La obra de Virginia Huneeus: de la geometría a la poética visual

virginia-huneeus-2

Foto: gentileza Solange Arroyo.

El sábado fueron los funerales de la escritora y artista plástica, pionera de la abstracción geométrica en Chile, quien murió a los 96 años de causas naturales.


Partió desafiando las formas y a la Academia. Virginia Huneeus se inscribió rápidamente en la escena chilena como una artista de vanguardia y en una de las primeras en crear obra pública con tintes geométricos: en 1965 realizó el mural de la fabrica Savory Nestlé, en Vicuña Mackenna, inspirada en el movimiento telúrico de la Cordillera de los Andes con piedras traídas de allá mismo.

"Virginia fue parte ocasional del Grupo Rectángulo y de Forma y Espacio, y fue de esas creadoras que irrumpieron con la utopía de fusionar el arte con el espacio público, reventó en formas y colores que aún no tenían palabras", dice Ramón Castillo, director de la Escuela de Arte de la U. Diego Portales e investigador de la escena geométrica en Chile.

Nacida en 1923, la artista ganó la beca Fullbright en 1968 y se fue al MIT. Sus intereses, por cierto, iban más allá. Se paseó por la performance, la pintura, las instalaciones, el arte textil y también por la escritura: escribió varios libros de poesía como El secreto del chamán y Amores carnívoros.

"Partí de las imágenes mismas, transformándolas en palabras, para mí fue algo natural ir de la escritura a la pintura y viceversa", decía en una entrevista en 2018.

Sobrina de Marcela Paz (Ester Huneeus) y hermana del escritor Pablo Huneeus, la escritora y artista falleció el viernes, a los 96 años, de causas naturales y sus funerales se realizaron al día siguiente en el Parque del Recuerdo.

Tras el golpe de Estado, Huneeus se exilió en Florencia donde estudió Psicología del Arte, lo que hizo que su obra cobrara otra dimensión y aparecieran en ella los "cucos" o temores que germinan del interior del ser humano. "Siempre me interesó cómo Virginia pasó de un mundo tildado de apolítico como la abstracción geométrica a comprometerse con la realidad chilena y a imbuirse en lo que significa la estructura psíquica, que al final son los grandes compromisos con lo humano y con la sobrevivencia cultural", dice Gonzalo Leiva, doctor en Estética de la UC y autor de Horizontes y abismos, antología de la obra de Huneeus.

"Fuimos colegas toda la vida", dice Francisco Brugnoli, director del MAC, donde en 2013 exhibió pinturas inspiradas en el caso de la detenida desaparecida Marta Ugarte. "Se obsesionó con Dante y su lectura del Infierno que rápidamente transformó en una metáfora de lo que estaba pasando en Chile en dictadura", dice el artista.

Comenta