Opinión: Mi cuerpo tiene más de 4.600 millones de años

Crédito: Marcelo Segura



Para ver más del especial, entra acá

En 1929, cuando el mundo se sumía en una de las más grandes crisis económicas y en nuestro país vivíamos bajo la dictadura del general Carlos Ibáñez del Campo, en los alrededores de Los Ángeles, en California, el astrónomo Edwin Hubble anunciaba uno de los más grandes descubrimientos de la cosmología del siglo XX: el Universo observable se expande. Todas las distancias medibles en el Universo están en continuo aumento. La tasa a la que procede la expansión nos permite saber el tiempo que le ha tomado al Universo llegar al tamaño actual. Utilizando los mejores valores medidos para la velocidad de expansión y modelando el Universo con la mejor cosmología, se llega a una edad de 13.800 millones de años.

El Universo surge de un "Big Bang" (una gran explosión inicial) con una composición química muy simple: un 75% de hidrógeno y un 25% de helio. Después de 250 millones de años, el Universo gaseoso empieza a producir estrellas. Las estrellas en su zona central transmutan hidrógeno en helio, con lo cual se generan enormes cantidades de energía que les permiten a las estrellas funcionar por millones de años. Las reacciones nucleares son posibles pues el interior profundo de una estrella tiene una temperatura típica de 10 millones de grados y una densidad mayor que cien veces la densidad del agua. Al agotarse el hidrógeno de la zona central de la estrella, esta contrae su núcleo aumentando su temperatura hasta alcanzar los 100 millones de grados, aumentando también la densidad a más de mil veces la del agua. La estrella en sus capas exteriores se hincha y se transforma en una gigante roja. En el centro de la gigante roja, tres núcleos de helio chocan en forma casi simultánea y forman un átomo de carbono-12, primer átomo complejo en la historia del Universo. El carbono-12 formado en ese océano de helio, puede reaccionar con un núcleo de helio para formar un átomo de oxígeno-16. Así se inicia una cadena de reacciones nucleares en el interior de las estrellas que irá lentamente enriqueciendo químicamente al Universo, pues las estrellas devuelven parte de su envoltura al medio interestelar, a las nubes gaseosas que aún no han formado estrellas. Las estrellas entregan elementos químicos a través de las nebulosas planetarias y en algunos casos, a través de las supernovas.

Por 9 mil millones de años, las estrellas que "nacieron", "vivieron" y "murieron" fueron agregando elementos químicos a la nebulosa solar primitiva, que hace tan solo 4.600 millones de años dio origen al Sol y sus planetas. Por esa razón los elementos químicos de la Tierra tienen una edad tan antigua como 13.800 millones de años para el hidrógeno (componente básico del agua, H2O) y tan jóvenes como 8 mil, 7 mil, o 5 mil millones de años para el oxígeno, carbono, nitrógeno, calcio, etc., que componen la Tierra y el cuerpo de los animales y los seres humanos de nuestro planeta. Todos los elementos químicos de nuestro cuerpo son más viejos que 4.600 millones de años, pues todos fueron formados antes que se formara el Sol y la Tierra. Volaron en una supernova o viajaron gentilmente en una nebulosa planetaria, pero todos, absolutamente todos, tienen más de 4.600 millones de años. Componente a componente, átomo a átomo, somos mucho más viejos que lo que dice nuestro carnet de identidad.

Si comparamos la edad del Universo con un año cósmico, el Big Bang habría ocurrido el 1 de enero a las 0 horas. El 10 de enero se habrían empezado a formar las primeras estrellas. Hasta fin de agosto las estrellas que nacieron y murieron formaron los elementos químicos de la Tierra. El primero de septiembre se habría formado el Sol y sus planetas. El 28 de septiembre habría aparecido la vida en la Tierra. La evolución procedió muy lentamente y recién el 28 de diciembre habrían aparecido los dinosaurios. Estos se extinguieron el 30 de diciembre a las 5 pm. Los primeros homínidos habrían aparecido el 31 de diciembre a las 22 horas. Los primeros hombres aparecen a las 23 horas con 56 minutos del día 31 de diciembre. Nuestra existencia en la Tierra ha sido muy breve.

*70 años. Astrónomo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile e investigador del Centro de Excelencia en Astrofísica CATA.

Para ver más del especial, entra acá

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.