Por unanimidad: así se gestó la nominación chilena para ser sede de la COP25, la cita climática más importante del planeta

Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt (AFP)

Desde que Brasil renunció a ser sede hace dos semanas, la región buscaba un candidato para ejercer la presidencia de este evento mundial de cambio climático.


La próxima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, más conocida como COP, se realizará en Chile.

La última jornada de la COP24, que se realiza en Kotawice, Polonia, en que se debía decidir la sede de la futura COP25 no fue fácil. La reunión final se aplazó tres veces: la primera citación era para las 10 de la mañana, hora de Katowice (seis de la mañana en Santiago). Luego se postergó para las 15 horas, después para las 22 pero finalmente se realizó a las 19 horas.

Recién entonces se pudo votar por la próxima sede y Chile, salió elegido por unanimidad.

Giovanni Calderón Bassi, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático,  presente en Katowice, explica que desde que llegó a Polonia la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, se iniciaron las reuniones bilaterales y conversaciones para que nuestro país asumiera la presidencia. En ellas también tuvo un rol clave, el jefe del Departamento de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible, Julio Cordano.

La reunión del próximo año correspondía realizarla en Latinoamérica y sería Brasil el encargado de asumir la presidencia pero desde hace dos semanas, se sabía que el nuevo presidente Bolsonaro renunció a participar.

En esa situación, Costa Rica y Guatemala, quedaron como posibles candidatos, pero a poco andar de la cumbre, Guatemala desistió y surgió el nombre de Chile.

A partir de ahí, el nombre de Chile comenzó a tomar fuerza y a multiplicarse las reuniones bilaterales y encuentros de pasillo. Durante la tarde de hoy y antes de la reunión plenaria, fue el propio ministro del Medio Ambiente y Energía de este país Carlos Manuel Rodríguez quien confirmó que apoyaría a Chile en la presidencia.

“Es para nosotros un tremendo orgullo recibir en nuestro país esta cumbre mundial y una tremenda responsabilidad cuando se van a celebrar 25 años desde que el mundo tomó conciencia de que se debe abordar de manera conjunta los problemas del medioambiente y así darle sustentabilidad a la humanidad. Asumimos con humildad la responsabilidad que significa llevar adelante con éxito las negociaciones que deben acelerar su paso para enfrentar los escenarios que estamos enfrentando”, dijo Calderón.

Ricardo Bosshard, director de WWF Chile, valoró las gestiones realizadas por la delegación chilena y agregó que esta “es una gran noticia para el país, ya que a pesar de no ser uno de los grandes emisores de gases de efecto invernadero sí somos altamente vulnerables a las modificaciones del clima y, al mismo tiempo, tenemos potentes oportunidades para contribuir en la lucha contra el cambio climático”, señaló.

La diputada Catalina Pérez (RD) estuvo la semana pasada participando de las reuniones de la COP24. En esa oportunidad, recuerda, sonaba el nombre de Chile como sede del próximo encuentro pero no había certeza del compromiso chileno respecto de la organización. Según ella, la decisión de ser sede se debe haber gestado en los últimos días por parte del equipo de trabajo que ahora está en Polonia. A juicio de la parlamentaria, el compromiso que adquirió ahora el gobierno se tiene que ver también reflejado en un compromiso medioamental serio con la situación al interior del país en esta materia. En este sentido, Pérez dijo que está pendiente la descarbonización de la economía y el cierre de las termoeléctricas al año 2030.



Seguir leyendo