Contenido presentado por

Valentina Suárez: “Los cambios llegaron y están aquí para quedarse”

La co-fundadora y directora de la consultora Women in Management, fue una de las becadas por ProVida para participar en Promociona Chile. A través de experiencias personales, quiso aportar en la lucha por la equidad de género para aumentar la cantidad de mujeres en puestos de toma de decisiones.


Valentina Suárez, ingeniera civil industrial con formación en la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), con un MBA en la Universidad de Chile y con estudios en la Universidad de Columbia Británica, de Vancouver, Canadá, es una de las beneficiadas con las becas entregadas por ProVida para participar en Promociona Chile, iniciativa cuyo objetivo es fortalecer las capacidades profesionales y las habilidades de liderazgo de las mujeres.

Desde 2012 hasta la actualidad, Suárez trabaja en Pragmaxión –consultora que crea estrategias para diversos clientes, a través de medidas concretas– y, a partir de 2016, ocupa el cargo de Gerenta de Proyectos en dicha compañía.

Sumado a esto, en 2015, co-funda Women in Management junto a Priscilla Zamora, organización de la que es su directora, y que busca apoyar a empresas y corporaciones para aumentar su productividad e innovación, y así promover la equidad de género y la llegada de mayor cantidad de mujeres a posiciones de toma de decisiones.

“Nosotros vamos a las organizaciones, preguntamos cuál es el desafío que quieren tratar en el corto, mediano y largo plazo, y les entregamos soluciones concretas para los problemas percibidos”, cuenta Suárez. “Por ejemplo, si nos damos cuenta de que las últimas 20 contrataciones han sido hombres, es porque hay una anomalía. En ese caso, proponemos los currículum ciegos: sin nombre ni foto, cosas prácticas”.

Esta iniciativa nace luego de revisar ciertos episodios que ha vivido a lo largo de su profesión. “Nunca me sentí discriminada directamente, pero sí a fin de mes, cuando me cobraban la Isapre y no era la misma cifra que pagaban mis compañeros”, afirma.

En reiteradas ocasiones, Suárez se ha enfrentado a la situación de ser la única mujer en equipos de trabajos, integrados por hombres. “Cuando estaba en una mesa directiva con 12 gerentes hombres y la única mujer era yo, sentía que era la regalona. Me decían que lo era”, detalla.

Agrega que “después me di cuenta que estaba totalmente equivocada. No podía ser normal estar en una planta, querer ir al baño, que hubieran dos de hombres y que el de mujer estuviera 20 minutos más lejos”.

“Entendí que lo que yo consideraba como ser regalona, estaba mal, porque hubiera sido de mucho valor tener a más mujeres ahí, en esa mesa directiva”, enfatiza. “Las personas llegan a los trabajos con las mismas expectativas y la misma ambición. Si ves que hay meritocracia, te esperanzas, si no, tus expectativas bajan”.

En relación a la beca entregada por ProVida para participar en Promociona, considera que le permitirá tener mayores herramientas para potenciar sus habilidades de liderazgo. “ProVida hizo una apuesta, dijo ‘yo creo en las mujeres y en lo que aportan’ y decidió potenciar capital humano, a través de esta alianza”.

Para Suárez, el contexto nacional ha influido en la equidad de género y la preocupación de las empresas por aumentar la participación laboral femenina. “Esta conversación se está dando hoy entre los gerentes y CEO de las empresas. Se dieron cuenta de que está pasando algo culturalmente y que deben hacer algo al respecto. Los cambios llegaron y están aquí para quedarse”.

En ese sentido, cree que es tiempo de que se acaben los sesgos y estereotipos a la hora de elegir quiénes ocuparán altos cargos. “Cuando a un gerente le dicen que lo ascenderán y tiene cuatro hijos, nadie le dice qué hará con ellos. Cuando esa oferta se le hace a una mujer, esa pregunta nos parece hasta normal”, sostiene.

Seguir leyendo