Radiografía muestran cómo pulmones de persona no vacunada infectada con Covid se llenan con el virus mientras que lo de una vacunada están libre de la enfermedad

La radiografía muestra que los pulmones están llenos del virus, tienen cicatrices y falta de aire.

La radiografía del paciente se ve casi completamente blanca, lo que se conoce como opacidad pulmonar. Mientras que en pacientes con la vacuna, se observa una gran cantidad de espacio negro, lo que muestra que pudieron inhalar una cantidad de oxígeno en su mayoría saludable.




Una tradicional radiografía reveló el impacto que genera el Covid-19. A través del examen, utilizado para distintas enfermedades, un médico demostró la diferencia entre los pulmones de una persona vacunada que contrae el virus, y una que no se encontraba inoculada.

El examen y la posterior demostración fue realizada por Ghassan Kamel, director de la UCI Médica del Hospital Universitario SSM Health Saint Louis en Missouri (EE.UU.).

Kamel señaló a un medio internacional que la radiografía de los pulmones del paciente no vacunado se ve casi completamente blanca, lo que muestra que están llenos del virus, tienen cicatrices intensas y falta de aire que ingresa a los órganos. Esto se conoce como opacidad pulmonar, nebulosas de color blanco que contrastan con la oscuridad de los pulmones, lo que generalmente indica que éstos están llenos de líquidos, bacterias o células del sistema inmunológico.

La gráfica muestra la diferencia entre una persona vacunada y una no vacunada.

Este diagnóstico también significa que el paciente no puede ingerir tanto oxígeno como lo haría normalmente con un pulmón sano. Kamel señaló que la radiografía del paciente no vacunado muestra claramente que necesita atención médica. “Definitivamente, al menos requerirían oxígeno y, a veces, requerirían más que solo oxígeno. Pueden ser intubados con ventilación mecánica y sedados, con soporte vital”, añadió.

En cambio, los pulmones de los pacientes vacunados muestran una gran cantidad de aire fluyendo y en su mayoría libre del virus. Debido a lo anterior, es probable que no necesiten cuidados intensivos.

Muchas personas aún no se vacunan. “Si no le gusta la mascarilla, definitivamente no le gustará el ventilador”, advirtió el médico.

A la fecha, la vacuna es la mejor manera de combatir el virus. Imagen referencial.

Durante el desarrollo de la pandemia, ha quedado en evidencia que el virus produce complicaciones respiratorias como neumonía, que ocurre cuando los pulmones se llenan de líquido y se inflaman. A medida que los sacos de aire se llenan de líquido, no pueden absorber tanto oxígeno, lo que provoca síntomas como tos y dificultad para respirar.

También se ha demostrado que produce daño en las células epiteliales, que recubren las vías respiratorias desde la nariz hasta los pulmones.

Kamel señaló que últimamente está recibiendo pacientes muchos más jóvenes que durante el invierno 2020-2021 (verano en Chile), y en su mayoría sin la vacuna. “Estamos viendo pacientes muy enfermos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.