Guionista de Lost revela que ABC lo obligó a extender la serie: el plan original era finalizarla en la tercera temporada

Damon Lindelof -quien también trabajó para Star Trek: into the darkness y Watchmen de HBO- reveló en entrevista con Collider que la ficción que se sitúa en una isla fue configurada inicialmente solo para tres temporadas, pero los ejecutivos de ABC insistieron en extender la historia.


Seis temporadas. 121 episodios. Esa fue la extensión de una serie que convocó a millones de espectadores alrededor del mundo y, sin embargo, logró un efecto similar a Game of Thrones: alta popularidad y un final más bien divisorio tanto en la crítica como en sus seguidores.

Lost, estrenada en 2004 y finalizada en 2010, tiene por premisa un accidente aéreo y el aterrizaje forzoso en una isla desierta en la que los sobrevivientes deben lograr mantenerse con vida y pedir ayuda para regresar a sus hogares.

Sin embargo, aquel lugar -en apariencia- deshabitado, oculta más de un secreto: desde nubes de humo negro, pasando por osos polares, a búnkers ocultos pertenecientes a una organización denominada Dharma; salir no va ser fácil.

Si bien fue una suerte de revolución de la televisión por cable -previo a la explosión de los servicios de streaming- a medida que la historia avanzaba, los realizadores encontraron desilusión en su audiencia. Lo que para Damon Lindelof, creador y guionista de la ficción, tiene sentido considerando que se vio obligado a extender el relato.

De acuerdo a una entrevista de Collider a Damon Lindelof, Lost tenía una fecha de vencimiento definida: tres temporadas y ya.

“No intento ser diplomático, estoy intentando darte la respuesta más precisa posible según recuerdo cómo ocurrió todo, y es que las conversaciones respecto a querer que el show termine se dieron tan pronto como el piloto”, dijo el guionista de Watchmen (HBO) y Phineas y Ferb (Disney).

“Una de las notas que recibimos de vuelta de ABC fue ‘¿Cuando vas a resolver estos misterios? Y una vez que los resuelvas, ¿Por qué la gente va seguir viendo la serie?‘ El nivel 1 de eso era ‘Vamos a introducir nuevos misterios a medida que avanzamos. Así que ojalá que todo aquel misterio que respondamos, seamos capaz de crear otro. Si concretamos bien ese balance, la serie no se va estancar'. Creo que todos podemos estar de acuerdo en que no logramos bien ese balance”, dijo Lindelof.

Lost era como ‘¿Qué hay en la escotilla? ¿Qué pasó con el monstruo? ¿Quién es el Sawyer original? ¿Cómo es que Locke quedó en silla de ruedas? ¿Cuál es la naturaleza dela isla? ¿Por qué pareciera que se mueve? ¿Quienes son los otros?' Estaban todos estos misterios intrigantes así que decíamos ‘Queremos estos temas resueltos para el final de la temporada 1, estos otros temas resueltos para el final de la temporada 2, y luego la serie termina básicamente en tres años'. Ese fue el pitch inicial”, reveló el guionista y productor.

Pero, según él mismo dijo a Collider, en ABC no escucharon su plan. “Me dijeron ‘¿Sabes lo difícil que es hacer una serie que las personas quieran ver? ¿Y que a la gente les guste? ¿Por qué la quieres terminar? No terminas shows que la gente está viendo‘”, dijo el hombre tras Watchmen.

Carlton Cuse -también guionista de la serie- y Lidelof aunaron fuerzas para presionar la llegada del final de la historia. “Llegamos al final de la segunda temporada e intentamos tener nuevamente la conversación [con los ejecutivos de ABC]. En ese punto, fue solo una formalidad, porque tanto Carlton como yo teníamos contratos que terminaban tras el segundo ciclo. Así que estábamos negociando el futuro del show”.

Según relató Lindelof, en la mesa negociadora pensaron que la discusión era monetaria, como si quisieran un aumento de sueldo, cuando en realidad buscaban que les aprobaran terminar la serie.

“Acordamos extender el acuerdo por 1 año, entendiendo que nos iríamos al terminar la tercera temporada y que alguien más tomaría el relevo. Al mismo tiempo Alias había terminado, lo que provocó que Lost absorbiera algunos de sus guionistas, incluyendo Drew Goddard -quien ya había escrita algunos episodios de Lost en la segunda temporada- y Jeff Pinkner, quien pensamos que heredaría Lost para la tercera temporada”. No fue así.

“Cada vez que ABC nos cuestionaba por qué queríamos terminar la serie, le decíamos que los flashbacks eran finitos. Puedes hacer tres flashbacks de Jack ebrio y siendo autodestructivo, o de Charlie sufriendo una recaída, o Kate huyendo. El primero se siente como una historia de origen, descubres más del personaje, pero la segunda se siente como revolver agua. Podemos introducir nuevos personajes con nuevas historias, pero los fans están interesados en los personajes viejos. Estamos viendo ochos movimientos de ajedrez en el futuro, y no luce bien'”, recordó el guionista “Pero ellos simplemente no estuvieron de acuerdo con nosotros”.

“El comienzo de la tercera temporada ocurrió. Esos seis episodios salieron al aire porque ABC decidió que dividirían la temporada en dos partes... después de la emisión de esos seis episodios, finalmente entendieron, pero nosotros dejamos de reclamar, siempre dimos nuestro máximo”, detalló Lindelof.

“Pero se hizo claro que estábamos trabajando tan duro por mantener a los personajes en la isla, que comenzaba a ser frustrante. Los flashbacks ya no era buenos. Más allá de la adición de Michael Emerson como regular y Henry Ian Cusick, Adelwale, Michelle Rodriguez y Cynthia Watros, la sección de la cola; parte de eso estaba funcionando, pero otras no”.

Eventualmente, Lindelof y Cuse llegaron a acuerdo con ABC para terminar Lost. “Finalmente nos sentamos a la mesa y tuvimos una conversación real. Nos dijeron ‘Tenemos que aceptar que terminen el show’. Le dije a Steve McPherson -presidente de ABC-, ‘Gracias, esto es lo mejor para el show’, y respondió ‘Estamos pensando en 10 temporadas'.”

En ese momento, estaban en la mitad de la temporada 3. “¿Cómo piensas que vamos a llegar a 10 temporadas? Luego le dije ‘Más bien pensaba cuatro...' No porque estuviera negociando, sino porque habíamos logrado resolver de alguna forma que los del vuelo Oceanic 6 siguieran adelante. Sabíamos que algunos de los personajes iban a salir de la isla, iban a pasar un momento muy miserable cuando estaban fuera de esta, y luego iban a regresar para el final”.

“Sentimos que podríamos hacer eso comenzando en la segunda mitad de la temporada 3 y luego tener una temporada más, la temporada 4, que habría sido una temporada completa de televisión, veinte episodios extraños para cerrar todo. Y ellos dijeron: ‘¿Qué tal nueve?‘. Entonces, el acuerdo fue dejarlo en seis con menos episodios para darnos más tiempo entre temporadas para planificar las cosas. Y luego, por supuesto, la cuarta temporada fue interrumpida por la huelga de escritores, pero todo lo demás fue relativamente de acuerdo al diseño que hicimos. No quiere decir que todo lo que hicimos funcionó, pero teníamos un plan y lo ejecutamos “, concluyó Lindelof.

Comenta