente” y que “aquí se pone en cuestionamiento la agenda ambiental del gobierno y me parece inaceptable” y que “no podemos por las diferencias técnicas del tratado poner en cuestionamiento la agenda ambiental” del Ejecutivo.

En este sentido, destacó -entre otras iniciativas que han sido impulsadas- que "cuando preguntan cuál es el plan para dar cumplimiento a lo que la OCDE ha señalado (...) hemos avanzado con fuerza y decisión en ese plan, que pasa por aprobar la creación de un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas”.

Asimismo, sostuvo que se planteó un plan de descontaminación para la zona de Concón, Quintero y Puchuncaví "después de estar expuesta a 50 años de contaminación, que es tremendamente ambicioso y está dando resultados concretos”. “En este país y en esta zona se ha iniciado la descarbonización, mientras que en gobiernos pasados se construían centrales, aquí se cierran”, remarcó la secretaria de Estado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.